Ecos en el Mundo de una Jubilosa Bendición

foundation_day_blessing_2014_002

Febrero 12 2014

Anoche, 20.000 parejas de 194 países dijeron “sí, quiero” en una ceremonia de boda que se extendió por el mundo. 2.500 parejas, incluyendo 50 de los Estados Unidos, hicieron la peregrinación a Corea del Sur el pasado 12 de febrero, para participar en la Bendición Cósmica 2014 oficiada por la Madre Verdadera. La palabra “¡Sí!” Resonó en el estadio cuando las novias y novios con entusiasmo afirmaron sus votos.

A miles de kilómetros de distancia, el entusiasmo resonó en todos los Estados Unidos, donde las parejas participaron vía satélite en las ceremonias locales, desde Seattle hasta Nueva York. Con el Día de San Valentín cerca, el romance estaba en el aire, ya que muchas de las comunidades locales hicieron un esfuerzo extra para armar eventos especiales para las parejas.

Los Unificacionistas en San Diego, CA, se quedaron toda la noche para preparar una elegante recepción en el jardín de la iglesia, seguido de una cena que ellos mismos hicieron. Muchos adultos jóvenes y adolescentes fueron reclutados para ayudar. Incluso los niños de primaria ayudaron sirviendo chocolates, para deleite de todos, y actuaron como portadores del anillo y las niñas con flores durante la ceremonia. Toda la comunidad se reunió para presenciar al novio y la novia caminando por el pasillo.

A pesar de que las multitudes y las celebraciones en Corea fueron emocionantes, algunos prefirieron una ceremonia más íntima. Aarón y Lucia estaban encantados de recibir la Bendición de Matrimonio Sagrado en su iglesia local, junto con amigos y familiares. La comunidad preparó una preciosa recepción y ceremonia para la pareja, incluso invitando a los líderes locales de la comunidad. Uno de los invitados comentó: “Fue la primera vez que asistí a una boda verdaderamente espiritual. Sentí a Dios en esta boda”.

Para no ser menos, Pasadena CA, estaba lleno de campanillas rosas y blancas, globos, e inclinaciones para recibir a cuatro parejas y 70 asistentes. Novias y novios participaron con entusiasmo en un banquete en Westchester, Nueva York, Chicago, mientras seguían las actuaciones de Corea.

Tal vez la mayor reunión tuvo lugar en el histórico Seminario Teológico de Unificación, en Barrytown, Nueva York, donde 20 parejas tuvieron su primer beso, recibido con los aplausos de más de 200 asistentes. En las ceremonias grandes o pequeñas, románticas o festivas, el ambiente estuvo lleno de esperanza, entusiasmo, y por supuesto, el amor verdadero. Al mismo tiempo que sonaban los vítores de “Eok Mansei” para poner fin a la ceremonia en Corea, las parejas de todo el país se regocijaron y saborearon sus primeros momentos como marido y mujer.

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


La Madre Verdadera Presenta las Becas Wonmo Pyeongae

1

La Madre Verdadera Presenta las Becas Wonmo, 10 de febrero de 2014
Un Evento en el Marco de los Festejos por el Aniversario del Día de la Fundación

Durante su “Discurso de la Fundadora”, dijo la Dra. Hak Ja Han Moon: “El Dr. Sun Myung Moon dedicó su vida para construir una familia global, y su deseo se materializa a través de la Fundación Wonmo Pyeongae. La Fundación se centrará en el papel de educar a los jóvenes con talento, además de contribuir a la sociedad a través de los negocios. Por favor, conviértanse en ciudadanos del mundo amantes de la paz, quienes heredan la voluntad del Dr. Sun Myung Moon”

En la ceremonia de inauguración de la Fundación, el Dr. Chang Shik Yang, presidente de la FFWPU de Corea, ofreció una oración de apertura, y el Dr. Bo Hi Pak, presidente de la Fundación Cultural de Corea, presentó un informe sobre los trabajos de la Fundación. La Sra. Min Ha Kim, CEO de la Wonmo Pyeongae y el ex presidente de la Universidad de Joongang, dijeron en sus discursos de bienvenida: “Voy a hacer mi mejor esfuerzo para apoyar a la Fundación Wonmo Pyeongae para apuntalar a las personas con talento” También dijo Kim que la Fundación promoverá los premios “Sunhak paz”, que irán a los individuos u organizaciones que practican la visión del reverendo Moon de la paz internacional.

El Sr. Su Seong Lee, ex primer ministro de Corea, a continuación, ofreció las siguientes observaciones: “enhorabuena en la inauguración de la Fundación Wonmo Pyeongae, a través del cual la Dra. Hak Ja Han Moon heredó la visión del Dr. Sun Myung Moon de educar a los jóvenes con talento para difundir la paz. Estoy seguro de que esta Fundación se convertirá en una esperanza para el mundo”

Como su primer proyecto de 2013, la Fundación otorgó cerca de cuatro millones de won (US$ 3.700.000) en becas a 745 personas y organizaciones seleccionadas durante la ceremonia de inauguración.

De acuerdo con la página web de la Fundación Wonmo Pyeongae, http://www.wonmo.org, Wonmo significa “padre eterno”, que se refiere a Dios, “el Padre Celestial”. Pyeongae significa “amor a la igualdad” o “amor pacífico” El Logotipo de la Fundación está compuesto por una paloma verde y un corazón azul por encima de una corona de laurel de color naranja. El sitio web explica que la paloma simboliza “la paz”, el corazón simboliza “el amor verdadero”, y junto a su formación encarna la llegada segura de un mundo de paz centrada en el amor apacible de Dios, que es un amor eterno. El color verde simboliza la paz ideal, el color azul simboliza el amor verdadero y la visión esperanzadora, y el color naranja simboliza la victoria y la gloria futura. Estos colores representan el brillante futuro de la Fundación Wonmo Pyeongae hacia el establecimiento de un mundo de paz que trasciende las religiones y razas.

La Fundación Wonmo Pyeongae tiene cinco funciones principales. En primer lugar, su objetivo es otorgar “becas” para los estudiantes de pregrado y de secundaria unificacionistas que tienen calificaciones ejemplares, los que son de escasos recursos o que se han incorporado a las actividades en su iglesia. Para recibir una beca, los candidatos tienen que asistir a la escuela en Corea. En el futuro, la Fundación tiene previsto ampliar la elegibilidad para la beca a los ciudadanos coreanos que planean asistir a la escuela en el extranjero. Su segunda función es la de crear “Apoyos Educativos” Wonmo Pyeongae será la sede de un concurso de programas educativos para las organizaciones que trabajan en el campo de la educación. La Fundación también está desarrollando un campamento de liderazgo. Su tercera función es la de llevar a cabo el “Proyecto de Conmemoración”, que significa la promoción de “Premios Sunhak Paz”, para conmemorar las contribuciones del Rev. Moon a la paz mundial. Los candidatos a los premios incluirán tanto a los individuos y organizaciones que han contribuido durante el año hacia un mundo de paz. La cuarta función es la “Contribución Social” Los premios serán otorgados a los candidatos u organizaciones que hayan servido en las áreas tales como asesoramiento, servicio a las familias multiculturales, servicios para minusválidos etc. La quinta función es la “investigación científica” La Fundación apoyará a los estudiantes que realizan investigaciones sobre las teorías de la paz. Además, la Fundación será la sede de simposios sobre el tema de la “paz”.

2

3

4

5

6

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


Anuncio de la Transmisión de los Actos Conmemorativos del Primer Aniversario del Día de la Fundación y la Bendición Cósmica 2014

Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial
13F Dowon Bldg., Dohwa 2 dong Mapo-gu, Seoul, Republic of Korea 121-728
Tel: (82-2) 3275-4200 Fax: (82-2) 3275-4220 E-mail: mission@tongil.or.kr
Ref. No. FFWPUI 2014-09

Para: Presidentes Regionales, Mesías Nacionales, Líderes Nacionales, Envío especial del Cheon Il Guk.
De: FFWPU International Headquarters
Fecha: 1.9 por el Calendario Celestial en el 2° año del Cheon Il Guk (Febrero 8, 2014)
Re. : Anuncio de la Transmisión de los actos conmemorativos del Primer Aniversario del Día de la Fundación y la Bendición Cósmica 2014.

