Charla Perdida de Sun Myung Moon

Reverendo Sun Myung Moon

Diciembre 9,1972

Apertura del Primer Entrenamiento Internacional en Washington, D. C.

Traducido al español por Ricardo Gómez, Argentina

Traducción no oficial, solo para Unificacionistas

Diez días atrás se cumplió un año desde la última vez que los visité. Ustedes han estado trabajando en el equipo móvil durante unos nueve meses. Realmente aprecio lo que han hecho hasta ahora como miembros de los equipos móviles que trabajan para su nación y para el mundo entero, mientras que en el resto del mundo hay muchos jóvenes que van por mal camino, están dañados y hacen lo que quieren, en contra de la ley de Dios.

La persona que los puso en ese tipo de dificultad fui yo. Por lo tanto, les pido disculpas por haberlos conducido a dificultades como esas. Me imagino que durante esos nueve meses han pensado en muchas cosas, todas cosas diferentes según los individuos. Ustedes deben haber pensado en nuestros Padres Verdaderos, el Principio divino, nuestro movimiento y sobre lo que va a ocurrir, y acerca de los orientales. Han meditado sobre todo tipo de cosas como esas, estoy seguro.

En medio de las dificultades y penurias, si ustedes se encuentran avanzando hacia una dimensión superior o un objetivo muy significativo, eso es una maravilla y es rentable. Pero si ustedes están hundiéndose en medio de las dificultades y son derrotados por las dificultades, entonces están perdiendo. Creo que todos ustedes han experimentado la primera opción. Todos han ganado, todos ustedes han progresado pasando a través de esas dificultades. Así que, gracias a Dios, y estoy feliz por ustedes.

¿Hay alguien aquí que me está viendo por primera vez? ¿Cuántos hay? ¿Alguien puede contarlos? [Veintidós] Ustedes deben haber estado pensando en cómo sería yo. Ustedes deben haber oído hablar de mí a sus amigos, a partir de los boletines de noticias, y cosas por el estilo. Pero aquí estoy delante de ustedes, pueden mirarme. Mi tema esta mañana va a ser: la forma en que los miembros “Tong-il” deberían ir. “Tong-il” significa unificación.

Los miembros de la unificación no vamos por el camino de la vida para nosotros mismos. En primer lugar, vamos de esta manera bajo la voluntad de Dios, la gran causa que Dios quiere que logremos. La voluntad de Dios es establecer un mundo ideal, el reino ideal en la tierra. El mundo debe estar compuesto de una sociedad ideal, familia ideal, y personas ideales.

Cuando vemos las cosas desde el punto de vista del idealismo o el mundo ideal, debemos preguntarnos si realmente hay una persona ideal en este mundo, una familia ideal, una sociedad ideal, una nación ideal, y si este mundo es un lugar ideal. Hay un Dios, ideal y absoluto; pero, ¿hay un solo individuo en este mundo que sea el patrón consumado de la intención de Dios, del ideal de Dios? Debo decir que no hay ninguno. Así que Dios está obrando Su providencia de la restauración para restaurar al hombre a su forma original. Para que Dios para hacer de este mundo ideal y convertirlo en su reino, tiene que haber una agencia, un grupo de personas en representación de Su ideal, y esto sólo se puede hacer a través de la religión.

La razón por la que Dios creó las religiones es para hacer de este mundo uno ideal, y las personas de las religiones se supone que deben hacer el trabajo de Dios. Y a través de las personas, a través de las personas de la religión, personalidades e individuos restaurados ideales se pueden crear o reproducir, diría yo, y este mundo se puede convertir en el reino de Dios. Entre las personas debe haber una figura central, y esa persona ideal solo puede desempeñar el papel de hacer el mundo ideal, y a través de esa persona, las obras de Dios se consumarán. Esa persona, ese individuo, es llamado el Mesías, el Salvador. El Mesías es la única persona a la que Dios puede amar y consultar acerca de los asuntos que va a hacer por el mundo. Quiere vivir con esa persona, en torno a esa persona con otra gente, Él quiere vivir en un gran amor.

La persona que fue responsable de todas estas cosas era el Mesías, Jesucristo. Antes de enviar el Mesías a la nación de Israel, Dios los había preparado durante tanto tiempo, por lo que la nación de Israel podría ser como tenía que ser, cooperar con Jesús y llegar a ser uno con él en buena armonía. El pueblo de Israel debería haber sabido que Dios estaba complacido con Jesucristo, y cuando vieron a Dios amando a esta persona, lo deberían haber amado también. Deberían haberlo hecho. Dios lo amaba, Dios vivió con él en amor y armonía. Y la nación de Israel, el pueblo de Israel, debería haber hecho lo mismo con él, amarlo y vivir con él.

El pueblo israelita y la gente del judaísmo en ese momento estaban en la posición de rogar a Dios para que Él sepa lo mucho que Dios lo amaba, y de qué manera debían amarlo, y de qué manera debían vivir con él y trabajar con él para hacer de este un mundo ideal. Ellos estaban en la posición que deseaban que Dios les muestre de qué manera debían estar para estar en conformidad con la voluntad de Dios. Vieron que Dios los amaba, y ellos tenían que comprender cuánto y de qué manera Dios los amaba. Y sabían que Dios vivía con él y tuvieron que entender de qué manera lo hizo. Y desde entonces, tuvieron que aprender a hacer todo de la misma manera como lo hizo Jesús. A través de esas cosas, por sí solos, el pueblo de Israel podía entender la voluntad de Dios y llevar a cabo la voluntad de Dios.

Por otra parte, el pueblo de Israel y el judaísmo debería haber funcionado de acuerdo con el proyecto de Jesús, y mirar la manera cómo él amaba a su pueblo, la nación, y cómo amó al mundo entero. Y si el pueblo hubiera hecho lo mismo, podrían haber establecido el Reino en ese momento. Pero no había nadie, prácticamente nadie, que realmente entendiese que Dios amaba a Jesús, que realmente haya visto a Dios amando a Jesús, y que realmente haya entendido cuando Jesús amaba a las personas. Y ellos no entendieron de qué manera ellos mismos tenían que amar a la gente. Los tres años de ministerio público de Jesús no fueron años de vivir con la gente en el amor, sino la restauración de las personas mediante el pago de indemnización, restaurándolos de nuevo al seno de Dios. Así que su curso durante esos tres años fue un curso lleno de luchas, dificultades, penurias y miseria indecible.

https://i0.wp.com/img89.xooimage.com/files/f/e/a/1-3a0c7a3.gif

Él escogió a sus discípulos, y los llevó por los alrededores para enseñarles y mostrarles cómo amar a la gente. Pero la gente alrededor de ellos, los de afuera, no entendían lo que él iba a hacer, y bajo que voluntad se llevaban a cabo estas cosas. Él estaba en medio de grandes sufrimientos al tener que ganarle a Satanás y traer a la gente de vuelta al seno de Dios. Sólo él sabía la amargura de su lucha. Nadie lo entendía. Hay que recordar que después de esos tres años de dura lucha, todos sus discípulos lo rechazaron, lo negaron, y él fue abandonado. Él estaba solo, puesto en la cruz murió en resentimiento. Así que nosotros, como cristianos, heredamos esa amargura, la lucha que él dejó sin hacer en este mundo, y no heredamos el amor, la armonía, y todas esas cosas hermosas.

No se nos permite saborear la gloria y el amor de Dios, porque Jesús mismo fue abandonado sin experimentar esas cosas. Esto se debe a que Jesús mismo no podía tener el amor de Dios en la mayor medida porque el mundo no lo recibió. Por lo tanto, no estamos calificados para ello. No le amaron como a una persona, no era muy querido en su familia o por miembros de la familia a su alrededor no tuvo esa experiencia. La nación, el mundo entero estaba allí, sin cumplir bajo la voluntad de Dios. Es decir, no hubo amor y armonía en la base nacional y en todo el mundo. Esto deja el ideal para la Segunda Venida de Cristo, porque Cristo Jesús dejó las cosas sin hacer, sin cumplir.

Los cristianos debemos comenzar desde el punto de tener que pasar por dificultades y penurias para restaurar e indemnizar el mundo original de Dios. Y tenemos que tener esto como nuestra meta. Hasta que obtengamos esa meta, hay que luchar duro en la voluntad de Dios.

Entonces, la pregunta es, ¿en qué situación nos encontramos los cristianos para que podamos llevar a cabo la voluntad de Dios? Estamos justo en el medio de la batalla, pero hay que resolver ir a través de todos los obstáculos y luchar a través de ellos hasta que logremos la meta. Y cumpliendo las cosas, debemos anticipar lo que vendrá, el amor, la armonía, y todas las cosas bellas que están delante de nosotros, y que han de ser nuestras después de haber llegado a la meta. Es por eso que en la Biblia, Jesús dijo: “Bienaventurados los que luchan hasta el último momento”.

Y por otro lado, la Biblia dice: “Tienes que amar a Dios con toda tu sinceridad, corazón, mente y alma” derramando su alma con sinceridad y amor. Tienen que amar a Dios. Eso se debe a que el pueblo judío rechazó a Jesús, quien trajo el amor de Dios, quien era la encarnación del amor de Dios, y él fue rechazado y pasó por un camino de amargura. Así que tenemos que empezar desde ese punto, hay que pasar por amargura y lucha para obtener felicidad y amor. Para que podamos hacer eso, amar a Dios, debemos negarnos a nosotros mismos. Y ahí va el versículo de la Biblia: “Los que quieren morir ganarán sus vidas, y los que quieren vivir perderán sus vidas”. Esto significa que podemos llegar a la meta, podemos recibir al Señor de la Segunda Venida quien lleva el amor de Dios, y podemos amar, vivir con él, y trabajar con él y lograr lo que él va a lograr sólo cuando ponemos en práctica estas cosas.

