Palabras de la Madre Verdadera en el 20 Aniversario de la Federación de Mujeres en Las Vegas

Federación de Mujeres para la Paz Mundial 20 Aniversario
Las Vegas
27 de octubre 2012
M Resort, Las Vegas, Estados Unidos
Dr. Hak Ja Han Moon, Dirección

Distinguidos invitados de todo el mundo, líderes de la paz mundial, mujeres y representantes de los cincuenta estados de Estados Unidos, queridos miembros de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial, FMPM Internacional!

A mi marido, el Rev. Sun Myung Moon, quien se encuentra ahora en el mundo espiritual, y a mi nos gustaría expresar nuestra sincera bienvenida a cada uno de ustedes por venir a Las Vegas para asistir a esta histórica Asamblea de los Estados Unidos para la “ONU Abel de Mujeres” en la que se conmemora el vigésimo aniversario de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial en los Estados Unidos.

En primer lugar, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a los 7 millones de líderes de 194 países que me han enviado su gran amor y respeto por el fallecimiento del Reverendo Moon, y que visitaron los altares por todo el mundo para ofrecer sus condolencias.

El Rev. Moon, quien vino a la tierra como el Salvador y el Verdadero Padre de la humanidad, ha proclamada en todo el mundo la visión de un mundo ideal, que era el propósito de Dios en la Creación. Él dedicó su esfuerzo, sin tener en cuenta su propia vida, a la creación de un mundo de paz donde el conflicto y la guerra ya no existen.

En julio 16, después de completar una apretada agenda en los Estados Unidos, llegó a Corea, la que hemos proclamado es providencialmente la patria de Dios. Inmediatamente después de nuestra llegada, se celebró la reunión inaugural de la “ONU Abel de Mujeres”, la que tendrá un papel activo en la construcción de un mundo pacífico en una nueva era.

Al evento, que se celebró en el Centro Mundial de la Paz, asistieron 25.000 personas, entre los cuales había mujeres líderes que representaban a 194 países.

Queridas mujeres líderes de todo el mundo, ese fue el último evento providencial que el Rev. Moon realizó en la tierra. Cerca de cincuenta días más tarde, puso la providencia sobre la tierra en orden, y luego oró estas palabras: “He completado todo”. Poco después, pasó al reino celestial, una transición que en coreano que llamamos seonghwa.

Queridas mujeres líderes de todo el mundo, por favor recuerden que llevamos la pesada responsabilidad de completar la misión providencial de la “ONU Abel de Mujeres”, la organización final que el Rev. Moon y yo creamos juntos.

Como ustedes bien saben, los representantes de todos los pueblos del mundo, que habían tenido que soportar un sufrimiento insoportable en las postrimerías de la segunda guerra mundial, fundaron las Naciones Unidas con un profundo anhelo de paz basado en la idea de que la guerra nunca debe realizarse de nuevo. Esto estaba de acuerdo con la voluntad de Dios.

Sin embargo, ¿cuál es la realidad de hoy? En los sesenta años de existencia de las Naciones Unidas, ha sido incapaz de evitar las guerras, incluyendo la Guerra de Corea. A pesar de que la guerra fría ha terminado, el mundo no está libre de brotes de guerra, ya sea grandes o pequeños, que se derivan de los conflictos entre ricos y pobres, entre razas y entre las personas de diferentes religiones. ¿No ha visto la ONU el fracaso repetido de su trabajo para cumplir con su misión original de mantener la paz mundial, de acuerdo al propósito de su fundación?

En el momento de su inauguración, la ONU fue el resultado de una transacción efectuada entre los EE.UU. y la entonces Unión Soviética bajo la estructura de confrontación de la guerra fría. Desde el principio, por lo tanto, estuvo limitada en su capacidad para lograr la paz duradera en el mundo que trasciende los intereses de las naciones individuales.

Por ello, hemos proclamado que, desde el punto de vista de la voluntad de Dios, la ONU ha sido incapaz de salir de la posición de Caín. Por ello, hacemos hincapié en que la renovación de las Naciones Unidas es absolutamente fundamental para construir un mundo de paz duradera como se había previsto en el momento de la Creación.

Respetados líderes de paz!

