El Primer Ayuno

 

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

 

Cándido Gómez y Yumiko San

Me vino a la memoria mi primer ayuno de siete días. Lo hice en la ciudad de Rosario, Argentina, allá por el año 1983. La Figura Central por entonces era el Misionero Cándido Gómez, de República Dominicana. Los primeros ayunos, de cuarenta horas, un día, tres días, solían cortarse con lo que uno encontraba a mano en la cocina a las 12 de la noche. Por lo general, se trataba de algún guiso pegado en una olla, pan duro con mate cocido o incluso algo peor. Si estaba cocinado dábamos gracias a Dios.

Pero un día Dios finalmente se apiadó de nosotros y envió a la esposa de Cándido, Yumiko San. El centro poco a poco fue tomando ese color y armonía que solo una madre puede darle. Y si esa madre es oriental, las diferencias se hacen aun más notables. Y así fue que, con la nueva integrante de la familia, hice mi primer ayuno de siete días. Recuerdo que volví del cuarto de oración para cortar mi ayuno con la idea de ir a rascar alguna olla o luchar a brazo partido con algún pan duro como roca, pero, para mi sorpresa, me encontré con un plato de sopa caliente armoniosamente ubicado en la mesa. Hasta flores había, y no para vender. Junto al plato había un origami, una paloma de papel que traía un mensaje de paz inolvidable. Recuerdo claramente que me quedé paralizado, era algo que no esperaba. Me conmovió el corazón de una manera que ningún sermón lo había hecho hasta entonces. Sentí el corazón de una madre que, en ese momento de alejamiento de los seres queridos, era como un río de agua dulce en el desierto.

Pienso que gracias a personas como Yumiko San y Cándido, entre otros, la vida dentro de la Iglesia merecía ser vivida. Yumiko San puso en práctica lo que los libros explicaban. Y son esos actos, precisamente, los que marcan nuestras vidas mucho más que las teorías más rebuscadas. Le agradezco a Dios cada día por lo que tengo ahora, por mi familia y mis afectos, pero también por los momentos vividos en el curso dentro de la Iglesia, tantos y tan variados, gracias a los Padres Verdaderos.

Yumiko San en su rol de abuela
Yumiko San en su rol de abuela
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s