Que las bendiciones y el amor del Padre Celestial y los Padres Verdaderos esté con todas las regiones y países de misión.
Esto es para anunciar los detalles de la transmisión por Internet de los actos conmemorativos del Primer Aniversario del Día de la Fundación y la Bendición Cósmica 2014:

1. Anuncios relativos a la transmisión por Internet

1) Título del evento: Conmemoración del Primer Aniversario del Día de la Fundación del Cheon Il Guk Día y la Bendición Cósmica 2014 celebrada por los Padres Verdaderos del Cielo, la Tierra y la Humanidad.
2) Fecha: 1.13 por el calendario celestial en el 2° año del Cheon Il Guk (Febrero 12)
3) Hora: 9:00 a.m. (Hora de Corea)
4) Lugar: Cheongshim Peace World Center

2. Preparación para la transmision
1) Una PC conectada a internet via ISDN, LAN
2) Una tarjeta de sonido y altavoces
3) Un navegador web version internet explorer 8 o superior
4) Flash Player (versión 10.0 o superior)

3. Detalles
1) La transmisión estará disponible en coreano, japonés e Inglés.
2) La transmisión puede cambiar sin previo aviso en base a las circunstancias del evento. En caso de que muchas personas traten de conectarse a la transmisión por Internet al mismo tiempo, la calidad de la transmisión puede disminuir.

4. Cómo ver la transmisión
1) Usted puede ver la transmisión al acceder a la página de transmisión con la tecla On -Air en la parte superior de la página web de la Federación de Familias – www.tongilgyo.org (El botón del aire se activa treinta minutos antes del comienzo del evento)

1898278_609107999163604_774419036_n

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


La Posición y Misión de Eva en la Historia Providencial y en el Siglo XXI

Mercedes González

Por pedido de la hermana Mayor Mercedes González, comparto con todos el sermón que brindó hoy, domingo 09/02/2014 en la Sede Central en Madrid, España. El archivo es Power Point, y se puede descargar abajo de la flecha. Que lo disfruten.

Sin título

cubeb1

“La Posicion y Mision de Eva en la Historia Providencial y en el Siglo XXI”

Conviértanse en Familias Modelo que Practiquen la Piedad Filial Hacia los Padres Verdaderos

Ceremonia de Matching del Cheon Il Guk

La Ceremonia de Matching del Cheon Il Guk conmemorando la victoria del Primer Aniversario del Día de la Fundación, se llevó a cabo el 9 de enero por el Calendario Celestial (8 de febrero de 2014) a las 2:00 PM en la capilla de la segunda planta del Palacio de Cheon Jeong Gung. Los candidatos a la Bendición de 10 países participaron en el Matching, presidido por los Padres Verdaderos.

La segunda generación son seres preciosos que han aparecido por primera vez en 6000 años.
En este día, los Padres Verdaderos le dijeron a los candidatos a la Bendición del Cheon Il Guk que “La segunda generación son seres preciosos que han aparecido por primera vez en 6.000 años” y que “como una familia bendecida , deben crear un entorno que puede abrazar a los que los rodean y convertirse en un modelo de familia que pueda inclinarse ante los Padres Verdaderos “

Luego, los Padres Verdaderos llamaron a los mayores a la parte delantera del escenario y conversó personalmente con los candidatos. A continuación, se pidió a los candidatos masculinos que encontrara una candidata que les gustaba y la señale con sus manos. Si la candidata acepta, entonces se formaba una pareja. El Matching continuó con un amor celestial abrumador, como la preciosa gracia de la bendición que les fue otorgada a los candidatos.

A continuación, los candidatos que fueron agrupados se reunieron en la capilla de Cheon Jeong Gung a escuchar una conferencia especial titulada : “La felicidad del Matrimonio Bendecido” El Presidente del Departamento de la Familias, Im Jong Yeob dijo: “De ahora en adelante ustedes tienen que vivir por el bien del otro, en un esfuerzo para convertirse en uno y plenamente llevar a cabo el deber de familias bendecidas de la segunda generación”

Quiero ofrecer una reverencia de gratitud al Padre Celestial y a los Padres Verdaderos.

Antonio Miguel, de la ciudad de Togo, África, dijo que: “Conocí a los Padres Verdaderos en Togo, y estoy muy agradecido de que tuve la oportunidad de recorrer todo el camino a Corea para ser emparejado. Sobre todo cuando llegué al Palacio Cheon Jeong Gung, me sentí abrumado y me quedé sin palabras cuando finalmente conocí a la Madre Verdadera, a quien había anhelado conocer en mis sueños. Al mirar alrededor, a las candidatas mujeres, la mayoría de ellas eran de Japón y Corea. Sorprendentemente, esta señora Japonesa primero extendió su mano hacia mí. Sentí algo en mi corazón y yo acepté su mano.

Suzuki Shizuna, la dama japonesa que alargó la mano hacia él, dijo; “Como una segunda generación, siempre he tratado de sentir el corazón de los Padres Verdaderos y abrazar al Padre Celestial en mi corazón. En el momento en que llegué al Palacio Cheon Jeong Gun, tuve una sensación de ensueño, y yo estaba muy conmovida. Mientras que el Matching se estaba desarrollando, sentía el nerviosismo de Antonio sentado a mi lado sin siquiera conocerlo, sentí que mi corazón me decía que alargara mi mano hacia él. Yo extendí mi mano hacia él y Antonio aceptó”

Baldini de Brasil dijo: “Cuando por fin me decidí a venir a Corea para participar en este Matching, me sentí como si estuviera rindiendo mi vida delante de los Cielos. Me siento muy afortunado de ser capaz de recibir esta preciosa gracia de los Padres Verdaderos, y estoy muy feliz, ¡es difícil decir si estoy soñando o no! A partir de ahora, voy a vivir mi vida centrada en Dios, cumplir con mi deber como hijo de piedad filial y hacer mi mejor esfuerzo para amar a mi esposa totalmente”

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


Mensaje de la Madre Verdadera en el Día del Padre Celestial

7 de febrero de 2014

NOTA: La siguiente información es una traducción del mensaje de la Madre Verdadera dado en el almuerzo de celebración para conmemorar el 47 Día del Padre Celestial llevado a cabo en Cheon Jeong Gung, en el primer día del primer mes del segundo año del Cheon Il Guk (31 de enero del 2014). Esta es una traducción no oficial del Rev. Kambashi y no debería ser considerado o citado en ninguna publicación sin permiso previo de la FFPUM.

Aproximadamente 90 Unificacionistas de Corea y Japón asistieron al almuerzo de celebración con la Madre Verdadera para celebrar el Día del Padre Celestial. Los participantes ofrecieron una inclinación de respeto al Bonhyangwon (el cementerio del Padre Verdadero), antes del almuerzo, y luego participaron de un brindis y del corte de la torta para celebrar el Año Nuevo. Las siguientes son algunas de las palabras de Madre Verdadera en el evento:

“Tenemos que convertirnos en personas que produzcan grandes resultados, reflejando cada día el lema del 2020: ‘¡Convirtámonos en los dueños del Cheon Il Guk (El Reino Celestial Ideal de Paz Eterna) que practiquen el amor verdadero en semejanza con nuestro Creador, el Padre Celestial!’”

“Ahora nos estamos preparando para una nueva era, y deberíamos ser serios al respecto. Ustedes, como familias Unificacionistas y los primeros antepasados de la providencia de 6000 años, tienen responsabilidades que cumplir. Tenemos que convertirnos en personas que puedan cargar con la responsabilidad de las bendiciones del Cielo”

“Nosotros vivimos una vida en tres etapas: 10 meses en el vientre, 100 años en la Tierra, y una vida eterna en el mundo espiritual. La vida terrenal es un periodo para prepararse y ser libres y felices en el mundo eterno”

“Nosotros recibimos la gran Bendición de nuestros Padres Verdaderos que nuestro Padre Celestial original deseó darnos. Tenemos que pasar la Bendición a nuestros descendientes de todas las generaciones, y convertirnos en antepasados de los que ellos se sientan orgullosos y que puedan decir: ‘Mi antepasado fue muy especial por hacer un trabajo magnífico con los Padres Verdaderos. Los Padres Verdaderos conocen a mi antepasado’ Más importante aún, todos deberíamos convertirnos en familias prestigiosas, dando lo mejor de nosotros así, en el mundo espiritual, podemos reportar nuestros resultados al Padre Verdadero”

La Madre Verdadera se juntó con los líderes y los miembros para un juego tradicional coreano de Año Nuevo, el Yute, y cantó una de sus canciones favoritas “사랑해 당신을” (Saranghae Tangshineul – Mi más querido esposo) como ofrecimiento para ese día. La Madre Verdadera y su nuera, Yeon Ah Choi Moon, esposa del fallecido Hyo Jin Moon, el hijo mayor del Padre Verdadero, cortaron la torta de celebración.

