El Valor de la Belleza

Escribe desde Argentina: Juan Varga

 

Juan Varga

Hablar de belleza puede parecer un tanto externo, trivial o efímero, especialmente cuando se trata de valores y virtudes. Sin embargo haremos un intento de definir la belleza desde el punto de vista ético y trataremos de articularlo con lo estético, sin caer en el simplismo de afirmar que lo bello es bueno y lo feo es malo. Algo o alguien puede ser poco atractivo estéticamente, sin embargo puede ser muy atractivo en lo afectivo, emocional o espiritualmente.

Si tenemos en cuenta el famoso y certero dicho: “sobre gustos no hay nada escrito”, el cual hace referencia a la subjetividad de cada persona, nos daremos cuenta de la dificultad de ponernos de acuerdo en relación a este tema. Sin embargo podemos coincidir en que lo ideal es la unidad entre la belleza interior y exterior. He ahí que la belleza es una cualidad deseable para todos y por consiguiente es buena.

¿En qué sentido entonces lo bello pasa a ser malo y lo feo puede ser bueno? La respuesta tiene que ver con la relación entre envase y contenido, entre la envoltura y lo interior, entre la forma y la esencia.

También existe lo aparentemente bello, dependiendo del propósito de la belleza, es decir, cuando ésta es usada para fines egoístas, entonces la belleza se convierte en una herramienta de lo malo y pasa a ser un arma peligrosa.

¿Por qué nos vemos en la necesidad de catalogar a la belleza como valor? ¿Cómo podemos desarrollar el sentido de la hermosura y convertirnos en personas virtuosamente bellas? ¿Cuándo o bajo qué circunstancias la belleza pasaría a ser un valor ético hasta el punto de ponerse a la misma altura de la bondad, la paz o la felicidad?

Para responder a estas preguntas, es sumamente importante comprender la interacción existente entre cada uno de los valores y las virtudes que hacen a nuestro mejoramiento como individuos y tener una visión que abarque la totalidad.

Al igual que la armonía, la belleza es la resultante de una combinación entre el movimiento, las formas, los colores, el espacio, los ritmos, etc. que son percibidos a partir de un objeto real o imaginario, que estimula al sujeto produciéndole una agradable sensación de alegría o bienestar interior.

La naturaleza tiene belleza y de una u otra forma llega a cada uno de nosotros en sus innumerables manifestaciones. Un paisaje, una flor, una noche estrellada, un amanecer… Lo bello afecta benéfica y saludablemente a nuestros órganos y sentidos, a nuestro estado de ánimo y en especial a nuestros sentimientos.

Generalmente el concepto de belleza está íntimamente relacionado con las artes visuales (el diseño, la pintura, la escultura, etc.) Sin embargo, a la luz de los valores y las virtudes, podemos definir a la belleza como el valor que permite al hombre apreciar y entrar en una relación de dar y recibir con todas las cosas que le rodean y con sus semejantes, produciéndose un estado de satisfacción y bienestar (interior y exterior), tanto en si mismo, como en los otros seres con quien éste se relaciona.

El carácter bello y armonioso de un individuo consiste en su capacidad de combinar los valores de la simpatía, la elocuencia, la amabilidad, el tacto, y la bondad.

Otra definición de belleza es que ésta es el fruto del amor. Cuando un sujeto ama intensamente a un objeto éste le devuelve belleza en proporción directa a la intensidad de dicho amor. Por lo tanto, vemos que sin desconsiderar la subjetividad podemos encontrar un principio universal que define a la belleza y cada uno podrá percibirla de acuerdo a su propio criterio personal.

Concluyendo, podemos decir que sobre gustos, en cuanto a valores y virtudes se refiere, sí hay algo escrito.

Una historia:

BELLEZA RELATIVA

Moses Mendelssohn distaba de ser guapo. Además de una estatura algo baja, tenía una grotesca joroba.

Un día visitó a un mercader de Hamburgo que tenía una hermosa hija llamada Frumtje. Moses se enamoró perdidamente de ella, pero a Frumtje le repelía su apariencia deforme.