Las Naciones Unidas se han golpeado contra una pared de ladrillo, siendo incapaz de ir más allá del nivel de equilibrio de los distintos intereses de las naciones individuales. En la historia hasta ahora, hemos dependido de las organizaciones gubernamentales centradas en los hombres para lograr la paz mundial. Ahora, sin embargo, para superar las limitaciones que han demostrado, creo que un movimiento de mujeres por la paz centrada en algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) debe echar raíces como el nuevo sistema de solución de los problemas que se plantean en este campo.

Puesto que un movimiento de mujeres por la paz sólo puede realizarse a través de la cooperación global que va más allá del nivel de una ONG, esperamos que el lanzamiento de la “ONU Abel de Mujeres” será el punto de partida desde el que el movimiento de mujeres por la paz pueda establecerse en la sociedad como la Red Mundial de Mujeres por la Paz (GWPN).

Mirando hacia atrás, la histórica Asamblea de hoy de la “ONU Abel de Mujeres” comenzó con el establecimiento de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial, que el reverendo Sun Myung Moon y yo conjuntamente fundamos como una organización central para el movimiento de mujeres por la paz. Con la declaración de “el advenimiento de la era global de las mujeres”, la FMPM se estableció, de acuerdo con la voluntad del Cielo, el 10 de abril de 1992 en el Estadio Olímpico de Seúl. Ese evento inaugural contó con la presencia de mujeres representantes de unos 70 países, además de 150.000 mujeres líderes coreanas.

Por otra parte, el objetivo de la Federación de Mujeres no iba a ser fundar otra ordinaria organización de mujeres. No pretende ser un externo, político y combativo movimiento de derechos de las mujeres, principalmente dirigidas a los hombres, que aboga por la expansión de los derechos de la mujer, la igualdad de género y el movimiento laboral de las mujeres. Más bien, se trata de un movimiento por la paz mundial en un nivel completamente nuevo, con el significado providencial de realizar el mundo ideal como Dios lo hubo previsto en la Creación.

Inaugurado en un contexto de significado providencial tal, la FMPM ha participado en diversas actividades durante los últimos veinte años, orientado a la consecución de la visión y los ideales de amor puro, familias felices, y un mundo en paz, más allá de las barreras de raza, religión, idioma, y las fronteras nacionales. Esto se ha llevado a cabo en el espíritu del mensaje fundacional del Reverendo Moon, en el que nos impulsó a ampliar un movimiento modelo del verdadero amor a todo el mundo sobre la base de vivir por el bien de los demás.

Con base en el amor maternal, la FMPM ha logrado un notable crecimiento y desarrollo a través de una campaña para promover el establecimiento de familias centradas en el amor verdadero, esto a través de diversos programas educativos y a través de actividades de voluntariado dirigidas a elevar la condición de la mujer. Estas actividades han aliviado los conflictos internacionales y promovido la reconciliación.

Además, después de la intervención especial que me invitaron a dar en la sede de la ONU en Nueva York, en septiembre de 1993, y basado en tres años de trabajo duro, la Federación de Mujeres para la Paz Mundial fue aprobada por la Comisión Económica de las Naciones Unidas y el Consejo Social, una organización no gubernamental reconocida como entidad consultiva general, que es la máxima calificación otorgada a una ONG. Desde entonces, nuestro estatus ha sido aprobado de nuevo de forma continua en las reevaluaciones que se celebran cada cuatro años. Esto implican la evaluación estricta de las actividades y los logros.

Creo que es seguro decir que reconocen nuestro verdadero valor, porque entre las más de 3.500 organizaciones no gubernamentales afiliadas a la ONU, sólo 140 han recibido este estatus más alto.

Nuestra WFWP Conferencia de Mujeres para la Paz en el Medio Este, que ha sido mantenida cada año desde 1997, ha atraído mucho interés y participación de mujeres líderes de más de 20 naciones en el Medio Este. Ahora se ha expandido, y está dando a luz a actividades más concretas en el campo, lo que me alegra poder informar.