Traducción al español:

Yamila Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


Cooperación interreligiosa para liderar la paz

38824_419123057229_5023153_n

Escribe desde Argentina

Lic. Miguel Werner*

Desafíos del diálogo… A modo de reflexión

 

“Donde hay voluntad, existe un camino…”

El diálogo, el encuentro, es vital para las relaciones saludables en una comunidad y la evolución humana. Del mismo modo lo interreligioso, con la misión de “religar”, en una sociedad interdependiente y globalizada. Parece obvio reafirmarlo, pero no. En un mundo híper tecnológico, con aparatos para comunicarse al instante con cualquier rincón del planeta, contradictoriamente, persisten desencuentros y priman indiferencias hacia el prójimo.

Por otro lado, subsisten conflictos irresueltos que enraízan en lo ancestral. Violencia, fanatismo, ignorancia y persecuciones. Si bien los pasos interreligiosos fueron notables en el último siglo y trascendentes en las recientes décadas, todavía hay mucho trabajo por delante para cambiar el “chip belicoso”, derivado de “complejos de inferioridad” o supuesta “superioridad”, por otro amistoso y fraternal, más apropiado a los valores que se predican.

¿Dónde se fundamenta el diálogo y la necesaria cooperación interreligiosa? ¿Cómo liderar la paz y ya no el primitivo paradigma dialéctico de la confrontación? Afortunadamente hay algunos signos positivos. El Papa Francisco providencialmente marca algunas pautas claras para un cambio de rumbo al promover y vivir una “cultura del encuentro” y solidaridad, para la concreción del anhelo universal inscripto en la mente y corazón de cada ser: paz interna y paz mundial.

Dignidad

Los gobiernos y todas las estructuras de poder e instituciones fueron sacudidos en los últimos años, en lo que se considera el cambio de una época. Esto tiene que ver con un cambio profundo de alineamiento que se expresa en la sociedad. Cada persona espera respeto de su dignidad, aspira tener líderes íntegros, que cumplan con su función. La humanidad busca respuestas a inquietudes esenciales. Este anhelo se tradujo en innumerables manifestaciones, inestabilidad política y convulsiones sociales en distintas regiones del mundo y al interior de cada nación.

La llamada “Primavera árabe” fue un particular fenómeno surgido en la cuna de los faraones, que se expresó en la Plaza Tahrir (“Liberación”) de la capital egipcia en el 2011 y desencadenó la caída de gobernantes establecidos hace décadas en la región, cual “efecto dominó” en un juego de naipes. Muertes y conflictos se multiplicaron por doquier, cuyo epicentro de sangre se mantiene después de tres años en Siria, con enfrentamientos entre los múltiples grupos rebeldes y el régimen de Bashar al Assad. Grecia, tierra donde la riqueza pasada se asentó en la filosofía y la democracia, fue la cabeza de un Iceberg de la debacle económica que amenazó enterrar a la Comunidad Económica Europea en el Viejo Continente, cuya unidad e identidad se sustentara otrora en los valores espirituales. Por otro lado, en España cobró protagonismo el “movimiento de los indignados”, a partir del denominado 15-M (15 de mayo de 2011), con “sentadas” en Puerta del Sol de Madrid. Los reclamos, que se cifraban en una mayor participación y una democracia más efectiva, se desparramaron por el mundo y llegaron hasta el mismo centro del poder económico: Wall Street (EEUU), regañando la influencia que los bancos y el dinero tienen sobre la política y las personas, reducidas a números estadísticos y “mercancías”.

“Somos personas que hemos venido libre y voluntariamente, que después de la manifestación decidimos reunirnos para seguir reivindicando la dignidad y la conciencia política y social”, se identificaban en un Manifiesto los movilizados hispanos. Abogando un cambio, al considerar que se “ha perdido la dignidad humana” (1), interpelan el sistema de cosas establecidas donde gobernantes priorizan intereses económicos y políticos por sobre la vida y la solidaridad. Los jóvenes protagonizaron los reclamos por un futuro más digno.

Los cuestionamientos de los “indignados” trascendieron lo partidario y lo meramente político-social. Desde el modesto planteo interreligioso que aquí se emprende exige un análisis de mayor profundidad. Requiere hurgar en lo filosófico, sin ignorar el trasfondo de un gran despertar espiritual que se viene experimentando en el andar del nuevo mileno, ante nuevos despertares y decepciones históricas. Cabría preguntarse: ¿De dónde viene nuestra dignidad? ¿De nuestro estatus económico-social? ¿De las constituciones de los estados nacionales? ¿De declaraciones y enunciado de leyes? ¿Del conocimiento o tradiciones?

“Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”, expresa con lucidez el inicio mismo del Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”, señala el Artículo 1 (2).

La dignidad, en definitiva, tiene que ver con un origen común y el sentido mismo de la existencia. Viene de nuestra común esencia divina, que hace que todos estemos vinculados por lazos invisibles de hermandad, más allá de nuestras conceptualizaciones, legislaciones y tradiciones. Allí se fundamenta en primera y última instancia la necesidad del diálogo y el entendimiento mutuo, y el indelegable rol y compromiso de cooperación de las religiones, que asientan su accionar en aquella premisa, de donde derivan su prédica. Es también la responsabilidad primaria de los gobiernos y de otras estructuras de poder, aunque son los religiosos los que tienen los mayores deberes por los altos ideales que propugnan.

Diálogo

El diálogo remite a un principio inscripto en la naturaleza de todas las cosas: dar-recibir, al que sólo el humano puede resistirse. Pero desde niños se nos enseña a hablar, pero no siempre a comunicarnos. Por eso es necesario enfatizar en otro factor del intercambio: aprender a escuchar. En la actualidad sigue habiendo cursos de oratoria, positivos desde luego si no están enfocados exclusivamente en “seducir y convencer”, sino también en reducir distancias y malentendidos. Hoy, sin embargo, son imprescindibles talleres de “escuchatoria”, para ejercitar y desarrollar la empatía y compartir lo que nos pasa, sometidos como estamos a presiones exitistas, a desinformación interesada, estrés y angustias existenciales de cambio de época.

El comunicólogo Antonio Pasquali enarbola el diálogo como “la relación de comunicación soberana y por excelencia”. El investigador y filósofo ítalo-venezolano en su obra “Comprender la comunicación” enfatiza la “total reciprocidad” que se da entre interlocutores en esta relación humana, de “saber-uno-del-otro”, “siendo por ello un factor esencial de convivencia y un elemento determinante de las formas que asume la sociabilidad del hombre” (3). Instancia donde uno puede hablar y escuchar en forma alternada, que diferencia del intercambio que se da con las modernas tecnologías aplicadas a los medios de información (Radio, TV, periódicos), donde prima la asimetría, porque queda sobredimensionado el emisor.

Diálogo es el intercambio de palabras al menos entre dos interlocutores, a diferencia del monólogo: el discurso de solo uno. Pasquali llama “seudo-diálogo” al que puede darse “entre un padre autoritario y el hijo, el verdugo y la víctima, un anunciante de productos y el consumidor, un jefe de Estado y los periodistas en rueda de prensa oficial”. Porque “el verdadero diálogo” se da “inter pares, en plena libertad, sin prevaricaciones ocultas o evidentes ni argumentos prohibidos, entre interlocutores no programados para respuestas estandarizadas, dispuestos a alcanzar dialécticamente una verdad superior a la de sus respectivos puntos de vista iniciales y en condiciones públicas o privadas elegidas sin coacciones” (4).

