Discurso de la Madre Verdadera en la Conferencia del Liderazgo Internacional

Excelencias. Líderes Religiosos. Mujeres Líderes. Embajadores para la Paz.
Distinguidos delegados de todo el mundo. Señoras y señores. Gracias por participar en esta importante Conferencia Internacional de Liderazgo.

Como ustedes saben, hace un año, mi amado esposo por espacio de 52 años, el Rev. Dr. Sun Myung Moon, ascendió al mundo espiritual. En este momento, nos reunimos en honor del primer aniversario de su muerte, y para rendir homenaje a su vida, sus enseñanzas y su legado.

Aunque mi marido, el Padre Verdadero, ha pasado al reino celestial, no hay un día que pase en el que no sienta su presencia cálida y su orientación. Siento como si los 52 años que pasamos juntos sólo se estuvieran ampliando día a día, a pesar de que ahora habita en el reino celestial y yo estoy aquí en la tierra.

Por supuesto, no puedo negar que la muerte de mi querido marido me ha traído
momentos de gran tristeza. Tantas veces he deseado poder caminar juntos de la mano, o sentarnos juntos a comer. Por encima de todo, a menudo me gustaría poder escucharle hablar la palabra de Dios a nuestros hijos y a los miembros en todo el mundo de nuestro movimiento.

Los momentos de tristeza son intensos, pero pasan rápidamente. Para darme cuenta de lo que me enseñó a lo largo de nuestra vida en común: la vida en la tierra es temporal. El mundo físico es un lugar y un tiempo para que nos preparemos para la vida eterna. Cada uno de nosotros va a subir un día para el mundo del espíritu. Cada momento es tan precioso y tan infinitamente importante.

Vivió su vida de esa manera, las 24 horas del día, desde sus primeros días. Rara vez dormía. Siempre vivió cada momento de cada día con una intensa conciencia no sólo por el sufrimiento humano, sino el sufrimiento de Dios, el propio curso de sufrimiento de nuestro Padre Celestial que se debió a la caída y la triste historia de egoísmo humano, un conflicto que ha continuado hasta hoy. Cada persona que conocía, sin importar la hora o el lugar, lo estimulaba a dar todo lo que tenía para llevar a esa persona más cerca de Dios, nuestro Padre Celestial.

Cuando mi esposo murió el año pasado, yo tenía algunas dudas acerca de si podría continuar con su legado en la conducción de este movimiento mundial. ¿Podría estar en sus zapatos? Cada vez que tenía tal pensamiento, sin embargo, este se desvanecía pronto al sentir la presencia de mi marido dándome su aliento, como si dijera: “Pasé 52 años contigo. No eras sólo mi amada esposa que me ha sido ofrecida por Dios a causa de Su providencia, sino mi discípulo más fiel y cercano. Mis palabras son tus palabras. Mis logros son tuyos. Te puse a prueba, y otros te probaron constantemente, y siempre lo soportaste y saliste airosa de toda prueba, obediente y victoriosamente. Yo estoy contigo ahora, tanto como antes. Y tú siempre estás conmigo. Vamos a continuar nuestro trabajo simplemente como los Padres Verdaderos del Cielo, la Tierra y la humanidad”

Cuando miro a nuestro mundo, yo también puedo sentir el dolor que Dios debe sentir al ver la degradación y los pecados de los seres humanos.

Dios, nuestro Padre Celestial, creó este mundo con ideales claros en mente. El
centro de ese ideal fue la relación padre-hijo, arraigada en la piedad filial. Si tenemos en cuenta la historia bíblica de la caída de Adán y Eva, podemos entender que la causa de la caída fue el fracaso de Adán y Eva para estar en la posición de los hijos e hijas filiales y obedientes, tener fe y amor ante su Padre Celestial, Dios. Su falta de fe debilitó el ideal de Dios del amor verdadero en el primer matrimonio y la primera familia. Esta realidad afectó Su propia relación con Sus hijos, dando lugar a la tendencia histórica de larga data de la división entre Caín y Abel que ha plagado a la humanidad hasta nuestros días. Como recordarán, el primer asesinato ocurrió dentro de la primera familia, cuando el hermano mayor, Caín, mató a su hermano menor, Abel, quien estaba al lado de Dios.