Al final de Junio de este año, la WFWP patrocinó la decimosexta conferencia anual del Medio Este, que fue celebrada como una sesión del Consejo de Derechos Humanos en la Oficina de Ginebra de las Naciones Unidas, sobre el tema de Niños Afectados por el Conflicto y Desastre: Prevención, Protección, Sanación y Fortalecimiento.  Fue atendida por mujeres líderes de 18 naciones en el Medio Este, oficiales diplomáticos, embajadores en las Naciones Unidas en Ginebra de naciones de todo el mundo y representantes de las agencias de las Naciones Unidas y ONGs globales. Estos más o menos 180 participantes se unieron para dialogar seriamente sobre los problemas actuales. He sido informada de que dedicieron aplicar los resultados de los diálogos en el campo.

Más aun, cada capítulo de la WFWP está activamente dirigiendo ayuda de socorro para tratar con problemas causados por calamidades naturales y pobreza en varias partes de la aldea global. En particular bajo el eslogan “Compartamos un poco de lo que tenemos” están llevando a cabo 1% del Proyecto Compartir Amor para ayudar a los niños y mujeres de Corea del Norte, y me siento muy feliz al decirles que han alcanzado maravillosos resultados.

Como pueden ver, desde la fundación de la WFWP hasta alcanzar el más alto estátus como ONG en posición consultiva bajo la ONU, nuestros miembros nunca han perdido su espíritu fundador, y han sido silenciosas pioneras en el camino del movimiento de una mujer de paz con un corazón incambiable. Así pues, me gustaría ofrecer un gran aplauso para expresar mi infinita gratitud a ellas y también a las mujeres líderes que nunca se frenaron en su aliento o en su participación.

La WFWP se situa en el centro del movimiento para la paz mundial que ha desarrollado. Sin embargo, no debería permanecer al nivel actual. La WFWP debería desarrollarse y alcanzar el siguiente nivel, para que pueda trabajar en solidaridad y cooperación con mujeres líderes y ONGs de todas partes del mundo, y empujar progresivamente por el camino hacia la realización de un mundo de paz duradera.

Para poder hacer esto, la WFWP debería ir más allá del nivel de una ONG de mujeres y unir gobiernos, organizaciones e individuos  a través del mundo, e ir avanzando. Un esfuerzo internacional unificado bajo el ideal de unas “ONU de Mujeres Abel” (la Red de Mueres por la Paz Mundial) es absolutamente necesaria para poder realizar esto. Es, de hecho, el dectreto absoluto de Dios.

Hoy, mientras marcamos el comienzo de una era de cambio revolucionario universal e histórico, me gustaría dar mi sincera felicitación y apoyo a ustedes en esto, la apertura de la Asamblea de los Estados Unidos para las “ONU de Mujeres Abel”,  que está siendo celebrada para que las mujeres, quienes son la mitad de la población mundial, puedan ser conscientes de su misión histórica, y para que podamos ampliar el ámbito de nuestras actividades a todas las regiones del mundo.

¡Amadas mujeres lídres que buscan la paz! ¿Cuál es el camino que debería tomar hoy la humanidad? Al final, los problemas que afectan a la humanidad solamente pueden ser resueltos a través de la ideología de una familia bajo Dios. Esta es la enseñanza del amor verdadero con Dios como centro que mi marido y yo, los Padres Verdaderos, recibimos del Cielo y que hemos defendido y enseñado durante toda nuestra vida. Esos ideales solos representan el camino que guiará a la humanidad hacia un mundo de paz duradera y la felicidad.

Este es un tiempo histórico de una gran revolución cósmica en el que debemos cambiar la historia, unir los mundos espiritual y físico y crear el reino ideal del cielo que Dios ha añorado desde el principio del tiempo. No podemos posponerlo o retrasarlo. El Cielo ha proclamado ya que el día treceavo del primer mes del calendario lunar en 2013 será el Día de la Fundación.

Así pues, es tiempo para que toda la gente sea humildemente obediente al decreto del Cielo. Hoy espero que ustedes tendrán en cuenta que esa fecha fatídica se está acercando, y que necesitamos dedicarnos completamente, con un compromiso de vida o muerte, durante el tiempo restante, siguiendo la guía de los Padres Verdaderos, el rey de paz y salvador de la humanidad, quien ahora preside sobre la providencia desde la esfera celestial, y de la Madre Verdadera aquí en la tierra.