El intercambio franco y desinteresado, de “estar en comunidad” al poner “algo en común” a través de la “comunicación”, es un prerrequisito para el encuentro, para “la comunión”. Esto habla de nuestra interdependencia como familia humana y la importancia de los valores en la convivencia. Es el reto de salirse de sí mismo para encontrarse con otro “yo”, conciencia de complementariedad. Una condición básica de la coexistencia, que trasciende lo interreligioso. El diálogo es indispensable en la familia, en la política, en la escuela, en los medios, en la calle y también dentro de las tradiciones espirituales. Constituye un valor en sí mismo, en cualquier ámbito, pero se dimensiona en lo interreligioso, donde debería primar el respeto y el amor al prójimo, por sobre cualquier otra consideración. El deber de convertir el “yo” en “nosotros”, creando lazos, tendiendo puentes, estableciendo vínculos interpersonales.

Un punto fundamental para mejorar el diálogo es un cambio en el vocabulario, todavía muy “infiltrado” de conceptos guerreros. “Luchar”, “combatir”, “vencer”, “conquistar”, “armarse”, etc., resultan términos a contrasentido de una “cultura del encuentro” (5) y la evolución de conciencias. Cooperar, confluir y construir se vuelven palabras claves. Sumamente relevantes desde lo interreligioso, donde son inaceptables descalificativos simplistas. En el pasado el statu quo, que también sufrieron en todos los imperios terrenales las tradiciones hoy milenarias, siempre defenestraron a todo lo nuevo, de valores refrescados, a veces perdidos en dogmas y rituales. En este ítem de adecuación de lenguaje hay una gran tarea por delante. También en un punto todavía previo a la formulación de palabras, donde es necesaria una “revolución” de enfoque y pensamiento, de comprensión, y sobre todo del corazón, en el aspecto de dejar de ver al otro como alguien lejano y hasta “enemigo”, ideología que se remonta a la prehistoria de la civilización. Como reconoce el Preámbulo de la UNESCO (1945): “Puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”. Para que las espadas se conviertan en rejas y las lanzas en hoces, como expresa el Profeta Isaías (6), es necesario un “desarme” de discursos, mentes y corazones.

El diálogo entre corrientes espirituales implica un espacio de encuentro para el conocimiento mutuo, en principios y valores, en celebraciones, en tradiciones, que debería permitir reducir prejuicios, superar desconfianzas y comenzar a sanar resentimientos. También para arrepentimientos, por “boicotear” más de una vez la Providencia, y pedidos de perdón mutuos, sin lo cual seguirá alimentándose la primitiva “cultura del resentimiento”, que hace ver al otro como un extraño, una amenaza, o lisamente un “enemigo”. Porque permanecen largas letanías de lamentaciones y reclamos de pasados errores, algunos de varias decenas de centurias y otros más cercanos, que reviven una y otra vez viejos dolores, que deben ser superados y obviamente reparados. Y no cabe aquí la tentación histórica de hacer justicia con métodos de “caza de brujas”, que retrasan el reencuentro de la familia humana. Como dicen las escrituras: supera “con el bien el mal” (7).

La instancia dialógica, tras desterrar miedos ancestrales, es un acontecimiento vital para la existencia y la organización de cualquier sociedad, pero es sólo el inicio de un caminar, para trascender conceptualizaciones o meros intercambios intelectuales de saberes milenarios. La interlocución, más allá de las diferencias, debe conducir a vínculos afectivos y fructíferos. Esta etapa superadora representa un bien social supremo para la convivencia, que se traduce en actitudes y gestos, en compromisos de acción. Para vivir en el servicio auténtico, mandato divino, esencia de todas las tradiciones. La más efectiva educación.

Mandatos

Las distintas confesiones, depositarias de la revelación y resguardo de los valores, predican el amor a Dios y al prójimo, pero persisten desterrados y perseguidos dentro de las propias comunidades de fe, por diferencia de criterios o por fanatismos y fundamentalismos. Afortunadamente siempre reducidos, que subsisten en tradiciones milenarias y recrudecen en nuevas creencias. Aquí es auspicioso reivindicar el diálogo intra-denominacional, en el que falta avanzar todavía más.

En el cristianismo -que entre ortodoxos, católicos y evangélicos reúne a más de un cuarto de los siete mil millones de habitantes- persisten unas 40 mil particiones, algunas aún muy enfrentadas y escandalosas. ¿Cómo lograr el mandato de hace dos milenios: “¡Que sean uno!”? El Concilio Vaticano II constituyó un hito, con la preclara visión de Juan XXIII, quien en “Pacem in terris” expresó este anhelo de modo universal “a todos los hombres de buena voluntad”.

“Amor a Dios y amor al próximo”, resumió en dos los mandatos Jesús, quien desafió a sus seguidores a “amar al enemigo” y perdonar “hasta setenta veces siete” (8). “No podemos invocar a Dios, Padre de todos, si nos negamos a conducirnos fraternalmente con algunos hombres, creados a imagen de Dios”, afirma en esta línea “Nostra aetate” (“Nuestro tiempo”), declaración señera de aquel Concilio (9). Imperativo que afrontaron los sucesores del llamado “Papa bueno” y que reafirma ahora Francisco, quien al ponderar las cualidades de un ejemplar pastor argentino pide salir “a las periferias geográficas y existenciales para llevar a todos el amor” (10).

“Creemos en Dios, en cuanto nos ha sido revelado, y en lo que fue revelado a Abraham, a Ismael, a Isaac, a Jacob y a las tribus; y en lo que fue concedido a Moisés y a Jesús, y en lo que fue dado a los profetas por su Señor”, señala el Corán (11), que literalmente significa para el islámico sumisión a la voluntad divina para obtener la salvación y la paz. La Torá, la Biblia, inicia con el relato de la Creación -“Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera” (12)- y el mandamiento dado a nuestros primeros antepasados de establecer un dominio de amor en todas las cosas para recibir la bendición divina (13). Mandato presente en tradiciones pre-abrahámicas, en cuanto búsqueda de la verdad y procura del bien, y otras más nuevas, que revitalizan valores a veces petrificados en tradiciones; liberando corazones, refrescando principios y reactivando creatividades.

Lamentablemente, a través de los siglos, en ocasiones, las religiones y sus líderes dieron variadas razones para ser tachados de anacrónicos, por acciones y omisiones. El modernismo encontró justificaciones para una descalificación simplista en el llamado “oscurantismo medieval”, aunque luego las consecuencias del “iluminismo” produjera tantas o más oscuridades bajo la “diosa razón”, enarbolando diversos “becerros de oro” (poder, dinero y otras idolatrías), derivando en interminables confrontaciones e incontables muertes. Karl Marx, Friedrich Nietzsche y Sigmund Freud acusaron a la religión de “opio de los pueblos”, de “generar esclavos” y ser una “ilusión infantil”, respectivamente (14). Y un ateísmo militante se hizo realidad en una cultura hedonista galopante. Lo cual se agravó por divisiones, peleas y por variados divorcios entre prédica y práctica.

¿Por qué se produjeron tantas aberraciones y muertes aduciendo supuestas “razones de fe”? ¿Qué hizo o hace que haya maldad y se multipliquen las luchas? Sin pretender hurgar aquí en el “pecado original”, la distorsión y manipulación de principios, y destapar la “caja de pandora”, es necesario reafirmar aquí la misión primaria de la religión, de alimentar y hacer crecer el espíritu de las personas y el alma de los pueblos. De revitalizar su esencia y cumplir con el mandato de “religar” con el Origen: Dios, o como quiera que se llame en cada tradición. Este entendimiento y práctica, y sea como cada creencia conceptualice la “Primera Causa”, conduce irremediablemente a una relación fraterna y solidaria con los demás. El amor al prójimo es el testimonio genuino de los valores de las religiones para la convivencia. Puntal para reconocer la necesidad del diálogo y el compromiso por la cooperación.

