Señor Director del semanario Noticias

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

 

En el año 2005 escribí esta carta dirigida al señor Jorge Fontevecchia, Director responsable de la revista Noticias. El motivo, una vez más, aclarar las falsedades en las que este medio, entre otros, incurrieron sistemáticamente en aquella época. Está de más decir que nunca fue publicada. Los medios hegemónicos de comunicación eligen a quien destruir y a quien elevar al estrellato, esa es su metodología más usual. Pero esa maniobra solo es posible cuando los lectores toman esos escritos como si fueran textos Bíblicos, dejando de lado el raciocinio más elemental.

Señor Director del Semanario Noticias

Mi nombre es Ricardo Gómez, tengo 43 años y junto con mi familia somos representantes de la Federación de Familias para la Paz Mundial en Mar del Plata. Dicha Federación es a la que su Semanario se refiere con el curioso y peyorativo apelativo de “Secta Moon”.

No es mi intención defender al Reverendo Moon ni a su Movimiento, ya que ha quedado demostrado con el transcurrir de los años que los malos comentarios no han podido disminuir un ápice el trabajo de nuestro líder, a quien conozco desde el año 1983. El motivo de la presente es solicitarle tenga la amabilidad de explicarme cuáles son los criterios que utilizó el señor periodista que realizó la nota de su último ejemplar. Me es difícil comprender por qué se ataca arbitrariamente al Reverendo Moon sin aportar ni una sola prueba al respecto. Quisiera saber a partir de qué momento el periodismo ha comenzado a informar utilizando el potencial. Me es demasiado común encontrar frases como “Fulano sería culpable” o “Mengano podría quedar detenido” ¿Desde cuándo una presunción es noticia?

No me sirve enterarme que Fulanito quizás sea el culpable, sino saber si es o no el culpable. La prensa se ha ensañado durante más de cuarenta años con el Reverendo Moon; sin embargo, nadie nunca presentó una prueba, un papel, un testimonio valedero. ¿Por qué no se aplica en la persona del Reverendo Moon aquella figura legal que reza: “Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario”? ¿Desde cuándo ustedes tienen la capacidad legal para determinar quién es bueno, y quién es malo? No hay que ser muy despierto, entonces, para preguntarse cuál será el motivo real de esta persecución.

Veamos.

Al Reverendo Moon se lo acusa de liderar una secta. La palabra secta implica una opinión peyorativa con respecto al Movimiento y a su líder, como así mismo, y por obvia extensión, de sus seguidores. Sin embargo, dicho Movimiento está reconocido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cultos. ¿Acaso debo pensar que ustedes, los periodistas, están en un nivel de comprensión superlativo del que tienen los que controlan dicha entidad? Quizás ese sea el motivo por el cual se pueden dar el lujo de ignorar dicho reconocimiento, para seguir utilizando a mansalva el término ya mencionado; insistiendo en denigrar y opinando sin una justificación que lo amerite, dando por tierra con decisiones tomadas por quienes saben del tema y se dedican a ello.

Se lo acusa de lavado de cerebro. A mi me mueve a risa que se siga utilizando esta terminología, más propia de épocas de la Inquisición que de estos tiempos que corren. Tal parece que han visto demasiados capítulos de los “Expedientes X” Actualmente los seguidores más fervientes son personas con un alto intelecto y reconocidas por la sociedad. Tal es el caso de los llamados “Embajadores por la Paz” quienes son la cara visible del Movimiento. Hace algunos años se decía que el Reverendo Moon nos lavaba el cerebro porque éramos personas jóvenes, sin estudio, y fácilmente manejables. ¡Pero ahora los seguidores son todos Doctores, Ingenieros, Licenciados y personas con un alto nivel académico! Me pregunto cómo se sostiene la premisa de que los seguidores somos pobres pibes. ¿Podría responder a esto?

Se lo acusa de tener muchas propiedades. Veamos: Tener muchas propiedades es malo, ergo: todos los que tienen muchas propiedades son malas personas, de acuerdo a esta forma tan particular y caprichosa de analizar las cosas. Podríamos decir, entonces, que el mismísimo dueño de vuestros medios, quien seguramente posee más de una propiedad, es malo por propia definición. Usted mismo, señor Fontevecchia, no creo que viva en la Villa 31. Sin embargo, no he visto ninguna campaña en su contra, ni en contra de tantos en este país quienes disfrutan de una posición privilegiada. No, solo al Reverendo Moon se lo acusa de tener lo que ustedes dicen que tiene, pero no prueban.