Así que debemos estar dispuestos a dar, dar nuestras vidas, perder nuestras vidas, negarnos a nosotros mismos, a fin de obtener el amor de Dios. Y a través de ese amor, y a través de esa persona a quien Dios envió, podemos cumplir nuestra misión. Debemos estar dispuestos a perder la vida por Dios y por la voluntad de Dios. Hay que tener esas dos cosas en mente: debemos ser capaces de amar a Dios, amar la voluntad de Dios. En la voluntad de Dios hay muchos niveles de cosas, recrear o salvar a las personas, salvar a la familia, salvar a la nación, salvar al mundo, salvar al macrocosmos, incluso al mundo espiritual. Y sólo después de haber hecho esto, después de haber logrado esto, estamos realmente capacitados para disfrutar del amor de Dios.

El Mesías es la persona que representa la voluntad de Dios como individuo, como el núcleo de la familia, y como la figura central de la nación, el mundo, y todo el macrocosmos. Debido a que el Mesías es tal persona, quien se supone que nos enseña en el nivel individual cómo amar a Dios, y él nos enseña a amar a Dios en representación de la familia. Y en representación de la nación, el mundo y el universo entero, nos enseña a amar a Dios y a la voluntad de Dios. Debido a que esta persona, el Mesías, vive completamente de acuerdo con la voluntad de Dios, amando a los individuos, amando a las familias, a las naciones y el mundo y el universo entero, está con Dios y en conformidad con Dios. Así que él es un ejemplo a seguir por nosotros.

¿Hemos aprendido a amar a Dios en el nivel individual, según la norma del Mesías? ¿Ha habido una sola persona de todos los cristianos que haya hecho esto? No ha habido ninguna persona que haya hecho esto. Y no ha habido ninguna familia, ninguna sociedad, ninguna nación, ningún mundo, y no hay tal universo. Así que tenemos que empezar desde el principio. Desde el punto de vista de Dios, Él está desalentado. No ha sido capaz de ver a una sola persona, familia, nación o mundo tal hasta el momento presente. Dios no puede habitar en un mundo que está en contra de Su voluntad. En este mundo oscuro que se opone a la voluntad de Dios, Dios está realmente en busca de una persona que pueda ser responsable de la voluntad de Dios, como una familia, una nación, y como un mundo. Él anhela esa clase de mundo.

Si no hay tales personas en todo el mundo, supongo que Dios encontrará a un grupo de personas que estén dispuestos a negarse a sí mismos y a perder sus vidas por la gran causa de Dios, y que estén dispuestos a establecer el Reino de Dios bajo la voluntad de Dios. Dios está obligado a amar a este grupo. Incluso si tiene que abandonar a los otros grupos de personas, Él estará con esa gente y permanecerá entre esas personas. Nosotros, los miembros, se supone que somos quienes deben llevar a cabo este tipo de misión. Y estamos seguros de que estamos en esa posición. Somos las personas que van a llevar a cabo la voluntad de Dios en la tierra en nuestras vidas. Nosotros, los miembros de la familia de unificación, debemos ser diferentes de los demás cristianos que desertaron de Dios y lo decepcionaron. Y debemos ser diferentes del mundo democrático que Dios preparó para llevar a cabo la misión bajo la voluntad de Dios, pero que no podría llevar a cabo tal misión. Debemos ser diferentes de esas sociedades.

Debemos estar decididos a trabajar duro, mientras que los demás cristianos u otras personas en el mundo democrático están a gusto sin tener que trabajar por la causa de Dios. Tenemos que ir a otro lado si la gente fuera a recorrer un camino diferente, y tenemos que luchar duro sin dormir, sin comer, olvidando toda preocupación mundana y seguir adelante con nuestro objetivo y nuestra visión. La forma en que tienen que pasar por ese camino es por la restauración. El camino de la restauración es uno en el que debemos seguir el camino inverso. Y no debemos sólo ir por ese camino, sino ir por el camino nosotros mismos restaurándonos por indemnización.

Cuando pasamos por el curso de la indemnización, no debemos hacerlo sin un propósito en mente. No podemos ir a ciegas, tenemos que ir de acuerdo con el principio de Dios de la indemnización, la restauración por indemnización. Esa es la forma de la recreación. Cuando estamos siendo recreados, debemos saber que estamos en la posición de Adán y Eva en el Jardín del Edén antes de la Caída. Con Adán y Eva, la intención de Dios de haber creado al hombre no se llevó a cabo, por lo que tenemos que lograr eso a través de nosotros mismos. Debemos recordar que en el Jardín del Edén no había Satanás. Para que la palabra “recreación” signifique algo, tenemos que empezar desde el punto en que no hay tal cosa como Satanás. Sin embargo, hay muchos Satanás que nos rodean, por lo que tenemos que ganar esa posición, luchando para derrotar a Satanás en el nivel individual, familiar, nacional y mundial. Así, después de que hemos ganado esto, de ahí en adelante, tenemos que pasar por el curso de recreación, y no puede haber nada de indemnización. Esto sólo ocurre después de que hayan ganado por sobre Satanás. ¿Hay alguno de nosotros colocado en esa posición? No, todavía no.

PREGUNTA: ¿Qué pasa con el Maestro?


RESPUESTA: Es posible que él haya ganado la posición, pero su misión es llevarte por el camino, así que él aun no ha ganado el nivel nacional de las cosas. Hasta el momento, ha ido por el camino de la indemnización, y pudo restaurar y podría restaurar su familia al pasar por el curso de indemnización, pero aún no por la nación o el mundo. Todavía queda una cierta forma de indemnización para esas cosas. A pesar de que él hasta ahora se ha restaurado a su posición original, hay individuos -tantos- en torno a él, a pesar de que ya ha restaurado a su familia hay muchas familias satánicas alrededor de su familia, y la nación y el mundo no han reconocido la soberanía de Dios hasta el momento. Su misión es ganar el mundo entero, para que Satanás no tenga nada que ver con el mundo. Hay un largo camino por recorrer.

Él debe ser capaz de restaurar a otras familias a costa de su propia familia, a otras naciones a costa de la nación escogida de Corea, a todo el mundo a costa de todas las naciones del mundo, y al universo entero a costa del mundo. Él tiene su propia familia, pero él no está en la posición de amar a su familia aunque todas las demás familias estén contentos con él, y él no está en la posición de amar a su familia cuando todo el mundo está contento con él. Hay muchas parejas bendecidas en torno a su familia, pero ellos tampoco están en todo su derecho de vivir con su familia y en el amor de Dios. Ellos no saben todavía cómo ministrar su familia. En otras palabras, sólo después de que él haya ganado la nación y el mundo entero, sin nada que ver con Satanás, es que realmente puede disfrutar de la bendición de Dios y la alegría del amor de Dios.

Su misión es llevar a cabo la providencia de la recreación, así que lo que él va a hacer es lo que Dios hizo en el momento de la creación del hombre. Cuando Dios creó el cielo y la tierra y todo en ella, no podría crear nada sin derramar toda Su energía, Su poder. Derramar Su energía y poder significa consumir Su energía y potencia, poner una parte de Sí mismo en la creación. Una vez más, esto significa poner en la creación una parte de Sí mismo. Y cuando Dios creó al hombre y todo lo demás, Él los creó por el bien del resto de las cosas creadas, no por Su propio bien. Sin haber vertido todo de Sí mismo hacia lo creado, Él no podría haber creado en el nivel perfecto que creó. Él derramó Su amor, Su vida, Su ideal y todo lo demás en lo creado.

Cuando pensamos de qué manera obtenemos alegría, ¿podemos obtener alegría por nosotros mismos? No. La alegría no se produce cuando se está solo con usted mismo. Eso es porque la alegría no viene de ustedes, sino que es devuelta por el objeto. Ustedes deben saber esto claramente.

Cuando pienso en la palabra amor, es algo recíproco, no se pueden amar a ustedes mismos. La felicidad es lo mismo, no se puede ser feliz cuando estás solo. Supongamos que ustedes tienen un montón de dinero, y estás llenos de sueños, llenos de ideas. Pero ¿ustedes son felices si están solos, en soledad? Cuando Dios creó las cosas, las criaturas, Él los creó no para Él mismo, en primer lugar, sino para los demás seres creados. Dios creó a los hombres para el bien de los hombres mismos, pero después Él iba a conseguir alegría de ellos.

