La noticia que no fue

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

Como todos saben, en Mar del Plata, Argentina, se está disputando el Campeonato Preolímpico de Básquet, competencia de la cual quedarán los dos candidatos a viajar a Londres 2012. Cientos de periodistas nos visitan, y se lleva adelante una exhaustiva agenda informativa, como amerita un evento de tal envergadura. Sin embargo, como tantas veces se ha dicho en este humilde blog, los medios informativos ejercen una selección caprichosa acerca de qué es y qué no es noticia, y, generalmente, esa pre-selección es arbitraria y caprichosa, cuando no tendenciosa. En estos días ha ocurrido un ejemplo más de esto que se viene afirmando aquí.

Jugaban su encuentro República Dominicana y Panamá. El partido lo estaba ganando el equipo Dominicano cuando, en una desafortunada acción, el jugador de la Selección de ese país, Edgard Sosa, sufre una fractura expuesta de su pierna derecha. Afortunadamente debo decir que el deportista está bien de salud. Tanto así que Sosa le pidió a sus compañeros de equipo que no se depriman por su situación, porque está confiado que se recuperará.

“Que no lloren, porque yo voy a estar bien”, dijo Edgar Sosa tras informar que podría permanecer dos días más en Argentina y que luego sería trasladado a República Dominicana. Sosa aprovechó para agradecer el apoyo recibido por el pueblo dominicano, y exhortó al país a seguir respaldando a su equipo, ya que sólo fue un jugador el que salió, pero que el conjunto está fuerte, y aún falta ganar un par de juegos más. Según divulgaron sus doctores, la fractura fue en dos partes de la tibia, aunque por el momento no había sido intervenido quirúrgicamente. Confirmaron que, aunque la lesión fue grave, pudo ser peor.

“El hueso traspasó la piel y estaba expuesto, así que los doctores le limpiaron toda la herida y le limpiaron los huesos, lo esterilizaron. Él ahora mismo tiene la pierna inmovilizada lo que obviamente le quita mucho el dolor”, precisaron sus doctores. Afirmaron que la lesión no le impedirá volver a jugar, pero que Edgar Sosa debe estar consiente que tiene un trabajo difícil de rehabilitación. El jugador deberá permanecer por lo menos dos días hospitalizado, y luego se analizará lo de operar la pierna, dicha intervención podría ser realizada en la República Dominicana.

Pero hubo una parte de la historia que no fue noticia para casi nadie. Había que ver las caras de dolor de los compañeros del jugador. Pero no solo de los compañeros del Seleccionado dominicano, sino que también los del equipo panameño se veían apesadumbrados. El partido se terminó casi de inmediato, y todos se saludaron sin poder creer lo que habían vivido. La preocupación por la salud de Sosa no les permitía seguir jugando. Por un momento parecieron salir todos hacia los vestuarios, pero al momento siguiente se los vio a todos los jugadores de ambos equipos orando en el medio del rectángulo de juego por el compañero accidentado. Todos se abrazaron en círculo y siguieron la oración de uno de los compañeros de Sosa. Al finalizar levantaron sus brazos como uno solo y siguieron cada uno a sus lugares.

Es llamativo que este acontecimiento casi haya pasado desapercibido. Los medios de comunicación, en el mejor de los casos, lo mencionaron sólo como un hecho de color, y en su gran mayoría contaron solo hasta la lesión, pero invisibilizaron el resto de la historia. Yo mismo me enteré por verlo en un resumen de la Televisión Pública. Para armar este post he tenido que buscar mucho en Internet, y las imágenes las tuve que tomar de un video de Youtube, porque ni siquiera hay imágenes. Usted podrá pensar que soy paranoico, pero piense en esto. ¿Qué pasa cuando algún deportista le pega un trompazo a un compañero, o al réferi? ¿Cómo actúan los medios cuando se arma una trifulca en cualquier deporte aun en el lugar más inhóspito del mundo? Esas actitudes reprobables no pasan desapercibidas al ojo atento de algunos medios, pero ocultan todo aquello que pudiera ser loable.

Ahora bien, a diario se nos dice que debemos inculcar la práctica de deportes en los niños, ya que es allí en donde los jóvenes practican valores como la cooperación, el juego en equipo, respeto al compañero, respeto a la autoridad, resolución de problemas, conexión con los demás, aprender el liderazgo sano, el valor del esfuerzo, disciplina, aceptación de la derrota, respeto al que pierde, cooperación, comunicación, etc, etc, etc. Pues bien, hay que decir que todo esto es muy lindo en la dialéctica, pero para los grandes conglomerados informativos carece por completo de valor. Al multiplicar viralmente una trompada en todos y cada uno de los medios posibles y ocultar en vez de enaltecer estas actitudes están mostrando lo que verdaderamente les importa. Ellos dirán que “es lo que la gente quiere ver” y posiblemente tengan razón. Si así fuera, eso indicaría que estamos en problemas.

La otra cosa que atentó para que la noticia se tapara fue el hecho no menor de que los jugadores se reúnan para rezar por alguien. Eso es imperdonable. Si hubieran hecho alguna ceremonia extraña, de esas en las que se cortan los cogotes de pobres e inocentes gallinas, quizás allí sí hubieran hecho un morboso foco, pero rezar, mire, eso hoy está en desuso. Creo que es un error confundir oración con Iglesia. Si usted es alguien que lee esto y no tiene ninguna creencia no debería pensar que está mal lo que estos chicos hicieron. Es favorable y merece respeto la actitud de solidaridad que demostraron los jugadores, y eso no es habitual en estos días. Estas son noticias que deberían llenar nuestros diarios, y no tanta otra cosa. Quizás esté equivocado, pero a mi me pareció que debía contar esta historia.

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

Anuncios

2 thoughts on “La noticia que no fue

    1. Así es Mario. Pareciera que los valores que se ofrecen en el mundo deportivo son solo para vender gaseosas o desodorantes, pero cuando se dan en la relaidad se los oculta arteramente.
      Gracias por pasar, y ya sabés que todo es para compartir. Un gran abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s