Cuando llegó el momento de despedirse, Moses hizo acopio de valor y subió por las escaleras hasta el cuarto de Frumtje para tener una última oportunidad de hablar con ella. Era una visión de belleza celestial, pero a Moses le entristecía profundamente su negativa a mirarlo.

Después de varios intentos de conversar con ella, le preguntó tímidamente:

-¿Crees que los matrimonios se crean en el cielo?

- Si – respondió ella, todavía mirando al suelo-. ¿Y tú?

- Si, lo creo – contestó – verás. En el cielo, cada vez que un niño nace, el Señor anuncia con que niña se va a casar. Cuando yo nací, me fue señalada mi futura esposa. Entonces el Señor añadió: “Pero tu esposa será jorobada”. Justo en ese momento exclamé:

- “Oh, Señor, una mujer jorobada seria una tragedia. Por favor, Señor, dame a mi la joroba y permite que ella sea hermosa”.

Entonces Frumtje levantó la mirada para contemplar los ojos de Mendelssohn y un hondo recuerdo la conmovió. Alargó su mano y la dio a Mendelssohn, más adelante se convirtió en su devota esposa.

Moses Mendelssohn

Frases célebres sobre la Belleza

“La belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora.”

(José Ortega y Gasset)

“Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.” (Confucio)

“Las cosas más bellas y mejores en el mundo no pueden verse ni tocarse, pero se sienten en el corazón.” (Helen Keller)

“Busca la belleza en todo y cuando mires profundamente y por bastante tiempo, la verás.” (Margarita Dresler)

“Por muy poderosa que sea el arma de la belleza, desgraciada la mujer que sólo a este recurso debe el triunfo alcanzado sobre un hombre.” (Severo Catalina)

“No es la belleza lo que inspira la más profunda pasión. La belleza sin gracia es un anzuelo sin cebo. La belleza sin expresión cansa.” (Emerson)

“La belleza es la frente, el amor, la corona.” (Víctor Hugo)

“La belleza es una carta de recomendación a breve plazo.” (Ninón de Lenclós)

“La belleza es el esplendor de la verdad.” (Platón)

“La belleza de la mujer se halla iluminada por una luz que nos lleva y convida a contemplar el alma que tal cuerpo habita, y si aquélla es tan bella como ésta, es imposible no amarla.” (Sócrates)

Cómo embellecer tu alma

El limpiador de tu alma es el perdón.

Deberás usarlo todo el tiempo, apenas veas una impureza, aplícalo.

No te acuestes nunca sin haber pedido perdón y sin haber perdonado.

El resultado será que en paz te acostaras y asimismo dormirás y tu sueño te sustentará.

El hidratante de tu alma es la oración.

Si no hidratas la piel de tu rostro, se marchita. Así, si no oras, tu alma se reseca.

Pero a medida que confías en Dios, el afán y la ansiedad desaparecen, y aprendes a reposar y esperar en el Señor.

La tonificante de tu alma es la alabanza.

Cuando alabas a Dios y vuelves a El tus pensamientos, cuando te olvidas de ti mismo, sin egoísmo en tu corazón, quedas libre para que Dios ponga en ti su gozo.

La nutritiva de tu alma es la Palabra.

Así como en lo físico no puedes vivir sin alimentos, tu alma necesita el alimento de la Palabra de Dios.

Cuando te alimentas con la Palabra, la debilidad y la confusión desaparecen.

Serás como árbol plantado junto a corrientes de agua.

El protector de tu alma es la coraza de la Fe.

Con la Fe te protegerás de las inclemencias de la vida, mirarás por encima de las circunstancias y pasarás victoriosa en medio de las pruebas.

A través de ti, Dios moverá montañas y alcanzarás a otros para gloria de Dios.

Si usas a diario estos productos de belleza, tu alma se mantendrá limpia y tu corazón será puro. Te saciarás de bien, de modo que te rejuvenezcas como el águila.

Juan Varga         juaneduvarga@yahoo.com.ar

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s