La pregunta es: ¿para quién es la creación? Para los hombres, por el lado de los hombres, los hombres por sí solos no pueden desempeñar el papel de sujeto. Debemos saber que los hombres son creados por el amor de Dios, eso cuando hablamos de las cosas por el lado de los hombres. Entonces, Dios existe para el bien de los hombres, y las mujeres existen para el bien de Dios. El amor no sale de uno mismo, sino que viene del otro, eso significa que viene del objeto. En el hombre, la creación de Dios, podemos decir que Dios hizo eso para tener alegría de parte de él. Aunque puede haber amor en Dios mismo, Él puede estar lleno de amor, pero si no lo da, si Él no tiene ningún objeto a quien dar ese amor, entonces el amor no tiene vida. El amor no es amor, el amor ha muerto. Cuando encuentra a una persona como un objeto, el amor es animado. Y cuando el amor permanece en el corazón de Dios, sale y se le da al objeto, vemos allí el fruto de Su amor. Cuando Adán y Eva, el hombre y la mujer, pueden formar una pareja y pueden reproducirse y multiplicarse, vemos ese amor. Con esas tres cosas separadas, no podemos pensar en ningún amor. Cuando Dios ama a los hombres, los hombres se aman unos a otros, y entre el hombre y la mujer hay amor, entonces realmente podemos experimentar el amor de Dios.

https://i0.wp.com/img87.xooimage.com/files/a/d/8/2-3a0c821.gif

PREGUNTA: ¿Tiene usted amor en su mente, en su corazón?

PREGUNTA: (Del Maestro) – ¿Siente eso usted cuando está solo?

RESPUESTA: (de la audiencia) – No.

Maestro: Cuando encuentras una chica hermosa, una mujer ideal, una que usted cree que es para ti, ¿qué sucede? Experimenta el amor! No importa cuan perfecto el amor de Dios pueda ser, si no hay ningún objeto que reciba el amor de Dios, el amor no actúa, no puede actuar, no puede aparecer. ¿Entiende claramente?

Nuestra vida, con la que nacemos, ¿dónde empieza? Cuando Dios creó al primer hombre, Él estaba pensando en hacer uno que realmente podría recibir Su amor y volver a Él. En el curso de la recreación vamos a cumplir con esto. Entonces la pregunta es, ¿qué es primero, el amor o la vida? ¿Cuál es primero? Para Dios, el ser, la fuente de la vida, la vida es más importante. Sin embargo, el hombre nace del amor, por el acto de amor, así que el amor es lo primero y más importante para los seres humanos. Dios tiene vida, y luego requiere o quiere que el amor exista, pero el hombre ha nacido por amor y buscamos la vida. La vida del hombre se erige sobre la base del amor. Entonces, la vida, como tal, debe fructificar en el amor.

Porque el hombre es creado sobre la base del amor, él tiene vida, y esa vida es la que Dios puede amar, y el hombre puede regresar amor o la alegría a Dios. Dios no puede sino amar al hombre, porque el hombre está creado de tal manera. Desde el punto de vista de Dios, el hombre debe nacer del amor y vivir con alegría en el amor, y morir en el amor. Eso es lo que Dios quiere de los hombres. No nacen de la vida de sus padres, sino por el amor de sus padres. ¿Lo entienden?

Desde que nacen del amor de sus padres, sus padres están dispuestos a amarlos en el momento de su nacimiento, desde el momento mismo de su nacimiento. Desde que nacen del amor, ustedes deben vivir en el amor y en el amor deben morir, y al hacer eso tendrán gozo. Incluso en los Estados Unidos, donde las ideas individualistas están creciendo, ¿hay alguien que no quiera ser amado por sus padres, que no quiera ser amado por su familia, por la gente alrededor de él, por todo el mundo? ¿Hay alguna de esas personas? ¿Por qué es así? Esto se debe a que hemos nacido por amor, se supone que debemos vivir en el amor, para llegar a la alegría en el amor y morir en el amor. Esa es la ley natural. Por lo tanto, es por eso que deseamos que semejante amor nos rodee. Creemos que es una cosa amarga saber que existe una tasa tan alta de divorcio.

Cuanto más dinero tienen, cuantos más amigos tengan, más felices serán. Sin embargo, cuantos más padres ustedes tienen, ¿son más felices? Ustedes no quieren tener a miles de padres de familia, sino sólo un par, la unidad más pequeña. Esa es la prueba de que el camino del amor, el camino de la felicidad, comienza en un punto. Ustedes deben saber esto claramente.

¿Cuál es la cosa más valiosa del mundo entero? Si se les pregunta, ¿cuál sería su respuesta? Antes del matrimonio de sus padres. No hay nada más valioso para ustedes que el amor de sus padres. No es porque ellos tengan vida, sino porque tienen amor, que son tan queridos. La siguiente cosa más importante es el amor conyugal. Lo tercero es el precioso amor a los niños, a sus propios hijos, que nacen de su amor. Las tres son las cosas más preciosas en el mundo entero: el amor paternal, el amor conyugal y el amor de los niños. La razón por la cual nosotros, bajo el Principio Divino, tomamos los tres amores tan preciosos es porque esos tres amores representan el amor de Dios. Con esos tres amores organizados sentimos, conocemos y comprendemos el amor de Dios. Sin experimentar esos tres amores, no podemos experimentar el amor de Dios en su totalidad. No podemos conocer la existencia de Dios sin experimentar esas cosas.

¿Hay una sola persona a la que no le guste la idea de ser amados por sus padres, por sus cónyuges, por sus hijos? ¿Cómo funciona el amor? En primer lugar está Dios, lleno de amor, pero Él solo por Su amor no se mueve. Si Él tiene un objeto, Su amor fluye y se devuelve en forma de alegría. Si ustedes sienten que existen para su marido, para sus padres, sus hijos, más fuerte su amor llega a ser. Así que si ustedes aman a Dios o a otra persona, ustedes deben amarlos con todo su corazón y con todas sus fuerzas y con todo lo que tienen, y entonces se les devolverá todo en forma de alegría, con todo el rigor, la alegría perfecta. Por parte de Dios, cuando Él creó al hombre, derramó toda Su energía, toda Su vida, Su todo, así que desde ese punto de vista se puede decir que fue consumido en la creación.

Suponga que usted es un hombre de negocios y va a invertir un millón de dólares. Cuando usted hace esto, ¿está preparado para perder? Si tenemos en cuenta que usted va a ganar al invertir esa cantidad de dinero, usted es feliz, está contento, está feliz de invertir. Estamos encantados de darlo todo por una inversión. Cuando usted invierte su dinero se ha ido de su bolsillo, pero si su inversión, por un monto de un millón de dólares, retornará a usted con otros 100.000 agregados, le traerá más alegría. Si la cantidad se duplica, triplica, o cuadriplica, estará tan contento que usted va a bailar por todo el lugar.

Con Dios es lo mismo. Cuando Dios creó al hombre, Él sabía que si Él creó al hombre de una forma perfecta, la perfección, la alegría que volvería del hombre a Él sería mil veces más. Él tenía esto en mente cuando creó al hombre. Lo que Él esperaba, era que Adán y Eva, después de haber sido perfeccionado, traerían de vuelta el amor mucho más a Él. Cuando Él derramó Su vida, amor y todo lo demás en el hombre, Él no sentía que estaba perdiendo esas cosas, porque sabía muy bien que todo volvería multiplicado mil veces, con alegría y felicidad añadidas. Cuanto más derramó todo Su ser sin reservas, más Él sabía que el amor perfecto y la alegría volverían a Él. Esta es la ley de la creación, o el Principio de la Creación, centrada en el amor humano. Sin amor, el hombre no pudo haber sido creado. Así, en el curso de recreación, también, sin amor no podemos recrear a la gente del mundo o volver a crear el mundo. Por nosotros, los hombres caídos, tenemos que recrearnos a nosotros mismos, ya que nuestros primeros antepasados ​​humanos cayeron y nosotros somos responsables de eso, así que tenemos que volver a crearnos a nosotros mismos en lugar de Dios.

Después de habernos recreado a nosotros mismos, nuestro objetivo es recrear nuestra pareja, nuestra familia, nuestra tribu, nación, el mundo entero. Esto es el por qué las religiones nos enseñan el sacrificio. Cuando exigen sacrificio, es que quieren que derramemos todo nuestro ser, para dar de nuestra vida, dar nuestro amor, el dinero y todo lo demás. Si derramamos esas cosas por completo, ¿que nos va a ser devuelto a nosotros? Por ejemplo, se derramará el resto de su ser, todo lo que tiene en una persona, y, finalmente, esta misma persona será suya, incluyendo el amor y el corazón de esa persona. Si usted desea el amor, el secreto para ganar es derramarse a usted mismo, su vida, su amor y su todo. Esta es la ley de la recreación, simplemente para ganar el corazón de la gente. ¿Lo entienden?

Suponga que usted tiene diez amigos, y que ha tratado de definir quién era el mejor de esos amigos. Usted piensa inmediatamente en una persona, y esa persona es la persona que ha entregado todo lo que tiene para usted, el amor, la vida y todo. Quienquiera que haya hecho más para usted es su mejor amigo. ¿No es esto cierto? Fuera de toda la historia de los Estados Unidos, ¿quién cree usted que es el mayor patriota? La persona que ha luchado y ha renunciado a todos sus bienes por el bien de su país. Entonces, todos los ciudadanos de los Estados Unidos estarán dispuestos a dar todo lo que tienen a esa persona, con su amor añadido, su corazón. Esa es la fórmula que se puede aplicar a cualquier nación sin diferencias, para personas de cualquier cultura, las personas de cualquier costumbre, la gente de cualquier tradición.

Cuando llegamos a pensar en esto, pensamos en Dios como un Dios maravilloso. Visto desde el punto de vista de quien hizo la entrega más grande, quien hizo la entrega de todo lo que tiene, entonces es Dios. Si la gente de todo el mundo supiera en realidad que Dios era así, y que Dios sigue derramando todo lo que tiene, Su vida, Su amor y todo a nosotros, no podría dejar de amarlo y devolverle alegría a Él. Ellos querrían vivir para Él, morir por Él, y pertenecerle. Dios conocía esto y lo conoce todavía. Si sabes que eres amado por una persona, por primera vez, el 100 por ciento sin reservas, usted quiere devolverle, no el 99 por ciento o menos, sino más del 100 por ciento. ¿No es cierto? Esto es una cosa maravillosa, una gran cosa.