Cooperación

El diálogo es un medio para desterrar todo tipo prejuicios y violencia, hasta el “fin del mundo” del dominio maligno. Particularmente en este tiempo, de evolución de conciencias y reconocimiento de derechos fundamentales. Es trascendental en lo interpersonal y en una comunidad globalizada. Es la base para avanzar a la cooperación, instancia superadora de la competencia individualista, en acciones que confluyan en el “bien común”, propósito de la política, y “amor al prójimo”, norte de las religiones. Esto se vuelve particularmente fundamental ante los graves problemas irresueltos, algunos muy intrincados en lo ancestral y las creencias. La pobreza y la droga, por citar sólo dos flagelos mundiales, de carencias materiales y espirituales, requiere respuestas y tareas compartidas.

Cuando se logra la misión de reconectar con el Origen se llenan vacíos existenciales y no hay otra referencia que la gran familia, diversa como ya lo es una familia tipo, pero unida por lazos de fraternidad. Prima el valor del servicio, que aparca el ego, reduce celos y aplaca rencillas. Para no quedar en una mera disquisición intelectual o una meta aparentemente utópico, en este punto es necesario volver a entender y restablecer la importancia de la célula básica de la sociedad sobre la que se construye comunidad y sin la solidez de la cual la nación resulta una entelequia, la red original y primera transmisora de normas de convivencia, primigenia “escuela del amor” y promotora de los valores, modelo de cooperación.

En una familia, referencia ineludible de interrelación e interdependencia, unos hijos llegan antes y otros después, y cuando esta se extiende se forman naturalmente subgrupos, que pueden conspirar con su mismo propósito. Trasladado a la gran familia global de diversas tradiciones espirituales -donde unas nacieron hace milenios, otras hace siglos y otras tan sólo algunas décadas- pueden darse auspiciosas “amistades”, pero también improductivas comodidades, indiferentes al llamado de un ministerio de fraternidad universal, del corazón por sobre el recelo de lo denominacional o milenario. En este caso es importante recordar que Dios se manifestó en el principio de los tiempos, en el medio del caminar y continúa expresándose hoy. Es lógico considerar que existen “hermanos mayores” y “hermanos menores”, pero no hay “hermanos más importantes” que otros. Los profetas, los enviados de Dios, no sólo hablaron en los libros sagrados de hinduistas, budistas, judíos, cristianos y musulmanes, sino de otras denominaciones con el mandato de “religar” y canalizar amor. Porque Dios está vivo, y Su mensaje se renueva constantemente como “Hacedor de la historia”, quien le imprime sentido.

Cooperar es “obrar juntamente con otro u otros para un mismo fin” (15). Mahatma Gandhi, honrado en India como padre de la nación y líder de la resolución pacífica de conflictos que inspiró a otros dos “gigantes” de la reconciliación como Martin Luther King y Nelson Mandela, decía: “Una gota de océano participa de la grandeza de su origen, aunque sea inconsciente de ese hecho. Ella se seca, sin embargo, tan pronto como asume una existencia independiente del océano”. “La ley del ser humano no es la competencia mortífera, sino la cooperación vivificante”, expresaba en otros términos, quien buscaba el desarrollo de su ser en la presencia de Dios (“Moksha”) y practicaba la “fuerza de la verdad creativa” (“Satyagraha”) (16).

Cooperar en clave interreligiosa también implica dejar supuestas amenazas de identidades, miedos de sincretismos y equiparaciones. Trascender exclusivismos y autosuficiencias, arrogancias, porque remite al compromiso con el otro, un gesto de humildad. Este es siempre el primer desafío, desde el mismo origen, cuando Dios interpeló a Caín por la suerte de su hermano menor (17). Es dejar la actitud defensiva para abrir la mente y el corazón y construir puentes, para celebrar la vida de una productiva diversidad. Salir de la miseria, carencia de vitalidad espiritual, para recuperar el entusiasmo, de tener el Amor dentro, para iluminar y abrazar. Este es un punto nodal del diálogo y la cooperación, que el corazón es la vía para abrir puertas y reconstruir caminos, en la conciencia que somos seres espirituales eternos que vivimos una experiencia físico-temporal. La razón iluminará para restaurar la justicia con el estandarte de la verdad. El calor viene de la luz, pero centrarse en “razones” o en dogmas de las tradiciones es “caldo de cultivo” de más divisiones.

Es la comprensión de la interdependiente en una sociedad globalizada, que somos una gran familia bajo un mismo “Principio divino” (18), más allá de todas las diversidades y consideraciones. Esto es lo que hace surgir con fuerza el compromiso y la voluntad colectiva de poner fin a todos los conflictos y dejar atrás para siempre la regresión primaria de la lucha y la pelea. Esta convicción redunda en buen trato, destierra la soberbia del descarte de otros seres, en respeto por la vida, como sagrada en su totalidad. Ayuda en la reconexión con la “madre tierra”, de la que hablan los pueblos originarios y en otros términos ciertas culturas orientales, que todavía sufre “dolores de parto” (19). El tercer puente a reconstruir luego de restablecer la conexión con Dios y con los demás. Este entendimiento revoluciona el pensamiento, señala nuevos hitos en la historia y brinda contenidos inagotables para enseñar. Inaugura una nueva forma de conducir, de gobernar, de liderar.

Liderar

La ONU, conformado por los representantes políticos de cada nación tras la segunda Guerra Mundial, no ha podido garantizar en la actual lucha de poderes e intereses establecidos, su noble misión de paz. Mientras recrudecen los conflictos se renueva la imperiosa necesidad de actualizar su estatuto fundacional al presente contexto para revitalizar su sentido. Tras las fallidas ilusiones de un hombre y un mundo nuevo, asentado en sendas ideologías políticas-económicas en confrontación que dogmatizaron y absolutizaron la “libertad” y la “igualdad”, el multilateralismo tiene ahora la oportunidad de ampliar sus horizontes bajo la bandera de la “fraternidad”. Ningún sector de la sociedad y de la comunidad internacional puede quedar excluido en la actual conciencia de interdependencia. Nadie está libre de responsabilidades en el presente contexto, para poner fin a las inequidades y completar “la esperanza de todas las eras, un mundo unificado de paz” (20).

Durante el 2013 se produjeron decenas de miles de muertes por guerras y otros conflictos y se estima en unos 45 millones los desplazados ante el fracaso de las vías políticas-diplomáticas (21). Siria y la amplia región de Medio Oriente, por citar sólo un caso paradigmático, son una afrenta para todo mortal y un escándalo para todo creyente. Porque en “Tierra Santa” -donde caminó “el padre de la fe” Abraham, Jesús y tantos profetas hace milenios y en la actualidad- siguen muriendo miles de personas, con más de 100 mil niños huérfanos y millones de refugiados. Allí hacen falta nuevos y más pasos, como el histórico abrazo de hace medio siglo en Jerusalén entre Pablo VI y el patriarca ecuménico de Constantinopla Atenágoras I. Esto permitió inaugurar “relaciones fraternales” entre católicos y ortodoxos y dejó atrás un milenio de divisiones, agresiones y excomuniones mutuas. Francisco reeditará aquel gesto en mayo próximo con renovada esperanza de ampliar reencuentros.

Las religiones, por mandato divino y coincidencias asentadas en valores universales, pueden y deben hacer su aporte a la paz. Porque cada creencia habla de un Dios, que es Padre de todos; señala que somos partes de una misma familia humana y que tenemos un destino común. En este sentido, los religiosos son los primeros y máximos responsables de la convivencia humana, de encontrar una respuesta a los incontables problemas todavía vigentes, locales y globales, donde prevalecen y se entremezclan variados intereses políticos, ideológicos y materiales. “Es imperativo empoderar a la mayoría moderada para que actúe con firmeza contra las fuerzas del extremismo. No obstante, esto solo puede lograrse mediante un liderazgo firme”, afirmó Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, con motivo de la Semana de la Armonía Interconfesional 2013, una valiosa iniciativa que instrumentó el organismo multilateral consciente de la importancia del entendimiento interreligioso para la resolución de conflictos (22). Porque vale la pena enfatizarlo aquí, fanatismo e ignorancia son dos de los mayores muros a superar para que la humanidad pueda abrazarse. Estas murallas son aún más rígidas que el otrora vergonzoso Muro de Berlín durante el largo proceso que dividió el mundo en dos bloques políticos-ideológicos y el Paralelo 38, que todavía separa absurdamente al pueblo coreano, último vestigio de la Guerra Fría. En otros términos: En las líneas conciliadoras de las distintas tradiciones está la encarnación de la Palabra y la práctica de los Mandatos divinos. Las posibilidades del diálogo y la cooperación para liderar la paz.