¡Amadas mujeres líderes! El curso para la humanidad esta establecido. Ahora que tenemos un día D, que nos ha sido dado por el Cielo a través de los Padres Verdaderos, ¿Qué razón hay para dudar? Tenemos menos de cuatro meses. El Cielo bendecirá nuestros esfuerzos para establecer un mundo de paz basado en las ONU de Mujeres Abel.

No obstante, me gustaría reenfatizar que la prioridad de la ONU de Mujeres Abel debería ser crear un movimiento de familias verdaderas que enfatice vivir por los demás basados en el amor verdadero, y llevado a cabo en conjunción con educación en valores adecuados. La guerra y conflicto se crean por motivos egoistas- deseando tomar la tierra de otros, las posesiones de otros o algo similar, por la fuerza. Por otro lado, la paz se crea al invertirse uno mismo por los demás – esto es, dar basado en el amor verdadero.

Esos lídere,s quienes miran hacia otro lado evitando las nuevas realidades del mundo, o quienes fallaron en verlas, serán empujados a un lado por los cambios que nos están viniendo como un tsunami. Creo que ha llegado el momento de que nosotros avancemos valientemente y recibamos nuevas oportunidades y valores.

¡Amadas mujeres líderes! Las mujeres no están aquí simplemente para ayudar o para ser protegidas por los hombres; más bien, ellas son individuos independientes quienes, como representantes del aspecto femenino de la naturaleza de Dios, están llamadas a hacer al hombre más completo y varonil. Centradas en el amor verdadero, las mujeres son las preciosas parejas de los hombres en el amor. Los hombres y las mujeres son absolutamente iguales en términos de valor.

Los hombres y las mujeres quienes se unieron a través del amor verdadero que es heredado en el ideal original, comparten la misma posición. También, alcanzan  el derecho de estar el uno con el otro donde quiera que ellos estén. Más aun, alcanzan el derecho ideal de heredar, en donde toda su propiedad pertenece a cada uno igualmente. Así pues, un hombre y una mujer alcanzando la unidad a través del amor original en el ideal de amor verdadero de Dios, han sido creados para llegar a ser seres iguales, centrados en el amor verdadero, compartiendo no solo el mismo rango en el derecho a participar, sino también en sus posesiones mutuas.

Así pues, los hombres y las mujeres no necesitan enfrentarse o luchar los unos con los otros porque no necesitan imitar las características, disposiciones o papeles del otro o codiciar esas cosas y tomarlas por la fuerza, dando lo que ellos tienen al otro, con amor verdadero y completando al otro, ellos pueden llegar a estar unidos como un todo y compartir en una relación de copropiedad.

En el siglo 21, las mujeres deberían jugar un papel mayor en la historia del mundo, sirviendo, junto con los hombres, como una de las ruedas que tiran hacia adelante del motor de la construcción de un mundo pacífico. Yendo a través de un siglo de poder y tecnología, las mujeres serán el eje central en construir un nuevo siglo caracterizado por su cultura de amor y paz, y su papel será más importante que nunca.

Sinceramente les pido que sigan el camino de madres verdaderas, el camino de esposas verdaderas, el camino de hijas verdaderas y el camino de mujeres líderes verdaderas que construyen un mundo unificado en el que la libertad, paz y felicidad sobreabundan.

El Rev. Moon siempre nos instó a vivir sin proyectar ninguna sombra, el llamó a esta vida una vida situada en pleno medio día. Si cada uno de nosotros vive como brillantes lámparas centellantes, no será proyectada ninguna sombra. Cuando recibimos cosas, estas se transformas en nuestras deudas. Por favor, paguen sus deudas viviendo una vida de amor verdadero mientras propagan luz a través del mundo, enjugando las lágrimas de los menos afortunados.

Damas y caballeros, me siento agradecida a ustedes por escuchar atentamente hasta el final de mi discurso. Oro para que la Bendición de Dios esté con ustedes, con sus familias y en su trabajo

Gracias


Traducción al español:

María José Sánchez, Estados Unidos

Ricardo Gómez, Argentina

Anuncios

2 thoughts on “Palabras de la Madre Verdadera en el 20 Aniversario de la Federación de Mujeres en Las Vegas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s