Si existe alguna persona que recibe el amor de Dios con todo el rigor y sabe realmente cómo volver a Él, entonces debemos estar aprendiendo de él acerca de cómo amar a Dios. Si hay personas que pueden seguir a esta persona y tratar de amar a Dios a través de él, las personas también serán amadas por Dios. Cuanto más tratamos de amar a esta persona, más seremos amados por Dios, y amando a esta persona amamos a Dios. Si lo hacemos, la siguiente persona lo amará y será más atraído, y algo más se agregará a su amor cuando se le devuelve a usted. Cuando el amor se multiplica, ¿que se devuelve? Más de 100 por ciento. Pero se debe recordar el hecho maravilloso de que el amor sólo se inicia a partir del sacrificio, dar de uno mismo, la inversión de uno mismo, su vida y todo. Así, una persona que se asemeja a Dios plenamente, el 100 por ciento, es la persona que está dispuesta a dar de sí mismo por completo. Esa persona es la que podemos llamar una persona ideal.

Entre hombre y hombre, lo mismo se puede aplicar. Cuando nacemos, cuando somos creados, no somos creados por nosotros mismos. Hemos sido creados para nuestro cónyuge. ¿Lo entienden? ¿Ha nacido una mujer para el bien de otras mujeres? No. Un hombre ha nacido para el amor de una mujer. Ustedes, hombres, no estén demasiado orgullosos de sí mismos, aquí se nace hombre, pero no son nada si no tienen una esposa. Desde el momento de nuestro nacimiento, desde el principio, hemos nacido para el bien de los demás, no para nosotros mismos, tenemos que recordar esto. Así llegamos a la conclusión de que si hay algún hombre bueno, el hombre ideal, el hombre feliz, respetado, el mejor hombre está dispuesto a sacrificarse por el bien de los demás. ¿No es cierto? No hay nada erróneo en eso.

Entonces, vamos a volver al individualismo americano: “He nacido para mí mismo, tengo que hacer lo que me plazca” ¿Es esto cierto? ¿Esto es bueno? Este estilo de vida está destinado a llevarnos a la destrucción. Quiero gritarles a los jóvenes estadounidenses: “Deben recordar que si siguen así están condenados” Con nuestra fórmula del Principio Divino en mente, cuando miro a los Estados Unidos, estoy triste. Este país está condenado a la destrucción y a la ruina. ¿No lo creen?

Entonces, ¿quién va a salvar a este país? Sólo somos un puñado de personas, pero estamos dispuestos a salvar a esta nación a costa de nuestras propias vidas. Tenemos que estar seguros de que somos los que podemos salvar a esta nación. En nuestra opinión, no hay Presidente, Senadores o Congresistas si están en contra de esta ley celestial, esta ley divina, que es lo único que puede salvar a la nación. En los Estados Unidos, me parece que muchos jóvenes disfrutan del amor por su propio bien, sólo la parte carnal del amor. Ellos hacen mal uso de lo más precioso, el amor divino, y estoy muy triste de ver esto. Sin el amor de Dios, sin el lado precioso del amor, no hay vida, no hay nada. Tiene que ser un amor eterno, un eterno dar y recibir del amor, y entonces habrá una sociedad idealmente feliz, creada por nosotros.

https://i0.wp.com/img87.xooimage.com/files/f/c/3/3-3a0c87c.gif

¿Qué es lo más valioso en todo este mundo? Cuando encontramos que es el amor, la experiencia de amar y estar dispuestos a multiplicar ese amor, el mundo ideal no puede sino venir. Este precioso amor sólo se obtiene a través de la persona en la posición de objeto, por lo que cuando se ama, se debe respetar a esa persona, esa persona, atesorar y apreciar lo que se tiene. Esa debe ser su actitud. Sólo viviendo de esa manera podemos realizar el ideal y encontrar nuestra felicidad ideal.

A nadie en el mundo le gusta la dictadura. Sin embargo, el amor es el mayor dictador. Si usted desea ser dominado por el amor, debe ser ocupado por el amor, debe ser dictado por él, mandado por él. Ya está listo para, como usted dice, ser mandado por el amor más grande. En este caso, les gusta esa dictadura. ¿Hay alguien aquí a quien no le gustaría esto? Cuando usted es abrazado quiere ser abrazado hasta que sus huesos se trituren. A pesar de que todo su cuerpo se aplaste, usted estaría intoxicado con amor y alegría. El amor es la cosa más grande, y el amor es el mayor dictador, y de esta dictadura encontramos alegría.

Cuando haces el amor con tu pareja, ¿dejas a cualquier extraño interferir allí? ¿Es eso democracia? Bueno, no hay democracia allí. La democracia se ha ido, tendremos dictadura bajo el amor de Dios. A continuación, ¿qué amor quieres recibir de esa manera? A pesar de que puede ser el jefe de usted, bajo la dictadura más fuerte, usted está listo para recibirlo, y estará muy contento y feliz de recibirlo. ¿Cuál amor es así? El amor de Dios.

Cuando llegamos al nivel de los hombres, a un muchacho le gustaría tener la más perfecta mujer, la más hermosa, externa e internamente, una criatura perfecta, una chica perfecta para que sea su esposa. Una mujer quiere un hombre perfecto como su marido. Usted quiere que su amor sea el más perfecto, más perfecto y más perfecto hasta que alcance el amor de Dios. Quieren el amor de Dios, y entonces ustedes quieren su propio amor centrado en el amor de Dios. Pero, por desgracia, sólo hay un Dios. ¿Qué debemos hacer? ¿Vamos a luchar unos contra otros para ganar a Dios? Si sabemos que cualquier cosa y todo lo creado es el objeto del amor de Dios y el amor de Dios es infinito, entonces la cuestión se resuelve.

Tengo un pañuelo aquí. Es como cualquier otro pañuelo, pero si la gente realmente quiere ser amada por mí y yo soy el único al que respetan y aman, entonces mi pañuelo es mucho más que otros pañuelos. El mío tiene un valor sentimental. Quieren tener esto más que cualquier otra cosa. Quieren recibir cualquier cosa de la persona que aman. Al encontrar a Dios, y descubrir que Dios está enamorado de ti, Dios es perfecto y absoluto, lleno de amor, el amor original. Si usted encuentra que es amado por Él, no desearía nada más. El Principio Divino enseña que llegamos a ser uno en el amor de Dios, esa es una expresión maravillosa.

Suponte que tienes un solo hilo de cabello de tu ser querido. Eso tiene un valor infinito. Cuando era niño, usted amaba a su muñeca, y si usted tiene un hilo de su pelo, le pertenece a ella, es una parte de esa muñeca, y representa, cuando tienes ese hilo en la mano, puede sentir como si usted tuviera esa muñeca en su mano, eso significa que esa muñeca en sí misma está allí. Para nosotros, los hombres caídos, lo más importante es amar a Dios. Por eso la Biblia dice: “Tienes que amar a Dios con todo tu corazón, con toda tu fuerza y con toda tu alma” En ese caso, amando a Dios, usted no está perdiendo nada, sino que todo se le devuelve, se duplica, se triplica y más que eso.

Creo que hemos entendido el método ideal para la restauración de nosotros mismos, recreándonos a nosotros mismos, el Principio de recrearnos a nosotros mismos en hombres ideales. El amor es recíproco, y sólo a través del amor podemos recrear. Esto significa que debemos tener un objeto con el fin de recrearnos a nosotros mismos. Con el fin de encontrar a una persona para que sea nuestro objeto, debemos derramar amor. Y con el fin de encontrar una familia, nación y el mundo entero, tenemos que dar nuestro amor y todo lo que tenemos. Esa es la manera de recrear un individuo, una familia y el mundo entero.

¿Alguna vez han hecho algo para recrear una familia, una sociedad, nación y un mundo? ¿Lo han hecho? Adán y Eva cayeron y causaron que la voluntad de Dios sea anulada, por lo que para nosotros poder recrearnos, tenemos que encontrar nuestro ser original en el nivel individual, y luego hay que restaurar nuestras familias y hacer lo mismo en el nivel nacional así como a nivel mundial y entonces lo universal, lo que significa el nivel incluido el mundo espiritual.

¿De qué manera y en qué medida han participado en la recreación del mundo? ¿Tenemos nuestra propia nación? ¿Tenemos nuestro propio mundo? No. Eso significa que no hay un mundo que Dios pueda amar, y no hay ninguna nación. Con el fin de recrear o restaurarse a ustedes mismos, deben derramar todo lo que tienen para ese fin; con el fin de recrear o restaurar la familia, deben derramar todo lo que tienen, su vida y su amor y todo lo que tengan. Y con el fin de restaurar o recrear la nación, deben derramarse a ustedes mismos, su familia incluida, para tal fin. Con el fin de restaurar el mundo, tienen que darlo todo, incluso la familia y los individuos en esto. Si ustedes no hacen esto, nunca pueden soñar con la restauración de todo el mundo.

