No hay Palabras

Querido Padre Celestial

Tú nos creaste como Tus hijos.

Depositaste en nosotros toda la capacidad para reflejar Tu imagen, toda Tu inteligencia. Todo Tu amor. Todo el universo existe por y para nosotros, y nosotros debemos darte alegría y felicidad.

Aún lejos de Tu corazón, el hombre ha creado cosas maravillosas a lo largo de la historia, y ha alcanzado un alto nivel cultural.

Sin embargo, hoy no encuentro palabras.

Miles de poetas han recorrido el inmenso mar de las palabras, han buceado buscando las combinaciones perfectas para expresar sus sentimientos. Algunos de ellos consiguieron obras maestras de la literatura, en donde te daban a ti toda la gloria y el honor.

Sin embargo, hoy no encuentro palabras.

He buscado, he intentado encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que siento. Pero solo he encontrado un árido camino, escaso de significado. Ninguna de las palabras conocidas puede dar una idea completa de lo que se siente por los Padres Verdaderos.

Y me pregunto:

¿Existen acaso palabras que puedan manifestar lo que sentimos cuando vemos a nuestros Padres Verdaderos? ¿Existe algún vocablo que defina algo tan profundo? No. Toda la creación no alcanza.

Todas las palabras que el hombre ha utilizado desde el comienzo de la civilización no son suficientes para expresar lo que sentimos.

No, no hay palabras.

¿Qué palabra puede dar la exacta magnitud del arrepentimiento que sentimos cuando vemos el curso por el que tuvieron que pasar nuestros Padres  Verdaderos por nosotros?

No, no hay palabras.

¿Qué palabra puede definir el agradecimiento que sentimos por habernos rescatado cuando estábamos perdidos sin destino, arrastrándonos a tientas por la vida como huérfanos en la noche buscando a nuestros padres?

No, no hay palabras.

¿Con qué palabra reconoceremos el hecho de que nuestra vida en esta tierra y en la eternidad no alcanzará para devolver tanto amor incondicional, tanta entrega desinteresada, tanto sacrificio?

No, no hay palabras.

¿Qué palabra de cualquier idioma o dialecto existente podríamos utilizar para arrepentirnos cuando vemos lastimosamente que, aún más jóvenes que nuestro Padre, no podemos seguir sus pasos?

No, no hay palabras.

¿Con qué palabra podríamos expresar el dolor que sentimos al ver que nuestro Padre Verdadero duerme menos que nosotros, come menos que nosotros, descansa menos que nosotros, y aún así mantiene una relación inquebrantable contigo?

No, no hay palabras.

Todas las palabras parecen huecas, sin sentido. Ninguna de ellas puede expresar sentimientos tan profundos y tan arraigados en nuestros corazones.

¿Cómo escribir, entonces, un poema sin palabras?

¿Cómo manifestar sentimientos sin el uso de vocablos?

¿Acaso en otro idioma? ¿Usar otra lengua podría ayudar?

No, no hay palabras.

Sin embargo…

Ahora puedo ver lo grande que eres, Padre Celestial.

Ahora puedo ver el secreto. Una alternativa a este vacío que siento.

Las lágrimas que recorren nuestros rostros cuando vemos a nuestros Padres Verdaderos son la respuesta al vacío de palabras. En esas lágrimas están encapsuladas miles de palabras, miles de sentimientos demasiado complicados como para ser encerrados en frías palabras. Esas lágrimas encierran, también, ese lazo que crearon nuestros Padres con nosotros y que ha sido inquebrantable a lo largo de todos estos años.

Ahora sí, con lágrimas en los ojos podemos decir: gloria a Ti y a los Padres Verdaderos por siempre.

Ricardo Gómez

Anuncios

7 thoughts on “No hay Palabras

    1. Gracias Ricardo, por todo tu amor tu tiempo y dedicacion para entregarnos lo que tanto de nosotros sentimos y nos sentimos identificados con todo lo que decis. Segui siempre en este camino de la restauracion que Nuestros Padres Verdaderos nos han dado.
      Monica Ishioka
      San Diego,
      California

  1. Precioso mensaje que brota del corazón de un Hijo Original, muchas gracias por compartirnos su sentimiento , eternamente agradecida!!! familia salcedo rincon

  2. Gracias, porque sin palabras has podido expresar el amor hacia el Padre, que sea asi por mucho tiempo, que crezca y nos inunde de amor a muchos como a ti Ricardo ahora mismo. me dejas sin palabras.

  3. Estoy llorando, gracias por escribir, las palabras que dices son muy profundas que me llegan al corazón, los padres verdaderos han echo un gran trabajo para la humanidad.
    Rodolfo Señas Rivera
    Lima – Perú

  4. Tu inspiracion toca profundamente nuestros corazones, gracias por mantenerte fuerte y compartir tu amor que le tienes a nuestro Padre Celestial. aprendemos mas atravez de los hechos que de los consejos. Gracias una vez mas. GBU 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s