Estos valores, en el actual contexto de conflictos diversos, constituyen elementos indispensables para la gobernabilidad en cualquier nivel y sector. Lo cual requiere riqueza interna y elevadas convicciones. No sirve cerrarse en posiciones de sillón y cuestiones de mando. Ayuda sobremanera concebir el poder como servicio, para el desarrollo del ser y el progreso humano, alejado del concepto de dominar y controlar del antiguo paradigma centrado en el miedo. Esta nueva concepción exige ampliar la capacidad de escucha, apertura mental y espiritual. Más cercanía al ser humano concreto, a sus problemas y aspiraciones más profundas. En ejemplos, más que en palabras, fundamentados en gestos y acciones. Como sal y luz del mundo. Para lo cual, como se decía al inicio, es imprescindible fortalecer un lenguaje más cercano al espíritu que a la letra, a la compasión que a la fácil condena y crítica; a la primacía del amor, que predican todas las tradiciones. Que es comprometerse firmemente con la “cultura del encuentro”, bajo la visión del único Dios, que abre mentes y brazos, y permite dejar definitivamente en el pasado la “lógica del poder” y del interés propugnada por el paradigma de la confrontación y la “lucha” interminable.

El Papa Francisco, quien adoptó el nombre del humilde de Asís en una época igualmente ávida de ineludibles cambios, puso la vara bien alta respecto de estos valores en el andar de un nuevo milenio. “Una actitud de apertura en la verdad y en el amor debe caracterizar el diálogo con los creyentes de las religiones no cristianas, a pesar de los varios obstáculos y dificultades, particularmente los fundamentalismos de ambas partes. Este diálogo interreligioso es una condición necesaria para la paz en el mundo, y por lo tanto es un deber para los cristianos, así como para otras comunidades religiosas”, expresa en su primera exhortación apostólica “El gozo del Evangelio”, donde pone foco en el imperativo misionero y la alegría de anunciar las “buenas nuevas” al mundo (23).

El actual obispo de Roma, quien “no se quedó en la sacristía a peinar ovejas” (24) desde antes de asumir el ministerio petrino, es hoy un “pastor con olor a oveja” global (25), faro que ilumina con claridad los valores a encarnar para liderar el cambio, en el compromiso cotidiano y en el mandato original de amor universal. Destila sabiduría y misericordia, se expresa en perspectiva interreligiosa y de un modo que todos lo entienden, porque habla desde el corazón: cercano, humilde. A veces como padre, otras como hermano o amigo. Invita a “salir de la cueva del «yo-me-mi-conmigo-para mí» del egoísmo mezquino que todos tenemos” (26), al que se suman auspiciosamente voces y gestos de referentes sociales y espirituales, uno de los positivos signo de los tiempos, para caminar decididamente juntos hacia el valor supremo de la paz. Y aquí también es justo destacar la grandeza de corazón y espíritu en el más alto nivel de liderazgo, que mostró su predecesor Benedicto XVI, quien tuvo valor para dar un oportuno “paso al costado” para pasar la antorcha, gesto escaso por estos tiempos, donde priman mezquindades y pretensiones de eternizaciones en el poder.

Parece lejano, pero todavía resuenan en nuestros oídos sirenas de una conflagración de dimensiones incalculables, que los especialistas anticiparon como la potencial Tercera Guerra Mundial. Pero cuando nuevamente se preparaban cañones y misiles para repetir la historia de intervenciones, invasiones y el antiguo paradigma de la guerra una voz se levantó y lideró otra propuesta. Movilizó Cielo y Tierra conducido por el Espíritu. Movió la diplomacia vaticana e interactuó en el ámbito político. Resultó clave la carta enviada el 4 de septiembre a Vladimir Putin, Presidente de la Federación Rusa, quien presidía en San Petersburgo la reunión del G-20, que congrega a las 20 máximas potencias económicas mundiales, a quienes implora que “abandonen cualquier vana pretensión de una solución militar” (27). Pero Francisco movilizó sobre todo las fuerzas espirituales convocando para el 7 de septiembre a una jornada de ayuno y oración “por la paz en Siria, en Oriente Medio y en el mundo entero” (28), a la que se sumaron hombres y mujeres de buena voluntad de todas las religiones. Y el poder del amor se sobrepuso, en lo que significa un quiebre histórico de dimensiones extraordinarias que recién será ponderado en toda su magnitud con el paso de los años. Pero si bien es cierto que se frenó la guerra, con todos los aleluyas que esto significa, lamentablemente, la paz no está garantizada, ni en Siria, ni en Medio Oriente ni en el mundo, hasta tanto la fraternidad se encarne en las estructuras de poder, en las mentalidades y en los corazones.

Bien vale la pena recordar para finalizar, pensar en un mundo ideal de paz, el ansiado Reino de los Cielos que anuncian los religiosos, sólo para un grupo es tan ilusorio como reducir a Dios a nuestras conceptualizaciones y conveniencias particulares. Para liderar hacia el destino común, trasponiendo los mares rojos de incomprensiones e ignorancia y atravesar los desiertos de indiferencias e fanatismo, es preciso orar, dialogar y cooperar con lo Alto, la Verdad primera y última donde brota la luz, quien conduce los acontecimientos y el caminar a la nueva Jerusalén, hacia donde peregrina toda la humanidad. “¡No hay nada que no podamos hacer si nos motivamos juntos centrados en el ideal de Dios para la paz! El futuro de la humanidad está en nuestras manos” (29). Para lo cual es necesario trabajar incansablemente “por el bien común que la enorme dignidad de cada persona se merece como hijo de Dios” (30), por este Nuevo Cielo y Nueva Tierra de abundancia, de felicidad y alegría plena. Como lo dice el mandato divino, para todos los hacedores de paz: “Esfuérzate y se valiente” (Josué 1), para gozar de la “Tierra prometida” (31), donde florezca definitivamente el olivo de la paz, fruto del amor (32). “Donde hay voluntad, existe un camino, especialmente si se trata de la voluntad de Dios” (33).

(*) Lic. Miguel Werner

Secretario General UPF Argentina

1

Mandela: “El Doctor Moon fue la primera persona que vi al llegar aquí”

Sin título

Desde hace unos días anda circulando por la web un video con las experiencias de una médium con el recientemente fallecido Nelson Mandela. En estos asuntos se puede o no estar de acuerdo, pero, para poder opinar, primero hay que saber de qué se trata. El video ya ha sido traducido a varios idiomas, quedando la versión en español, como casi siempre, para último momento. Como no teníamos tiempo de pegar los subtítulos, hicimos con mi hija una traducción rápida de lo que se dice en el video. La idea es estar al tanto, cada uno sacará sus propias conclusiones. Pido disculpas por no pegar los subtítulos al video, estamos con muchas cosas para hacer, y todas llevan tiempo. Espero que aquellos que me escribieron pidiendo ayuda se enteren ahora de qué se trata este video.

Hola

Bienvenidos de nuevo al nuevo programa, Step Beyong Time.

Es un programa especial el día de hoy porque la rev. Betty Tatalajski va a hablar acerca de Nelson Mandela, creo.

Sí.

Queremos honrar a este gran hombre. Hola amigos. Y námaste.

Ya saben, námaste es esa maravillosa palabra hindú que significa “el Dios en mi saluda al Dios en ti” Y eso es lo que hago, y feliz año nuevo.