Cuando hacen cosas, ¿quieren que sean perfectas o imperfectas? Perfectamente, todo el mundo quiere hacer las cosas perfectamente. Si quieren que las cosas se hagan a la perfección deben estar preparados para invertir todo su ser en sus acciones, perfectamente, el 100 por ciento. Quieren ser perfectos, pero ¿han estado haciendo todo lo posible para lograrlo? Si no, ustedes no pueden pensar en su proceso de restauración. Ese es el Principio, es la fórmula. Algunos de ustedes pueden estar muy orgullosos de lo que hemos logrado, “He hecho esto, he hecho lo otro” Pero, ¿ustedes realmente pusieron todo su ser en ese asunto, en esa cosa?

¿Han amado a otra persona y armonizado entre sí? Y en esa unidad, ¿derramaron su energía para esta gran causa? Si usted ha hecho esto, incluso aunque usted no haya ganado muchos miembros, pero si hizo esto, las naciones enteras serán suyas, serán tocadas, movidas y agitadas por esto y se volverán a usted. ¿Usted ha hecho esto? Por favor, respóndanme! (NO) ¿Lo han intentado siquiera? Ni siquiera lo intentan.

Ante Dios, siempre hay que ser humildes y pensar, incluso después de haber hecho lo que se podía: “Yo no he hecho exactamente lo que yo podría, quiero hacer más” Y usted debe pedir perdón a Dios por lo que no ha hecho, y debería estar dispuesto a hacer más en el futuro. Esa debe ser su actitud. Tras un día de trabajo duro, usted está cansado y agotado y se hunde en la cama. Cuando usted está orando delante de Dios debe ser así, con esta actitud en la oración a Dios: “Oh, no he hecho todo lo que debía haber hecho, Oh Dios, me disculpo ante usted, por favor ayúdeme a hacer más mañana. Usted quería que yo hiciera muchas cosas, y no pude lograrlo. Por favor, deme más fuerza para hacerlo bien mañana” Y así llegará la simpatía de Dios. El corazón de Dios será tocado y movido, y entonces su energía se derramará a usted y usted se fortalecerá para los días venideros.

¿Alguna vez has amado a alguien con todo tu corazón? Si nunca has experimentado esto, si nunca has amado a una persona con todo tu corazón, ¿cómo puedes amar a Dios? Si usted no ha amado a un hombre con todo su corazón, no puede decir que ama a Dios. Entonces, Jesús dijo que él no vino para ser servido, sino para servir al pueblo. Su amor no era el que sería derramado sólo a aquellas personas que lo amaban, sino que estaba dispuesto a amar al enemigo.

¿Alguna vez ha sido tan serio que creyó que la vida o la muerte de una persona está en tus manos? Tanto así que cuando usted desea hablar con esa persona, usted es realmente serio y casi tiembla ante Dios de pensar que existe la posibilidad de fracasar ante esta persona. Entonces, usted va a hacer bien las cosas. En ese momento, usted debe orar a Dios: “Ayuda a esta persona de Tu parte, pero úsame como instrumento para amar a esta persona. Salva la vida de esta persona. Todo está en Tus manos, todo en Sus manos. Así que, por favor, utilíceme para que haga Su trabajo”. Cuando están tan serios, Dios va a trabajar con ustedes. Incluso en los trabajos de su recreación, Dios debe trabajar con usted, usted solo no puede hacer nada.

¿Alguna vez has amado a alguna persona en tu familia, en tu barrio, a la gente en la calle con esa seriedad? Usted ha aprendido la ley de la restauración por indemnización basada en el Principio de la relación entre Caín y Abel. La recreación es más difícil que la creación. La creación es como rociar agua y moldear la arcilla. Se trabajará cuando la arcilla es obediente. Sin embargo, la recreación es algo así como echar aceite mezclado con agua en el lodo y dispersar todo y que no se moldee de acuerdo a su voluntad. Usted debe tratar de deshacerse del aceite. Y cuando usted ha eliminado ese aceite, puede utilizar el agua para moldear la arcilla. Es algo así como la eliminación de los elementos satánicos del hombre. Entre Caín y Abel, debemos tener a Caín obediente a Abel. Sólo al hacer esto podemos moldear a la gente para que vuelva a su forma original. Eso es algo parecido a la obra de Dios luchando contra Satanás. Trató de deshacerse de Satanás, eliminar Satanás, que viene atacando a Dios. Al amar a Su pueblo e incluso tocando el corazón de Satanás, todo el mundo se vuelve como arcilla en Sus manos, obedientes, totalmente dedicados, y entonces Él puede moldear la arcilla de forma distinta a la que Él querría que fuera. El curso de la recreación es así.

Entonces, ¿cuánto has hecho por una sola persona? ¿Cuántas visitas has hecho? ¿cuántas llamadas has hecho, ¿cuánto has hecho? Lo qué has hecho, bajo la voluntad de Dios, si usted derrama todo su ser en esa persona, nunca se anula. Incluso si esa persona no podría haber sido fructífera, aunque no haya sido capaz de llevar a esa persona al movimiento, su esfuerzo será cosechado en otros lugares, y será fructífero en otras personas. No han hecho esto en vano. ¿Quién es la persona que más echamos de menos y queremos en el curso de la restauración? Esa es la pregunta. ¿Quién es al que extrañamos, amamos y cuyo ejemplo nos sigue? Dios no está muerto.

https://i1.wp.com/img88.xooimage.com/files/4/5/f/5-3a0c8cc.jpg

El curso de la restauración va en sentido inverso, por lo que debemos empezar a amar a la criada, a la persona en la posición del hijo adoptivo; a continuación, después de haber amado al hijo, mediante el injerto de ti mismo al hijo de Dios, puedes ser amado por Dios, y puedes conocer a sus Padres Verdaderos. Hay términos como “el fundamento de fe” y “el fundamento de substancia” Sin Caín y Abel convirtiéndose en uno, no pueden cumplir con los Padres Verdaderos. Ese es el principio. Incluso si están aquí, no pertenecen a este lugar. Yo estoy aquí, pero yo no quiero que vengas directamente, primero salgan y traigan algunos Caínes con ustedes para conocerme. Para que usted pueda hacer esto, usted debe amar e incluso servir y amar a su siervo, hijo adoptado y a los de la posición del hijo adoptivo y los de la posición de hijo, y entonces usted puede venir a mí.

Jesús era el Hijo de Dios, pero él vino a traer a toda la nación hacia él. Si Israel hubiera cooperado con Jesús, él podría haber establecido o llevado a cabo su misión, pero él no pudo hacer esto. No pudo establecer a los Padres Verdaderos. Sólo sobre la base de Jesús y el judaísmo en armonía unos con otros, en la unidad, podrían haber llegado los Padres Verdaderos. El pueblo, al convertirse en uno con los Padres Verdaderos, podría haber llegado a Dios. La caída humana causó que Caín y Abel se corrompiesen, y se separaron y perdieron a sus padres. Caín y Abel fueron separados de Dios por la caída, y así perdieron su paternidad y sus hijos se dispersaron. Hay falta de armonía creada entre las personas del tipo Caín y Abel, así que para nosotros poder volver a recrear a los hombres, tenemos que ir por el camino inverso. Un Caín y un Abel deben reunirse en buena armonía, con el fin de satisfacer a sus padres. Así que, ¿quién es la persona a la que se la debe extrañar y amar más? Es Caín!

Entonces, de parte de nuestro líder, ¿quien es la persona a quien él debe extrañar y amar más? Ustedes, en representación de toda la nación. Jesús no pudo hacer esto, así que el Padre debe ser capaz de lograr lo que había quedado inconcluso por Jesús. Después de ganar a las personas en la posición de Caín, al traerlas de regreso, sólo así él puede llegar a Dios. Todo es lo mismo con él. Él te ama mucho, más de lo que él es amado por Dios. Él está seguro de que le echas de menos, que lo quieres y deseas volver a él, él añadió más cosas, más del 100 por ciento. ¿Tengo razón en pensar así? [SÍ!] Si alcanzas esa posición, puedes conocer a Padre con los ojos abiertos. Eso significa que usted puede ver visiones de él, aunque esté lejos de usted, usted puede verlo, puede estar con él. ¿Hay alguien que haya tenido esas visiones aquí? Si usted llega a ese punto, me verá en sueños y visiones. Tienen que difundir esa sensación al nivel de 100 por ciento. A continuación, podrán ver y saber lo que él está haciendo en Corea, lo que piensa, lo que él quiere que haga, todo eso.

Nos llamamos a nosotros mismos miembros de la familia unificada, miembros de la familia, esto significa que somos hermanos y hermanas bajo Padres comunes. Y, cuando somos realmente hermanos y hermanas en una familia, ¿nos ponemos tristes cuando nuestros padres están tristes? ¿Nos enfadamos cuando están enojados? ¿No extrañarán a alguien cuando ellos lo echan de menos? La forma en que los miembros deben ir, lo que los miembros deben hacer es resolver o aliviar la agonía del corazón de los Padres Verdaderos. Entonces, usted debe estudiar lo que nuestros Padres Verdaderos tienen en mente, cuáles son sus agonías. La petición de los Padres Verdaderos para que se convierta en una persona restaurada, para que tenga una familia restaurada, para que usted pueda ganar una nación restaurada, un mundo y el universo todo. Tenemos miembros de la familia de unificación en todo el mundo. Somos una tribu que vive en la tierra especial, destinado a llevar a cabo la voluntad de Dios. Tenemos una tradición diferente de los demás. La ley de nuestra vida es diferente. Nuestra meta, nuestro propósito, es diferente al de los demás. Todo lo que tenemos es diferente a lo que otros tienen. Deseamos cosas de una dimensión superior, más grande, más bella, más perfecta.