Por esta razón, mi esposo enseñó constantemente la centralidad absoluta de la piedad filial en nuestra vida de fe. Sólo de esta manera podemos revertir los efectos de la Caída.

Por ello, mi marido y yo realizamos las Ceremonias de Bodas Sagradas, conocidas como La Bendición, en todo el mundo. La Bendición defiende el ideal original del verdadero amor, centrada en la piedad filial y la pureza sexual y la fidelidad absoluta.

El tema principal de esta conferencia está dedicada a “Construir una nación de paz” Este es un concepto muy importante. El propósito unificador y el objetivo de nuestro movimiento en todo el mundo es el de establecer una nación de paz. Llamamos a esta nación cheonilguk. Esta palabra coreana se puede traducir como una nación en la que “dos se hacen uno” En otras palabras, un país donde las divisiones de todo tipo se curan y superan, lo que resulta en armonía, cooperación y paz.

A principios de este año, celebramos el Día de la Fundación, como el día de fundación del cheonilguk, una nación unificada que está totalmente alineada con la Voluntad de nuestro Padre Celestial y los Padres Verdaderos. Después del Día de la Fundación, he desarrollado la Visión 2020 para expandir el ámbito del cheonilguk. Enviados especiales y líderes nacionales han sido asignados a 43 naciones. En cada una de estas naciones, nuestros representantes se esforzarán para servir a los ciudadanos de esa nación, llevando la visión y el mensaje de los Padres Verdaderos en aras de establecer una nación próspera y pacífica centrada en Dios,.

Señoras y señores, en los próximos días, por favor, inviértanse a sí mismos para estudiar y aprender sobre la vida, las enseñanzas y el legado del reverendo Sun Myung Moon. A pesar de que fue gravemente malentendido y hasta vilipendiado en la mayor parte de su vida, esa era ha llegado a su fin. Cada vez más, el mundo se está dando cuenta de que la vida y las enseñanzas del Padre Verdadero proporcionan una hoja de ruta para la paz, lo que lleva al mundo a convertirse en “una familia bajo Dios”

Las organizaciones patrocinadoras de la Conferencia Internacional de Liderazgo son la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial, la Federación para la Paz Universal y la Federación de Mujeres para la Paz Mundial. Cada una de estas organizaciones ha desempeñado y seguirá desempeñando un papel fundamental y muy importante en la providencia de Dios. La FFWPU, ha heredado la fundación de la Iglesia de la Unificación, es el centro interno y el núcleo espiritual de nuestra vida de fe. Centrado en los Padres Verdaderos, la FFWPU preserva el valor sagrado del amor verdadero, la Vida y el Linaje de nuestro Padre Celestial, enraizada en la bendición, y la eleva y honra a la verdad de Dios, que nos guía hacia una vida de servicio fiel en frente del cielo, viviendo siempre para el bien de los demás. La UPF y la WFWP son extensiones externas de la visión de la FFWPU. Estas dos ONG providenciales se basan en la visión de los Padres Verdaderos y afirman las verdades espirituales que el Padre Moon nos ha enseñado. Se expanden y llegan a un mundo más amplio de otras religiones, naciones y sociedades, así como a las mujeres de todo el mundo y a todos los campos del quehacer humano, incluidos los medios de comunicación, el mundo académico, los negocios, la cultura y la sociedad civil.

A menudo nos referimos a la UPF como la semilla de una “ONU Abel” y a la WFWP como la semilla de una “ONU de Mujeres Abel” Una “ONU Abel” o una “ONU de Mujeres Abel” significa que debe haber un movimiento global, centrado en Dios, que se dedica a la paz y al desarrollo humano.