Bueno.  Tuve un gran regalo de año nuevo, fue hace tres semanas. ¿Recuerdan cuando ese hombre santo bendecido, Nelson Mandela, pasó al Mundo Espiritual? Bueno, todos nos sentimos tocados profundamente y muy tristes, y lamentamos mucho perderlo. Pero, el viernes a la noche anterior a ser enterrado, y al servicio fúnebre al día siguiente, sábado, esa noche del viernes vino a través de nuestra hermosa y talentosa Rev. Kristine Fossetti, una de las mejores médiums espirituales del país. La primera persona que vi llegar habló conmigo y dijo: “Betty, soy Nelson Mandela. Quiero decirte que no necesitaré solicitar una membrecía para entrar al Templo de la Universalidad porque tu amigo, el Rev. Doctor Moon, fue la primera persona que ví cuando llegué aquí”

Eso fue hace unos días, y dijo: “Me llevó directamente con Sanat Kumura, quien es tu patrocinador, y ya sabe que Saint Germain es nuestro director. Pero él me llevó para conocer al “gran tipo” Sanat Kumura. Ahora, si no has escuchado antes esa palabra, lean el libro de Daniel en los capítulos siete y ocho, ahí se los menciona media docena de veces. Siendo llamado el anciano de día, y es maravilloso. Ahora, muchas personas nunca han escuchado ese nombre ni saben de él, pero, afortunadamente, Daniel lo conocía, así que supongo que quizás con un montón de leones hambrientos no podrías elegir una mejor persona para que esté contigo que el anciano de día, también llamado el señor del mundo, y también el patrocinador del Templo de la Universalidad, así que, empieza a hablar y yo estoy realmente emocionada. Y él dice: “Sí, el doctor Moon me llevó allí y me trajo aquí esta noche” y dice: “Hemos sido amigos hace mucho tiempo, transitamos caminos similares, ambos pasamos muchos años en prisión por tratar de ayudar a las personas, lo cual es muy cierto. Así que quiero leer algo que me hizo recordar anoche, porque sabía que quería hablar de él y en agradecimiento por haber venido a hablar conmigo y el grupo. Él dice: “El Rev. Dr. Moon y yo hemos sido buenos amigos por muchos años. Tenemos mucho en común. El Dr. Moon trabaja constantemente en el MEPI, que es la Iniciativa de Paz de Medio Oriente, de la cual he hablado muchas veces aquí, y es tal cual dice, un esfuerzo de paz para el Medio Oriente, y yo he estado allí 31 veces para asistir a 31 conferencias. Gracias al Dr. Moon y a la unificación de Corea del Norte y del Sur, yo he estado allí, en Corea del Norte, ellos son como todos los demás, quieren paz. De los más de 100 países que visité he visto lo mismo, la gente solo quiere vivir en paz, pero me gusta el reconocimiento y un poco de conversación. De todas formas, así es como veo a la gente. Hay muchos humanitarios y líderes mundiales que trabajan con el Rev. Moon por aquí, y sobre esa iniciativa de paz en Medio Oriente incluye  a los hombres con los que tanto has hablado, incluyendo a Anwar Sadac, Isaac Rabin, Yaser Arafat, Mahatma Gandhi y siguió nombrándolos. Golda Meir, Madre Teresa, John Kennedy, George Washington Carvert, ese gran hombre que salvó al sur con su producción de maní que tanto amamos. Muchos líderes de las Naciones Unidas que han hecho transiciones dicen que hay más personas uniéndose cada día. Su presidente Lincoln lidera el grupo de presidentes estadounidense que han hablado con su grupo a lo largo de los años, como su gran amigo, el doctor Martin Luter King. Este nuevo año 2014 es, como le dicen las personas, el año del espíritu. Si los sumas, lo que obtienes es un 7, y ese es el número del espíritu. Una oportunidad para que las personas trabajen alineadas con nosotros de este lado. Qué bendición hablar con este gran hombre, que sacrificó su vida y nos dejó vida, como lo hizo el Dr. Moon al vivir por el bien de los demás.

Cuando escuché eso, hace 35 años, y escuché al Rev. Moon hablar de esto, vivir por el bien de los demás, cuando él invitó y recibió a 20.000 ministros de todos los EE UU, un gran número. Se preguntarán por qué fue tanta gente y han escuchado tan poco sobre esto. En ese momento, con todos los gastos pagados por dos semanas en el Great Walkerhill, pude ver y sentir la belleza de ese hombre (el Padre)

Muchos de los ministros dijeron que estaban esperando que sucediera algo malo. Todos esperando a ver cómo era realmente ese hombre.  Porque nadie podía ser tan bueno, y no ofrece hospedaje de varios miles de dólares en este hotel sin pedir nada a cambio. Es sorprendente cómo las personas tienen esos prejuicios. Pareciera que muchas personas hacen sus juicios desde el estómago. ¿No es así? Ellos dicen: “no puedo digerir esto” Pero, ¿saben qué? Pareciera que si estás haciendo el juicio desde tu corazón, puedes conectarte con el corazón de las personas, y les diré, amigos, después de estos 35 años mi corazón siempre ha mantenido la más alta estima por el Dr. Moon, su familia, y los cientos de miles de sus ministros, y su gente alrededor del mundo, quienes están viviendo por el bien de los demás.

De todos esos viajes que hiciste, ¿a cuántos has ido al Medio Oriente?

A 31.

Bien, ¿y eran interdenominacionales?

Si, lo eran.

¿Y tu propósito allí era hacer qué cosa?

Era juntarme con líderes religiosos, políticos y sociales.

Y en estos viajes has conocido diferentes ministros cristianos en los EE UU. Has conocido a Yaser Arafat en Palestina, lo cual es sorprendente.

Me saqué fotos con él, pero ahora no las traje. Perdón, en otra ocasión las traeré. Es un buen hombre.

Lo que estaba sucediendo ahí estaba siendo respaldado por el Dr. Moon. Fue un apoyo interdenominacional de ministros, de gente de fe para que orara por la paz en Medio Oriente, el lugar más problemático del mundo.

Esa es nuestra canción: “Shalom, Salamalekoum”, oren por la paz en el Medio Oriente, y caminamos por esas calles entonando cánticos, y les diré algo, la firma para poder entrar a Medio Oriente la conseguí de milagro. Sin esa firma nunca podría haber entrado al país. Pero todo es posible, amigos. Tengan siempre en mente, como dijo Jesús…

Ahora quiero volver a la historia, Betty. Este fue tu primer viaje allí, y estabas por firmar ese documento, los ministros de todas las denominaciones estaban en Jerusalén, hubo un bombardeo.

Hubo siete muertos. Estaban detrás de nuestro colectivo.

Y lo que pasó aquí es que las tensiones eran muchas.

Fue un milagro que estos líderes hayan sobrevivido, y fueron 400. Drusos, Judíos, Musulmanes, Cristianos.

De todo el mundo en Jerusalén.

Muchas personas no pudieron viajar en el autobús porque estaban asustados. Estaba sucediendo la Intifada.

Sí, bueno. Lo que pasa es que este documento es un juramento por la paz.

Nosotros teníamos un escenario de seis metros.

Grande, ahí está.

Ahí está, ven a firmar.

Vacío. No hay firmas. Están en el último día. Vos tenías planificado irte…

Finalmente. Tenía dos horas para volver a Tel Aviv.

Al aeropuerto. Estás esperando en esta sala.

Lo pude sentir, eran pináculos. Pude sentir al espíritu moverse en ese cuarto. Y dije: una llama, es todo lo que necesitamos. Una llama, es todo lo que necesitamos.

Y ahora lo que quiero que hagas, Betty, es describir cómo pasó eso, justo antes, era la última hora.

Nos quedaban minutos para firmar.

Y ya está. Gracias por venir. Sin firmas. Los Musulmanes y los Judíos no debieron estar muy felices.

Estoy en ese cuarto, y recuerdo el Libro de los Hechos. Y este hecho, solo un dedo, el dedo de fuego. No estaba sucediendo, amigos. Nunca he escuchado tanta pasión de gente que quería paz. Y yo soy así, me pongo a mirar si hay un hombre pequeño que es tan pequeño que apenas lo puedo ver en el podio. No lo ví pasar por ahí y me pregunto quién es. Ese hombrecito solo se para ahí y dice: “no sé por qué estoy aquí, no sé qué estoy haciendo aquí, no soy un hombre religioso” Era judío. “No soy religioso, ni político. Soy el padre de un hijo de 19 años que tiene el corazón destrozado. Mi hijo único, quien fue asesinado en uno de los bombardeos. ¿Cómo podía negarme a donar sus partes, su corazón, y todos sus órganos a esa niña de 12 años que fue tan gravemente herida en las represalias de ese bombardeo?