Si usted puede sacrificarse en un nivel pequeño, Dios le pedirá que se sacrifique para cosas más grandes, cosas más grandes, cosas de una dimensión superior. ¿Te gustaría sacrificarte sólo para ti, para tu familia, para toda la nación o para el mundo? Esa es la pregunta. Para ello, nuestro Maestro ha estado luchando en Corea. Él ha hecho lo que debía hacer para la nación de Corea, y ahora está dispuesto a trabajar para el mundo entero. Pero él no ha estado haciendo las cosas a los saltos, sólo durante la noche. Ha tenido que sentar las bases después de una dura lucha y muchas privaciones, sentar las bases a nivel individual, a nivel familiar tanto como a nivel nacional, y el camino por delante es el mismo.

En el Principio Divino se les enseña que vamos a restaurar, por indemnización, lo que tenemos en el plano vertical, y que a través de la historia se juega en el plano horizontal. Eso significa que debemos ser capaces de restaurar 2.000 años de historia del cristianismo en el nivel horizontal en 20 años de historia de nuestra familia unificada, la historia de nuestro movimiento. Esa historia comenzó en el año 1960. Estamos entrando en el año trece. El poder satánico está condenado a declinar, y para el año 1980, estamos seguros de ver que la soberanía satánica habrá caído. Ahora, él está recorriendo el camino por sí mismo, sin ningún tipo de gente que sepa o entienda su corazón. Él todavía no tiene a quien consultar. Esto se debe a que está en la posición de Adán y Eva antes de la caída. En ese momento no era más que el Arcángel con ellos y ningún otro ser creado. Por lo tanto, todos estaban solos, sin tener a nadie a quien consultar. Desde este punto de vista, hay que entender que la gente de todo el mundo, especialmente los miembros de la familia de unificación, deben estar dispuestos a seguir a nuestro Maestro dondequiera que vaya, a pesar de que usted no pueda entender lo que está haciendo en realidad. Lo que ha pasado durante estos veinte años usted debe ser capaz de restaurarlo por indemnización en el plazo de siete años. Para los hombres caídos, ellos están destinados a pasar por un curso de siete años por lo menos.

De acuerdo a la ley de la indemnización, él ha sido capaz de indemnizar, restaurar por indemnización, los 2.000 años de la historia del cristianismo a lo largo de veinte años. Y ahora aquí estamos, teniendo que ser capaces de indemnizar el curso de lo que ha pasado durante un intervalo de veinte años en el espacio de tiempo de siete años. Es así de reducido. Para que nuestro Maestro pueda llegar a este punto, él ha pasado por la posición de siervo. Entonces, él ha tenido que pasar por el período de filiación adoptiva. Ganó la filiación, y luego fue bendecido por Dios en el año 1960. En el año 1960, después de haber sido bendecido, tenía que crear una familia, y de ahí en adelante su propósito y su intención era llegar a la posición de la filiación, bendiciéndolo a usted. Eso se debe hacer después de haber pasado por un curso de siete años, que corresponde a la creación de Dios de las cosas y el hombre. Él creó, durante los seis días, y durante el séptimo día tuvo reposo.

Usted tiene cosas diferentes a otras personas, es decir, los descendientes de Adán y Eva no tenían Padres Verdaderos, pero usted los tiene. La relación entre los cristianos y el Salvador fue una entre el hijo y el siervo, pero ahora la relación es entre los miembros de una familia unida y nuestros Padres Verdaderos, es una relación entre padres e hijos e hijas. Hasta el presente, en el pasado, el hijo y los sirvientes estaban relacionados en el nivel horizontal. Pero ahora estamos en el nivel vertical, los padres de familia allí, y ustedes como Sus hijos. Así que usted debe concentrarse en la idea de tener a Dios y los Padres Verdaderos, Dios y los Padres Verdaderos. Y tiene que poner todo su esfuerzo en la creación o el establecimiento del reino de Dios, centrado en Dios y los Padres Verdaderos, el Reino de Dios en la tierra. Este reino debe ser ganado, ser bienvenido y recibido por el conjunto de la humanidad. No ha de ser rechazado, no debe ser rechazado. Con el fin de que seamos capaces de establecer esa clase de reino en la tierra, deben ser uno, perfectamente uno con nuestros Padres Verdaderos. Y junto con ellos podremos lograr el objetivo. Ahora vivimos en una era tan importante. Nunca hemos tenido tal tiempo y nunca lo tendrán en el futuro. Esta es la única oportunidad.

¿Dónde en la tierra debemos construir ese reino? Usted puede decir Corea, pero Corea incluye a los Estados Unidos. ¿Les gustaría traer Corea a los Estados Unidos? [SÍ!] No queremos hablar de la cuestión en un sentido geográfico, sino bajo la voluntad de Dios, Corea está en la posición de Adán y Japón está en la posición de Eva. Y al otro lado del Océano Pacífico se encuentra el vasto territorio de los Estados Unidos, en la posición del arcángel. Estos tres son los más importantes. ¿Quizás usted esté herido de saber que se encuentra en la posición del arcángel? Los Estados Unidos tienen la población más grande de cristianos que en cualquier otra nación.

En el curso de la restauración, Dios ha tenido que restaurar a la inversa, por lo que la nación en la posición del arcángel tiene que ser restaurada en primer lugar. La voluntad de Dios estaba trabajando detrás de lo que ocurrió después de la Segunda Guerra Mundial. Los Estados Unidos, en la posición del Arcángel, tuvo que ayudar a Japón, que estaba en la posición de Eva, a pesar de que esa nación fue derrotada en la guerra. Y hasta la fecha, Estados Unidos ha estado ayudando a Japón a crecer, recuperarse y crecer. No había habido ningún caso de este tipo en la historia en el pasado. Y Estados Unidos ha estado ayudando a Corea también. Usted está en la posición del arcángel, y ahora estamos entrando en la era de la restauración y tiene que volver toda bendición material que tiene a Corea, hasta cierto punto al menos, por lo que han estado ayudando a Corea. En los Estados Unidos, las mujeres son muy estimadas, y ustedes los hombres populares, tienen que ayudar a las mujeres cuando quieren salir de un coche, como siervos. La caída del hombre fue que el Arcángel pisoteó a Eva, la hija de Dios, pero vemos esta vez en sentido inverso, el Arcángel debe ir por el camino inverso con respecto a los que están en la posición de Eva. En el futuro, los hombres estadounidenses estarán en la posición de disgustarle a las mujeres. Lo que él quiere decir es que no atesoran sus familias.

Así que vemos a menudo muchos solteros aquí, a quienes no les gusta la idea de casarse con chicas. Esas personas están aumentando en número, ¿no es cierto? Pero por otro lado, también quieren tener relaciones sexuales antes del matrimonio, así que a menudo vemos chicos y chicas haciendo el amor bajo los árboles en el parque. Bueno, si siguen así, usted es propenso a perder su relación familiar, su nación incluso, y finalmente perderá todo el mundo.

A sus ojos, no hay fortuna, no hay ciencia, no hay nada, pero quieres disfrutar de la libertad. Eso es porque nada pertenece a la posición del Arcángel. El Arcángel no tiene derecho a poseer nada, originalmente. Ustedes son los ciudadanos de los Estados Unidos, pero no hay muchos verdaderos patriotas de la nación, o personas que realmente amen a este país, a su familia o a sí mismos, en un sentido. Visto desde el punto de vista de Eva, ella siendo tentada, por supuesto, pero al recibir la tentación, dando la bienvenida a la propuesta del Arcángel, ha dañado tanto al Arcángel como a Adán. Japón se encuentra en la posición de Eva. Japón debe desempeñar el papel de unir a los Estados Unidos y Corea, conciliarlos o ponerlos en armonía unos con otros. Pero, en el caso de Japón, no hace eso, significa que en Japón no se ha llevado a cabo la misión que le habían asignado.

La mayoría de las personas piensan que la cultura occidental está en declive, que ha llegado a un callejón sin salida. Llegan a tiempo para lo que es asiático, lo que es oriental. Los Estados Unidos deben estar en la vanguardia, y jugar el papel del Arcángel restaurado y contribuir a la paz en la tierra, pero si el Arcángel, los Estados Unidos, perdiera entre Japón y Japón se convertiría a la voluntad de los comunistas, para Dios sería difícil llevar a cabo Su voluntad. El Maestro ha estado tratando de influir en las figuras del gobierno de Japón a través del Partido Democrático Liberal, a fin de no poner a los Estados Unidos y Japón en una posición de ruptura. Si llega a haber una división entre los Estados Unidos y Corea, incluso los Estados Unidos caerán en los abismos del comunismo. Incluso ahora está empezando a caer en el comunismo. Esta es la condición que tenemos ahora.

Pero el Maestro dice, sin embargo, que hay otra historia que se está creando, que se está tejiendo. Si, en virtud del Principio Divino, los Estados Unidos, Corea y Japón se unen como uno y llevan a cabo sus misiones divinas, por mucho que los comunistas puedan atacarnos Dios estaría de nuestro lado. Estamos seguros de ganar por encima de ellos, y la victoria será nuestra. La historia humana estará a partir de entonces bajo la voluntad de Dios. Aunque el Japón cayera bajo el comunismo, si los Estados Unidos y Corea se hicieran uno en la democracia y ganaran las naciones amantes de la libertad del mundo, con los dos países juntos en una lucha contra el comunismo, no estamos destinados al fracaso.