Como muchos de ustedes saben, Abel es un personaje bíblico, el hijo más joven de Adán y Eva, que fue asesinado por su hermano mayor, Caín. Abel era una persona que tenía el corazón correcto de piedad filial para con Dios, y él hizo de su vida una ofrenda centrada en la voluntad de Dios. Por lo tanto, mi marido siempre ha honrado y elevado a “Abel” como el ejemplo de un verdadero hijo filial. Aunque Caín pudo haber tenido más fuerza o astucia, Caín carecía del corazón de un hijo piadoso. Basado solo en la fuerza externa y el egoísmo, Caín no pudo establecer una familia, tribu o nación de paz. Sólo alguien con el mismo corazón que Abel puede, con la bendición de Dios, alcanzar esta meta.

Cada vez que mi marido habló sobre la “ONU Abel”, reveló una visión inspiradora de la familia humana elevándose por amor y superando las barreras de nacionalidad, raza y religión. Él tuvo una visión de un Dios centrado en las Naciones Unidas. No es unas Naciones Unidas sobre la base de “los propios intereses nacionales”, sino unas Naciones Unidas que se preocupan por los intereses de Dios y los intereses de todas las personas como hijos e hijas de Dios. Este no sería otro más que un cheonilguk mundial, guiado por el principio de vivir por el bien de los demás.

El Padre Verdadero Moon ha entendido siempre la paz como un concepto profundamente espiritual. La FFWPU, UPF y WFWP tienen la palabra paz, pyonghwa, en su nombre y su misión básica. La palabra paz describe un estado de armonía física y espiritual que caracteriza al individuo, la familia, la sociedad, la nación y el mundo. Mi marido no hizo una distinción entre el significado de la palabra “paz” y el concepto de “ideal original de Dios”, o lo que a veces se llama el Reino de Dios. Por lo tanto, cada vez que él utilizó la palabra paz, siempre pensó en primer lugar en el corazón de Dios y la providencia de Dios.

Los animo a estudiar las enseñanzas de mi marido, el Principio Divino. Si se estudia con cuidado, se llegará a entender la manera en que Dios actúa en la historia humana. Al mismo tiempo, se mantendrá en una posición donde se puede trabajar directamente para construir el mundo ideal, ese que ha sido la esperanza de todas las eras, una palabra unificada de paz.

La verdadera paz comienza con una actitud y práctica de la piedad filial ante Dios y los Padres Verdaderos. Esta virtud básica debe entonces ser combinada con la pureza sexual antes del matrimonio y la fidelidad absoluta en el matrimonio. Los hombres y las mujeres tienen la intención de vivir en pie de igualdad y amor eterno. La familia es creada por Dios como la “escuela del amor y de la paz” Las Sagradas Bendiciones Matrimoniales que mi esposo y yo ofrecimos al cielo durante los últimos 53 años, con la participación de muchos millones de parejas de todo el mundo, comenzó como un camino humilde en un bosque denso, pero esta vía se ha convertido en una ruta internacional para la paz mundial.

Una paz duradera requiere de armonía y cooperación entre las religiones. Los creyentes de todas las tradiciones religiosas deben trabajar juntos en amor y respeto, en aras de cumplir con la voluntad o de nuestro Padre Celestial. Ahora que nos encontramos delante de Dios, no somos evaluados por nuestro título o el nombre de nuestra religión, sino por la calidad de nuestros corazones, y por la calidad de nuestros esfuerzos para servir a la providencia de Dios.

Sé que cada uno de ustedes tiene una gran responsabilidad y una gran influencia en sus países. Espero que tomen en serio lo que he dicho hoy, y lo que aprenderán en el curso de los próximos tres días, y que van a llevar este mensaje de vuelta a sus países.
Nuestro movimiento en todo el mundo, centrándose en la FFWPU, UPF y WFWP, está dispuesto a apoyar y trabajar con ustedes en todo lo que pueda para fomentar el ideal de la paz, la seguridad humana y el desarrollo humano en su país. Vamos a trabajar juntos para construir familias y naciones ideales, y unámonos como personas, como naciones, entre las religiones y las familias para crear el cheonilguk, Una familia bajo Dios.
Gracias y que Dios los bendiga, a sus familias y a sus naciones.

Sin título

Material enviado por
 Alejandro de Souza

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


Anuncios

One thought on “Discurso de la Madre Verdadera en la Conferencia del Liderazgo Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s