Tiene mucho dinero. Si bien no entiendo cuándo ni cómo le contaron los billetes de su bolsillo, me pregunto por qué esto es malo. Volvemos a la definición anterior. Tener dinero es malo, ergo: quienes tienen dinero son malos. Nuevamente imagino que el propietario de vuestras empresas y usted mismo deben tener dinero suficiente; sin embargo, sigo sin notar a quién le preocupa esto. No veo campañas en su contra, ni difamaciones, ni nada de eso. ¿Debo pensar que hay cierta intencionalidad en contra del Reverendo Moon? Evidentemente, el análisis que ustedes realizan sobre el bien y el mal es bastante relativo y tendencioso.

Se relaciona con personas poderosas. Por el amor de Dios, ¿podría explicarme qué tiene esto de malo? ¿Acaso ustedes, los sagrados e intocables periodistas, no se jactan de conocer a todo el mundo? ¿No hay que tener trato con la gente para conocerla? El Reverendo Moon trae un mensaje que está dirigido a todos, no solo a los religiosos. ¿Por qué se lo critica si se reúne con un presidente, y no se critica a los líderes de la Curia Católica, quienes también se reúnen con presidentes? Explíqueme por qué una cosa está bien y la otra está mal. ¿Acaso debo pensar que les es más fácil acusar al Reverendo Moon, aun sin pruebas, que meterse con el poder de la Iglesia Católica? No puedo creer que los señores periodistas tengan miedo.

Tiene muchos medios de comunicación. Acá me gustaría que me expliquen por qué esto es malo. Volvamos a la definición. Tener muchos medios de comunicación es malo, ergo: varias personas conocidas de nuestro país son malas, ¡incluso ustedes! ¿Me podría explicar, señor Fontevecchia, por qué los medios que posee (según ustedes) el Reverendo Moon son malos, mientras que los que acaparan ustedes son buenos? Debe ser porque las noticias que manejan los medios del Reverendo Moon son de poca monta; no como las de ustedes, quienes nos enseñan acerca de la importancia crucial para nuestras vidas de la “Tetamanía” Sin palabras.

Le pagó U$S 800.000 a Boca Juniors. Disculpe que sea tan directo, pero ¿acaso pretendían que jugaran gratis? ¿Desde cuándo pagarle a alguien por participar en un evento está mal? Esto podría definirse claramente con una frase que utilizara mi querido padre: “tener mala leche” ¿Cómo explicar, sino, que se acuse a alguien porque pagó lo que le correspondía por la utilización de un servicio? Una vez más el árbol no les dejó ver el bosque, o no quisieron verlo, lo cual es peor. La noticia aquí era que equipos de distintos lugares del planeta jugaban juntos para erradicar los problemas raciales mediante el ejemplo. Se trató de enseñar con ese ejemplo acerca de que somos todos hermanos. Pero claro, poco importa eso para ustedes. Esa noticia no vende, así que mejor presentarla como un pacto secreto entre Moon y Macri, y sigamos mostrando pechos…

Estuvo preso por evasión impositiva. Son tantas las veces que hemos explicado esto que hasta me da vergüenza ajena tener que tratarlo nuevamente. Usted sabe (pero no informa) que el Reverendo Moon en aquél entonces estaba en Corea, cuando se le acusó injustamente de no haber pagado los impuestos provenientes de una suma poco mayor a los U$S 7.000. Usted también sabe que ese dinero no lo manejaba el Reverendo Moon personalmente, sino los encargados de las finanzas del Movimiento. Aun sabiendo que iría a prisión, el reverendo Moon viajó a los Estados Unidos para enfrentar los cargos. La Corte falló en su contra y debió pasar 18 meses en prisión. Lo que se omite aquí es decir que cientos de líderes de otras religiones pidieron por la libertad del Reverendo Moon, reconociendo que lo que estaba ocurriendo era en realidad una clara persecución religiosa. Yo quisiera saber ciertamente cuántos de los que se rasgan las vestiduras por este asunto tienen sus cuentas al día con el fisco. Sería cuestión de investigar.

¿Me podría explicar el motivo de haber obviado la noticia de que en su última visita el Reverendo Moon fue nombrado Avatar, esto es: Encarnación de Visnú en la tierra, por Sergio Grifa, responsable del Hinduismo Latinoamericano? Este es el mayor grado de honor que los hinduistas pueden dar a alguien. ¿Será que no se pueden explicar estas cosas? ¿Será que esto no condice con la imagen que ustedes pretenden dar del Reverendo Moon?