Estamos al borde de un gran peligro, por eso el Maestro quería venir a los Estados Unidos. Él está aquí para luchar contra la fuerza del mal. A partir de ahora, va a traer más gente de Japón y Corea, y no sólo a los miembros, sino a los funcionarios, personas importantes que ocupan puestos importantes. Después de haberlos traído a los Estados Unidos, él va a tener que trabajar en persona con la familia de unificación de los Estados Unidos. Creo que usted ha oído hablar de los miembros japoneses que han llegado a la sede de Nueva York para trabajar con los nuevos miembros de Nueva York. ¿Sabe usted la razón por qué el Maestro hizo esto? Japón, estando en la posición de Eva, debe pasar por más dificultades, dos veces tan graves como cualquier otro. Debido a la caída de Eva, toda la humanidad perdió su nación ya su pueblo, por lo que la nación en la posición de Eva debe trabajar duro para restaurar esas cosas.

La nación representa a Eva, por lo que debe ser capaz de restaurar una nación y la restauración debe estar en sus manos. En primer lugar, los hermanos japoneses aquí deben ser capaces de restaurar financieramente. La restauración financiera es su misión. Si los hermanos japoneses trabajan duro, dos veces más que los hermanos estadounidenses, el cielo estará de su lado y ellos serán bendecidos con la fortuna. La única dificultad es su problema con el lenguaje, ya que no pueden hablar bien el Inglés. Pero yo les digo, “No pueden hablar el idioma, pero pueden trabajar duro, el doble que los miembros estadounidenses, y estén seguros de ganarán la meta”. Es responsabilidad de las personas en la posición de Eva aprender a ganar dinero, aprender a usar el dinero y aprender a interpretar el papel de custodio del dinero. Es porque están en la posición de la madre, Eva. Eva, la madre, está en la posición de hacer funcionar la casa económicamente, por eso es que tiene más que hacer. Ella le enseñará cómo vivir, cómo tratar a su Padre, cómo amar a su Padre, como vivir bajo su dominio. Por eso he traído a tantos miembros japoneses por aquí. Hasta ahora he traído doce, pero para junio del próximo año, habrá unos 120.

Entonces, miembros americanos, ¿le gusta la idea de ser derrotados por los hermanos japoneses? [NO!] Sin embargo, los miembros japoneses, a pesar de que no hablan el idioma, jamás serán vencidos por ustedes. Ellos han estado aquí menos de un año, pero he leído sus expedientes y me mostró, sorprendentemente, su trabajo muy rentable. El promedio de dinero que trajeron era más de lo que los miembros americanos hicieron. Yo les dije, les ordené hacer $ 1.000 cada mes a partir de ahora, y ellos se sienten desafiados. Lo van a llevar a cabo, estoy seguro. Si no lo hacen, yo tampoco los ahuyentaré o traeré ningún miembro japonés más aquí. Mi objetivo no es sólo tener a ganar dinero, $ 1.000 por mes, por persona. Incluso si los dejaría en Japón, ellos iban a hacer esto y mucho más.

En la historia de la restauración, lo cierto es que Corea, la nación en la posición de Adán, y la nación en la posición de Eva, deben ayudar a la nación en la posición del Arcángel. Es por eso que reuní a los miembros de Corea y de Japón, para desarrollar el trabajo aquí. Tienen que trabajar más duro que nunca, mientras que ustedes están siendo ayudados por los hermanos japoneses. Si somos realmente hermanos y hermanas en la familia unificada, debemos estar dispuestos a vivir una vida humilde, tal vez más humildes que los miembros coreanos y los miembros japoneses. Usted debe estar dispuesto a hacer eso. Ahora debo revelar mi plan para los próximos dos años. En el año 1974, debemos a toda costa ser capaces de abrir grandes centros en todos los estados. Sólo tenemos dos años por delante de nosotros. Eso significa que, de acuerdo con mi punto de vista, tengo que gastar alrededor de US$ 40.000 para cada estado en la compra o en el pago de la cuota inicial para los centros. Así, un total de 2 millones de dólares se necesitan.

En los Estados Unidos hay muchos cristianos. Ellos están en la posición de Caín y nosotros, la familia de unificación, somos los cristianos en la posición de Abel, y vamos a traer a los miembros de la familia de unificación de todo el mundo para ponerlos en este país. Esto significa que quienes están en la posición de Abel van a ganar a los que están en la posición de Caín y luego, a solas, podemos restaurar el mundo entero. Estados Unidos es el escenario para eso.

Así que, de ahora en adelante, ordeno que tu cabello sea cortado. No sólo eso. Usted debe ser diferente de aquellos en la posición de Caín. Odiamos seguir ese camino como ellos lo hacen; permitamos que ellos nos sigan. Vamos a ser los ejemplos. Debo convertirlos en pulcros hombres jóvenes, con el pelo prolijamente cortado, bien afeitados, con sus trajes en forma ordenada y todo eso. Tienen que amar a sus familias, y a su nación más que a nadie afuera de nuestra Familia. Cuando hablo con usted, quiero hacerle pasar por luchas y dificultades para el bien de su nación. ¿Crees que este es el camino que conduce a la destrucción y la ruina o la prosperidad? Si vamos a prosperar o a levantarnos de la corrupción, estamos dispuestos a hacerlo ahora, en el menor tiempo posible.

Para finales de 1974, yo estoy pensando en enviar unos 2.000 miembros de los equipos móviles por todo el país. El número de los miembros debe ser algo así como 8.000, para que podamos enviar 2.000 miembros en las camionetas del equipo móvil. Tenemos sólo dos años por delante. ¿Está usted convencido de esto? [SÍ!] Esto no será una tarea fácil. Pero si no la podemos llevar a cabo y que sea un éxito, la providencia de la restauración será un fracaso. Lo que estamos haciendo aquí en los Estados Unidos influirá en todo el mundo. Si usted deja su país como está, ¿cree que va a prosperar o será destruido y arruinado? No podemos quedarnos sentados mirando las cosas, tenemos que ser capaces de evitar que se arruinen.

En el Estado de Belvedere, rodeado por la belleza natural, oré a Dios: “Padre, estoy aquí, estoy listo para pelear. Estoy dispuesto a salvar a esta nación. Por favor, esté con nosotros y trabaje a través de nuestros miembros y le mostraremos cómo podemos salvar a esta nación, bajo Su voluntad” Pero en mi corazón hay una cosa que me preocupaba más, y es si el pueblo de los Estados Unidos odian pasar por dificultades. En ese caso, ¿qué pasaría? ¿Qué debemos hacer? En ese caso, si usted no está dispuesto a pasar por estas dificultades para alcanzar el objetivo, tengo que traer a la gente de todo el mundo oriental y de los países europeos aquí para ayudar a esta nación, y de aquí en adelante para salvar al mundo entero.

¿No te acuerdas, te has olvidado de que sus antepasados lucharon por la gran causa de Dios y enviaron misioneros a otros países, a los países subdesarrollados, salvajes, y lucharon con el fin de difundir el Evangelio? Y tú tienes esa tradición. Si se olvidan de todas esas cosas y no están dispuestos a aceptar el trabajo, la nación está condenada a ser destruida. Por lo tanto, los conmino a que luchen por la gran causa, heredando lo que sus antepasados dejaron para usted. Debemos convertirnos en Nuevos Puritanos. Sus padres puritanos establecieron esta tierra y lucharon por esa gran causa. Vamos a llegar a ser puritanos nuevos de la Nueva Era. En el camino de los puritanos deben haber obstáculos, debe haber persecución, deben haber muchas amargas dificultades y penurias, pero si estamos dispuestos a luchar contra esas cosas como un reto, entonces Dios estará de nuestro lado, y nuestra voluntad de batalla finalmente será victorioso. Nacemos en la era en que somos bendecidos con una meta. Después de haber ganado la batalla, seremos los vencedores, y debemos estar agradecidos al Padre que hemos nacido en esta época y que somos los guerreros para luchar por la causa de Dios.

Estamos aquí, reunidos entre sí en un lugar como éste, y no es ninguna coincidencia. Detrás de escena ha habido una larga historia de lágrimas, sudor y sangre. Y para que no anulemos esas batallas sangrientas libradas por nuestros antepasados, debemos a toda costa hacer que nuestra lucha sea un éxito, con el fin de no hacer las que generaciones futuras sufran las mismas cosas. Si no estamos dispuestos a hacer esto, y si no somos capaces de hacer esto, nuestros descendientes tendrán que pasar por más batallas sangrientas con más lágrimas y con más sudor. Odiaríamos dejar nuestra misión a nuestra descendencia. Por lo tanto, vamos a luchar a través de esta batalla y que sea una victoria.

Es por eso que estamos aquí para el entrenamiento de este tiempo. Ustedes, los de los Estados Unidos, hasta ahora han estado orgullosos de su país. Su país ha sido un país líder en el mundo entero; rico, bendecido en todos los sentidos. A esta gran nación se le agrega la gente de Japón, la gente de Corea, las personas de los países europeos. Si usted no está dispuesto a luchar a través de la batalla hasta que sea una victoria, Dios no le dejarán en paz. Así que le advierto que se resuelva a luchar y hacer de esta meta un éxito. De lo contrario, sus descendientes le acusarán de haber cometido el error más grande en la historia de la humanidad, y su amargo orgullo estará resonando en sus oídos en el mundo espiritual. Nunca deben ser un fracaso. Por lo tanto, quiero que se resuelvan, en este momento, aquí mismo, que va a pelear la buena batalla, para que se conviertan ustedes y sus descendientes en vencedores, los ciudadanos del reino de Dios.