Y la niña palestina, él le dio los órganos de su hijo para ayudar a una niña herida mientras Israel tomaba represalias por ese bombardeo.

Y él ha sido crucificado.

Estoy seguro. Estás ayudando a la gente que nos está matando.

¿Cómo pude no hacerlo? Él estaba buscando paz. ¿Pueden entender que era lo que tenía que hacer? Bueno, les diré que ocurrió el Pentecostés. Podrán llamarlo pandemónium, pero yo lo llamaré por siempre Pentecostés. Esa fue la llama del amor que él no había planeado, pero, “¿cómo podía evitarlo?” dijo él. Y todos saltaron al suelo cantando y bailando Hava Nagila, y todo siguió y siguió. Y yo estaba así como ¡oh, Dios mío! Gracias, Dios, gracias Dios. Siempre estuve tan fascinada por esta historia y por esa imagen de la biblia. Y tuve que vivir esta experiencia. Es por eso que nunca me perdí un evento de Iniciativa de Paz para Medio Oriente. Jordan y yo vamos a Egipto por nuestra cuenta, probablemente el año que viene iremos allí, probablemente iremos. Porque hemos mantenido en secreto a Egipto porque es un lugar muy sagrado y especial. Gracias por recordarme esta anécdota.

Una historia increíble.

Gracias. De todos modos, el señor Mandela dice que más gente están uniéndose allí, todas estas personas con las que hablaste están trayendo más personas al Mundo Espiritual. Así que, lo que significa que más personas serán inspiradas, porque inspirado significa “en espíritu” y ellos estarán escuchando de aquéllos que no entienden por qué de repente me siento, ya sabes, que quizás podamos dar, como lo dice, darle una oportunidad a la paz podría funcionar. Creo que hemos escuchado eso hace 40 años, darle oportunidad a la paz. No hemos escuchado eso hace mucho tiempo.

Mataron al tipo que dijo eso.

Oh, no.

Sí. Le dispararon. Este hombre que fue quien dijo “darle una oportunidad a la paz!” fue prohibido, los EE UU trataron de detenerlo para que no venga al país. Porque lo veían como una amenaza para los EE UU.

No hablen de la paz. Pueden hablar de odio todo lo que quieran.

Todo lo que quieras. Te puedo dar un micrófono.

Y este año del espíritu, 7 chacras, los 7 días de la semana, y en el Libro del Apocalipsis se habla mucho sobre el número 7. Es una oportunidad para trabajar alineados con nosotros en este lado, dijo. Y este es Mandela hablando. Este es un tiempo en el que vamos a estar muy cerca, en donde ellos hablarán con nosotros, como dijo Jesús. Y me dicen “nosotros esperamos, ya sabes, personas de influencia, y estamos esperando que ustedes pregunten, no podemos hacerlo si ustedes no preguntan. Los estadounidenses suelen saber esto, nosotros vemos que este país, con leyes masónicas de paz… De todos modos… así que él dice: “vivir y enseñar ese dictamen” Ahora tenemos pocos minutos, pero coy a contar bien rápido un par de historias acerca de mis amigos unificacionistas, porque ellos no te lo dirán. Bueno, en este plano terrenal tuvimos un gran éxito, pero, como les estoy diciendo, él está reclutando a otros como él de cualquier tiempo histórico, porque no hay tiempo ni espacio. Así que si él quiere hablar con… quieren que nosotros hablemos con estos grandes seres, podemos. Él los podrá traer allí e inspirarlos. Hay dos cosas que quiero compartir con ustedes muy rápidamente, porque la gente unificacionista no lo hará. Todo lo que ellos hacen es para ustedes, para mi. Ellos no piden nada a cambio, y ellos no presumen ni hablan de las cosas que han hecho en el mundo mientras viajé con ellos, los conozco por más de 35 años, y sé que esto es verdad. Y lo que les quiero decir ahora quizás ellos lo reconozcan. Antes que nada, ellos hicieron condiciones para la caída del Muro de Berlín. He escuchado referencias de esto no de parte de ellos, porque ellos no dicen nada. Pero la verdad es a menudo escondida y raramente expuesta. Es un tiempo en el que estos secretos serán revelados. Esto requirió de muchos cánticos, de sentarse bajo el calor del sol en Berlín, bajo la nieve durante meses, apareciendo cada día y durmiendo en las veredas, en esas veredas congeladas. Y ellos cantaron diciendo que el Muro de Berlín debe caer, y “espíritu” me dijo que lo hicieron, y yo le creo. Bien. La otra historia es que “espíritu”, cuando yo estaba en uno de los viajes, me dice: mi profesor espiritual Elías, el gran profeta de Israel, ha dicho esto: la forma en la que el Muro cayó, la estuve planificando durante años, estuve llevando dinero a Rusia, ellos estaban pasando frío y morían de hambre, y dijo, tomé a los Little Angels, el grupo de baile, y, dijo, cuando él y esa gran alma, así es como lo llama, esta gran alma, Mijail Gorvachev, nosotros estábamos esperando por eso, lo planeamos, y la cortina se cayó. Estas dos grandes almas  se unieron, derribaron la barrera, y la cortina cayó. Siempre me sorprendió porque… porque son modestos, lo están haciendo por el bien de otros, no por ellos mismos. Pero de todas formas lo hicieron. Así que le dije a la diosa Sofía, con quien hablé varias veces, y ya saben, ella es la diosa de la sabiduría, y… dije que todos buscan la verdad, y ella dice que no, que no lo hacen. Muchas personas no quieren la verdad. Y yo dije “Bueno, la Biblia dice: Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Ella dice “Eso es exactamente lo que el querido Jesús dijo, pero la mayoría de las personas no quieren conocer la verdad”. Bueno, ahí lo tienes. Los amo.

Amigos, quiero decirles que aquí en Tucson, en la esquina del Country Club, todos los domingos a las 11, el Templo de la Universalidad tiene su servicio semanal. Fue fundado por la Reverenda Betty Tatalajski. Ella nunca planeó iniciar esta iglesia, nunca intentó convertirse en ministra, pero le fue dicho en apariciones en Camp Chesterfield, Missouri, que lo hiciera. Una iglesia basada en la premisa que hay verdad en cada religión. 11 en punto, domingo, Templo de la Universalidad.

Gracias, amigos.

ceremonyofangels

Traducción al español:

Yamila y Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


Día de la Victoria del Amor

1618517_700200593348061_1621834048_n

Heung Jin Nim, el segundo hijo de nuestros Padres Verdaderos, murió el 2 de enero de 1984 a las 1:15 am, por las heridas que recibió en un accidente automovilístico el 22 de diciembre de 1983.
El accidente se produjo en una carretera helada aproximadamente a media hora de distancia de Barrytown (Nueva York), mientras Heung Jin Nim estaba conduciendo su coche, un Honda Civic modelo 1983. Otros dos hijos bendecidos, Jin Bok Lee y Jin Kil Lee, estaban en el coche con Heung Jin Nim. También resultaron heridos, pero se han recuperado.
El coche de Heung Jin Nim, que se dirigía hacia el sur por la ruta 9, chocó con un camión con remolque que circulaba en dirección hacia el norte. El conductor del camión ha admitido la total responsabilidad por el accidente. La policía había colocado señalizaciones a lo largo de la carretera para alertar a los conductores de las condiciones resbaladizas de la calzada. El conductor del camión, al ver las luces de bengala, calculó mal la situación y pisó el freno, perdiendo el control de su vehículo, esto hizo que la parte trasera del camión se saliera de curso y se dirigiera hacia el carril en dirección sur, hacia el auto en que venía Heung Jin Nim y los hermanos Lee.
El Honda Civic fue tan gravemente dañado que la policía tuvo que cortarlo en cinco partes para quitar a los jóvenes heridos. Heung Jin Nim sufrió lesiones en la cabeza que normalmente hubiera matado a una persona al instante. Después de la cirugía cerebral, permaneció en coma durante doce días, y falleció en el Hospital St. Francis en Poughkeepsie, Nueva York.
Los hermanos Lee han testificado que Heung Jin Nim salvó sus vidas heroicamente al girar bruscamente el coche para que el impacto diera de su lado, y no del lado de ellos.

1618589_700048323363288_1313427060_n

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.