El Mundo Espiritual y nosotros (primera parte)

Escribe: *Reverendo Thomas Rutherford Field

Thomas Field
Thomas Field

Algún día todos vamos a estar en el Mundo Espiritual y viviremos allí por la eternidad, por lo tanto, es importante saber cómo prepararnos. Voy a tocar algunos puntos de las revelaciones recibidas por el Reverendo Sun Myung Moon sobre este tema, sumado a mi propia experiencia.

El Reverendo Moon fue llamado por Dios cuando tenía solo 16 años. Deambuló por el Mundo Espiritual procurando resolver todas las preguntas acerca de la vida humana. Tuvo que superar grandes obstáculos, recorriendo un sendero de sufrimiento y librando una batalla contra las fuerzas del mal. En su búsqueda de la Verdad se comunicó con espiritualmente con Jesús y otros santos del paraíso, y en su comunicación con Dios recibió las revelaciones que están contenidas en el Principio Divino sobre la Voluntad de Dios para la vida humana.

El cuerpo y el espíritu

astral2

El ser humano posee dos aspectos, el físico y el espiritual. Analizando el cuerpo y el espíritu del hombre vemos que el primero necesita ciertos elementos para mantener su existencia y crecer. Debe comer, tomar líquidos; necesita luz, calor y el oxígeno para mantener su vida, así como también requiere de otras cosas materiales como ropa, vivienda etc. De la misma forma, el espíritu necesita ciertos elementos para poder crecer y mantenerse. Me refiero a otro tipo de “comida” esto es el Amor de Dios y la Verdad.

Si una persona no experimenta el Amor y la Verdad en su vida, su espíritu no puede crecer y madurar. Sin embargo, estos elementos no son suficientes, otro elemento resulta indispensable: la actividad o la acción, la puesta en práctica de ese Amor y esa Verdad.

A través de las acciones que se realizan diariamente fluyen ciertos elementos hacia el espíritu, lo que el Principio Divino llama Elementos de Vitalidad, una energía que da vitalidad a todo el espíritu. Por esto es importante que una persona reciba el Amor de Dios, que estudie, aprenda y aplique la Verdad durante su vida en la tierra. Una persona así se convertirá en un santo, alguien que vive por los demás.

El espíritu, como el cuerpo, tiene cinco sentidos para percibir el ambiente y relacionarse con el, es así que puede ver espiritualmente, escuchar, oler, etc. Una persona elevada espiritualmente que vive entregada a Dios puede abrir estos sentidos. Hay personas que pueden desarrollar distintos sentidos espirituales, algunos pueden ver a otros espíritus, comunicarse con ellos e incluso recibir poder de parte de ellos, tanto como para curar enfermedades o hacer milagros como los registrados en la Biblia. Todos estos fenómenos espirituales se observan no solo en el Cristianismo, sino también en otras religiones. Incluso persona de escaso nivel espiritual pueden tener experiencias espirituales en ese nivel.

dna03

Quiero enfatizar sobre la importancia de la vida en la tierra para madurar espiritualmente, puesto que el espíritu del hombre debe crecer junto al cuerpo físico. Para lograr un espíritu de amor profundo, uno tuvo que haber experimentado el amor en su familia, haber amado a sus padres y hermanos para luego poder extenderlo a las demás personas de la sociedad. De esa manera se puede madurar. Cuando una persona muere, ya no puede seguir recibiendo los Elementos de Vitalidad que vienen del cuerpo. Esto sería comparable con un bebé que durante su gestación en el vientre materno se alimenta por medio del cordón umbilical, desarrollando sus órganos preparándose para su futura vida. Si esta alimentación no es suficiente, o si la madre toma drogas o fuma, probablemente el bebé nacerá con problemas. De la misma forma, el espíritu está creciendo dentro del cuerpo físico y desarrollándose para su próxima vida; así, cuando “nace” en el momento de la muerte del cuerpo físico dispone de los elementos necesarios para desenvolverse en el Mundo Espiritual. Por lo tanto, uno debe centrarse en Dios, llegando a ser “Perfectos como nuestro Padre Celestial es Perfecto” (Mateo 5:48) alcanzando así el nivel de un santo.

*El Reverendo Thomas Rutherford Field es Director de la FFPUM en Paraguay

Texto extraído de la revista “Nueva Esperanza” publicada en Argentina en el año 1988

Anuncios

7 thoughts on “El Mundo Espiritual y nosotros (primera parte)

  1. For everything I can see and think about it?

    We need to learn to fallowing?

    Por la desobediencia de Eva y luego de Adán, como se mal interpreta, de comer el fruto prohibido formando la herencia del adulterio, fornicación entre otros tantos, como resultado, al no pedir perdón en su momento adecuado, fuimos separados del hogar de Nuestro Creador y Padre del lugar conocido como el Paraíso, nosotros sus hijos necesitados de volver al Padre y a su hogar original, también heredamos esa soledad en nuestro espíritu solitario del Puro Amor de nuestro Dios Padre Verdadero; Al final, simplemente nos conformamos con lo que ahora llamamos Religión, justamente establecido por Nuestro Creador y que tengamos un lugar Santo y Glorioso de meditación, para pedir humildemente perdón al invisible, del cual nuestros padres físicos no lo realizaron, conociendo la advertencia pecaron, del mismo modo seguimos repitiéndolo cada uno de nosotros ese famoso pecada original.

    Son sabias las palabras de Señor James Dow, que la religión existe por que beneficia al individuo; Yo diría de acuerdo a nuestras propias necesidades y el pago de indemnización propio y el de nuestros antepasados.

    Gracias por su lindo tiempo, para reflexionar nuestras propias conciencias, ya que con ellas aproximarse a nuestro Padre Verdadero y Eterno solicitando nuestro perdón y el suyo.

    Saludos.

    Por: Juan Félix Proaño
    Un Unificacionista.
    nirajhuata@yahoo.com
    La Paz. Bolivia.

  2. Lo más importante para vivir en el mundo espiritual, es construir la base del amor entre Dios y nosotros/as, entre esposo y esposa, entre padres e hijos y entre hnos/as. Si estas relaciones son establecidas conteniendo en ellas el amor verdadero, entonces se podrá respirar en el ambiente adecuado del amor en el mundo espiritual. Eso se resume en vivir en relación con un/a otro/a inseparable de uno/a. Un/a otro/a unido de forma natural y fluida, en donde el dolor no tiene lugar. Precisamente este es el tipo de relación que deseamos construir, y la única que puede establecer el ambiente afectivo necesario para vivir en el mundo espiritual, de lo contrario será dificil vivir ahí.

  3. I am looking for my father, felix juan proano miranda, im not sure if he is connected with this website or if there is any relation but if there is could you please have him email me at proanofelixjuan@yahoo.com. thank you for your help.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s