¿Qué les parece? ¿Debemos ser más diligentes y entusiastas en la lucha por la causa, más que los hermanos japoneses, los hermanos de Corea y los hermanos europeos? [SÍ!] Entonces, ¿pueden prometerlo delante mio? [SÍ!] Ante todo, voy a traer algunos miles de miembros de Japón. Voy a dar el ejemplo en sus ojos de su duro trabajo, pasando a través de una amargura indecible. En ese caso, es natural para mi que los lleve a ustedes de la misma manera. ¿Es esto bueno o malo? [Bueno!] ¿Bueno para quién? [Los EE.UU.!] Bueno para los Estados Unidos, su país.

Yo soy coreano por nacionalidad. ¿Por qué estoy aquí guiándolos, estimulándolos para luchar por esta nación? Esto se debe a que su nación ha sido bendecida por Dios, y su misión es salvar al mundo entero siendo utilizados como instrumentos de Dios. No se dan cuenta de lo difícil que es la situación de un hombre que no habla el idioma. La barrera del idioma es algo realmente difícil. Los hermanos del mundo oriental y de los países europeos se reunirán para luchar aquí, aunque no saben el idioma. Ustedes deben entender su corazón, y tienen que amarlos y alentarlos y luchar más que ellos. ¿No ven a los hermanos japoneses que trabajan aquí, vendiendo caramelos, que no conocen el idioma, sino que están ansiosos y entusiastas para vender los dulces por el bien de nuestro movimiento, su nación. Y entonces usted puede imaginar lo difícil que debe ser. Cuando conocí a los hermanos japoneses aquí, sentí que yo era culpable de haberlos puesto a ellos en semejante crisis. Tienen que formar familias, ser amantes padres, hermanos y hermanas, y en la familia de unificación también tienen que amar a sus hermanos y hermanas, trabajando juntos. Pero ellos están aquí trabajando por una causa mayor, por supuesto, para esta nación y para ustedes. Ellos están pasando por tantas dificultades, no podría soportar mirarlos.

Yo tomé la agonía de ustedes, sus dificultades, como mía, tal como Dios tomó como suya mi carga. Y yo quiero que sean cooperadores y alienten a los miembros japoneses. Por otro lado, yo soy la persona que ha impulsado a los miembros americanos, quienes no han tenido la experiencia de pasar por dificultades, a la primera línea de batalla a luchar en los equipos móviles. Si no me hubieran conocido, no lo habrían hecho. Usted está pasando por dificultades y me solidarizo con usted. En mi corazón, quiero tranquilizar vuestros corazones, consolarlos, hacerlos feliz y relajados, pero estoy aquí otra vez y tengo que decir las mismas cosas o incluso cosas más graves como conducirlos hasta el campo de batalla. Eso me hace agonizar. Con el corazón dolorido, tengo que hacer esto, porque hay una voluntad de Dios todavía incumplida, y nosotros podemos cumplirla.

Puedo mirar alrededor, pero no hay nadie más, excepto ustedes, los que están realmente preocupados por la nación, los que realmente aman esta nación y aman la voluntad de Dios y hacen el trabajo. Es por eso que tengo que llamarlos para hacer el trabajo. Levanto la vista hacia Dios, mi Padre, y oro por ustedes, para que Él les dé la fuerza para llevar en hombros a esta nación. Y cuando los miro, con mucha frecuencia lo hago con los ojos llenos de lágrimas y el corazón dolorido. Pero tengo que hacer esto por ustedes, mientras que ustedes lo están haciendo para la nación y el mundo entero. Quiero que se den cuenta de esto.

Una cosa que les prometo, incluso si estoy en los Estados Unidos: Yo no quiero ser un deudor, no quiero estar en deuda con ustedes. Quiero que recuerden cuando ustedes vayan a través de estas dificultades que hay un Dios, hay un Cielo, Dios, nuestro Padre, que ha pasado por más dificultades, más amarguras, todas mucho más difíciles de las que ustedes van a pasar. Cuando se enfrenten con dificultades indecibles y se sientan frustrados, casi a punto de derrumbarse, sin poder levantarse de nuevo, bueno, ustedes deben reunirse y recordar a Dios, quien ha pasado por más dificultades que eso, y que está listo para darles fuerzas si tan sólo se la merecen y están listos para recibir Su amor. Ustedes están en condiciones de rechazarme, alejarse, desaparecer y darme la espalda, pero yo no estoy en la misma posición. Tengo que seguir adelante. Dios tampoco puede dar vuelta. Él debe ir hasta que alcance la meta. A pesar de que es posible que tengan que morir en el campo de batalla, no hay que olvidar eso. Ustedes van a ser los vencedores, al igual que los demás. Si ustedes están tan resueltos y salen al campo de batalla de nuevo con un gran orgullo y la cabeza levantada, nuestra batalla será victoriosa. Pueden creer esto. Si ustedes están decididos a hacerlo, los Estados Unidos será un país de esperanza, una nueva nación. Por hacer esto, el mundo entero se convertirá en un mundo de victoria, un mundo que pertenece a Dios. Estamos luchando la batalla final, y no pueden desalentarse o frustrarse. Josué y Caleb heredaron lo que Moisés dejó en sus manos: había que luchar, y Dios les dio fuerza y les animó a ser fuertes y valientes. Entonces, ¿qué debemos hacer? ¿Pueden ustedes realmente prometerme que van a luchar y ser los vencedores en la batalla. [SÍ!] Gracias.

Vamos a ir a la conclusión. Debemos ser el símbolo y el sujeto de la recreación. Debemos estar orgullosos de ser los soldados que luchan por la causa de Dios, por la gran causa, a nivel individual, a nivel familiar, nacional, a nivel de todo el mundo y el nivel universal. ¿No sienten que por derramar la totalidad de nuestro ser en esta causa, el mundo entero está cambiando, siendo re-formado, que se renueva? Y aunque yo soy un ser pequeño, como un grano de arena en el océano, mientras trabajaba a través de mi curso, he experimentado siempre que Dios estaba allí, ayudándome, a veces va por delante de mí y hace las cosas por mí. Vamos a creer en Dios y confiar en Él. El Dios de nuestros antepasados, el que nuestros primeros ancestros, Adán y Eva, abandonaron y en quien no creyeron. Tenemos que estar preparados para servir a Dios, a quien Adán y Eva no sirvieron. Amemos a Dios, el Dios triste que Adán y Eva fallaron en amar. Estemos dispuestos a perder la vida por causa de Dios y de Su voluntad, mientras que Adán y Eva no pudieron hacerlo. Si nuestra familia ha de prosperar, los descendientes, los niños, deben ser mayores que los padres. Lo que quiero que hagan es amar a Dios más de lo que yo lo amo. Quiero que sirvan a Dios y amen a Dios más de lo que yo lo sirvo y lo amo. Desde el principio, yo estaba decidido a tirar mi vida, perder mi vida, negarme a mí mismo por Dios, pero aquí estoy, viviendo todavía. Y yo a veces tengo vergüenza de esto. Pero ustedes tienen la juventud; ustedes están en sus años veinte y treinta. Ustedes tienen una larga vida por delante, ¿por qué no pueden luchar por la causa?

Por hacer esto sus antepasados se verán beneficiados en el mundo espiritual, su familia, sus vecinos, sus amigos y su país será salvado por ustedes, por estar haciendo esto. Como un padre que busca a sus hijos y quiere que ellos hagan cosas más grandes de lo que él ha hecho, espero, quiero que hagan lo mismo. Quiero que hagan cosas más grandes que yo.

Me imagino a menudo que me encuentro en mi lecho de muerte, y en la redacción de mi testamento, yo pensé que diría esto: Me imagino que hay muchos de ustedes, todos ustedes, en realidad, que van a llorar sobre mi muerte. Lo que quiero que hagan es gritar delante de Dios: “Déjame amarte más de lo que mi Padre lo hizo, más de lo que mi Maestro lo hizo. Él dijo que no podía amarte lo suficiente. Vamos a ser capaces de amarte, más que nadie en el mundo”

Si realmente me aman, quiero que amen a Dios en lugar de mí, más de lo que yo lo he hecho. Si realmente aman a Dios, deben estar amando a sus hermanos y hermanas a quienes Dios ama. Cuando traiga más hermanos y hermanas de Japón y Corea y de otros lugares, por favor, ámenlos más de lo que aman a Dios y más de lo que aman a cualquier otro miembro de la familia americana. Si pueden hacer esto, aunque ustedes no hayan visto o encontrado el reino de Dios o establecido el reino de Dios aquí en la tierra, podrán disfrutar del reino de Dios en el mundo de los espíritus.

Con una nueva resolución, yo quiero que vayan a través del curso de capacitación en esta ocasión, para que con una fuerza renovada puedan salir al campo de batalla con el fin de hacer la batalla victoriosa, en la fecha más pronta posible. Unámonos en la promesa de que vamos a luchar en nuestro camino con una nueva resolución. Prometemos que vamos a ganar esta batalla.

El Maestro cierra con una oración.

https://i0.wp.com/img89.xooimage.com/files/6/8/9/8-3a0c91d.jpg

Anuncios

One thought on “Charla Perdida de Sun Myung Moon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s