El Reverendo Sun Myung Moon, su esposa Hak Ja Han Moon y Mahatma Krishananda Ji (Sergio Griffa) en el lanzamiento de la Federación para la Paz Universal en Buenos Aires, Argentina el 11 de Diciembre 2005, en el Sheraton Hotel. En la imagen el momento en el que se le entrega el certificado de “Avatar”

Así podría seguir hasta el cansancio. Debo decir, no sin un dejo de hastío, que me siento profundamente decepcionado por vuestro actuar en este tema. En ningún momento se acercaron a nosotros para citar a la fuente misma de la noticia. En ningún momento les importó enterarse de forma fehaciente qué es lo que el Reverendo Moon enseña, por qué la gente lo sigue sin importarles (a Dios gracias) lo que ustedes hayan escrito durante los últimos cuarenta años.

Por último, quería pedirle que analice con su corazón lo que le voy a decir. Usted sabe lo que pasó hace 2000 años. Llegó aquél a quien nosotros consideramos el Rey de Reyes, Hijo de Dios etc. Jesús trajo un mensaje que se podría resumir así: “Amad a Dios por sobre todas las cosas, y al prójimo como a sí mismo” Lindo y bueno, ¿verdad? Pero para que esta simple verdad prendiera en nosotros tuvo que ser crucificado. Y la cruz fue solo el corolario de su vida (físicamente hablando) recibió docenas de insultos y fue llamado por sus contemporáneos “Líder da la Secta de los Nazarenos” (Hechos 24:5 y Hechos 28:22) Esta comparación no pretende asemejar a Jesús con el Reverendo Moon (adivino su intención) sino hacerle ver que la humanidad siempre ha obrado de forma parecida, siempre se ha resistido a los mensajes que Dios quiere darnos. Lamentablemente, a pesar de los avances científicos, internamente poco ha cambiado la situación.

Señor Fontevecchia. Yo sé que en lo profundo de su corazón usted sabe que tengo razón, sabe que no hay ningún motivo para perseguir al Reverendo Moon, sin embargo, lo más importante es vender. Ni siquiera se respeta el hecho de que, aun presuntamente equivocado, hizo una gira por 100 ciudades, dando charlas de más de dos horas cada una. Esto con casi 86 años. Me pregunto cuántos de ustedes tendrán esa convicción y esa fuerza de voluntad, tratando de educar a la gente; aun sabiendo que serán criticados por quienes nada hacen. Es muy fácil sentarse en un escritorio y levantar y bajar a quien les parezca, lo difícil es educar a las personas para que sean útiles a la sociedad. Por eso, debo decirle que criticar y difamar a quien está trabajando por el bien de los demás mientras se “educa” sobre la “Tetamanía” es un insulto, y carece por completo de ética y moral de vuestra parte.

No lo molesto más, solo espero que algún día se acerquen a la Sede de la Federación de Familias y aporten algo concreto a la sociedad, informando acerca de cosas reales, si es que informar la verdad es aquello por lo que viven; dándonos, como correspondería en este caso, un derecho a réplica. Solo después de conocer lo que el reverendo Moon enseña podrán informar la verdad, y no solo un punto de vista parcial y antojadizo.

Me despido esperando no haberle causado demasiadas molestias.

 

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Deja un comentario

Anuncios

4 thoughts on “Señor Director del semanario Noticias

  1. Una idea cuyo tiempo ha llegado, es imparable.
    Los medios han transformado ” Reverendo Moon” en marca registrada ….gratis!!!! asi que de algun modo han contribuido ya bastante.
    Excelente articulo!!

  2. ME SACO EL SOMBRERO SR POR SU REPLICA, VALIDA HACE AÑOS COMO AHORA.

    SI SOLO UNOS CUANTOS TUVIÉRAMOS EL VALOR DE DAR TESTIMONIO Y REPLICAR COMO LO HACE USTED, TODO SERIA DIFERENTE.

    TODO MI APOYO Y AGRADECIMIENTO DESDE SALTA,
    E.S.S.N.
    CIRI

    1. ¿Qué es eso de Sr? VAMOS CHANGO! A vos te sobra dialéctica para contestar esto y mucho más. Lo bueno, en tu caso, es que si no conseguís cambiar a alguien le enacajás una runa en el marote y listo. Un gran abrazo, y gracias por pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s